Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Revitalizá tu pelo: 3 tratamientos caseros y 2 de salón

¿Te pusiste a experimentar con tu look en la pandemia? No sos la única. Te contamos qué te puede estar pasando y te damos algunas claves para recuperarlo


Foto: Luke Pennystan/Unplash

Foto: Luke Pennystan/Unplash



Estar más tiempo en casa, con las peluquerías cerradas y la ansiedad pandémica, fue la combinación imbatible y propicia para mandarse alguna. Y si es con nuestro pelo, más todavía porque –seamos realistas– algunas de nosotras somos muy de experimentar.

¿Por qué ‘se quema’ el pelo?

Cuando decimos que el pelo está “quemado”, nos referimos a que está seco, erizado, se rompe con facilidad, tiene las puntas quebradizas y –consecuentemente– no crece o no lo hace como debería, además de que, a simple vista, se ve pajoso. En pocas palabras, podríamos definirlo como que “está enfermo”. El pelo, estructuralmente, está compuesto (de afuera hacia adentro) de cutícula, córtex y médula. De acuerdo a cuántas capas se hayan afectado, estamos hablando de un nivel de daño u otro. Por ejemplo, cuando el pelo está simplemente seco, lo que se lastimó es la cutícula, mientras que en el pelo quemado (que se ve como “chicloso”), lo que está comprometido es la médula.

Entre las causas que más pesan para que el pelo se queme:

  • El uso excesivo de secador, buclera o planchita (por la acumulación de calor).
  • El exceso de tintura o decoloraciones.
  • Los tratamientos capilares excesivos.
  • La exposición al sol o al cloro de las piletas.

Cómo recuperarlo

Dependiendo de cuál haya sido tu crimen capilar, la solución será diferente. Por ejemplo, si el pelo está seco, podés recurrir a los baños de crema. Si, en cambio, ya tiene cierto daño, lo que puede salvarte es un buen corte de pelo (y de paso cambiás el look), pero si está “quemado”, ahí sí hay que hacerse un tratamiento con un especialista. Acá, algunas mascarillas para probar en casa, y si tu situación es más complicada, info sobre dos alternativas que se hacen en peluquerías.

Tratamientos caseros

  1. 1

    Aloe + oliva. Mezclá 5 cdas. de aloe vera con 2 cdas. de aceite de oliva. El aloe vera tiene?propiedades antiinflamatorias,?y el aceite de oliva actúa como capa protectora.
  2. 2

    Coco + almendras. Mezclá 2 cdas. de aceite de coco con 1 cda. de aceite de almendras. Esta “poción mágica” es buena para?evitar el envejecimiento del?pelo.
  3. 3

    Palta + coco. Mezclá 1 palta con 3 cucharadas de aceite de coco. La palta tiene propiedades?antiinflamatorias y antisépticas.

Tratamientos de salón

  1. 1

    Genoma. Restaura el ADN del pelo extremadamente dañado o con explosión química para que vuelva a recuperar su estructura interna. Lo que lográs es restaurar desde la médula los elementos originales del pelo, sin recurrir a la keratina, que, como tiene formol, hace que lo que está roto siga roto. También genera un efecto antiquiebre. Lleva entre 2 y 3 horas y tiene un costo de $5800.
  2. 2

    Cocada. Otra opción –en este caso para lograr una nutrición intensa– es el tratamiento Cocada, que es a base de coco (¡hasta tiene pedacitos!). En este caso, el costo es de $3500. Más info: @rominasarlinga.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.