Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Sentirme hija




15.10 hrs del jueves: Armando 2 mochilas para irnos una noche a casa de mi madre. Para que hijas corran sobre el verde y se metan en la pileta, y para yo sentirme un poco hija, y que me contengan. Si todo el huracán/revolución que vengo transitando estos días sólo sirve para esto último, bienvenido sea.
Las presencias de abuelos (de otros adultos involucrados con mis nenas) y por qué no, de espacios abiertos... hacen todo más fácil.
Ya de a poco iré juntando coraje para aclararme y expresarme. El texto acerca de mis 4 años, de ese rasgo de mi niñez, no fue casual, está claro. Si elegí mirar hacia atrás fue porque esa dificultad hoy día también me estaba, me está pesando. Contenida, así dije sentirme. Contenida y conteniendo lágrimas con un nudo-sonrisa.
Justo ayer, de casualidad, me reencontré con este viejo video mío que muchas ya vieron (con la imagen muy rota, sepan disculpar) y sentí tan oportunas mis propias palabras:
20.05 hrs: Madre nos pasó a buscar al volante. Levantamos a mi sobrina y antes de entrar a la casa, hicimos vista fugaz al supermercado (¡compramos salmón!). Ahora recién acabamos de llegar. Hijas se copiaron de su prima. Ni bien la vieron toda emperifollada de Bella, exigieron ponerse ellas también sus disfraces. Ahora andan las 3 jugando a las princesas. "Levántese el vestido, por favor, para subir las escaleras".

Caras raras. Abuela y nieta

Caras raras. Abuela y nieta



Cosquillitas

Cosquillitas



Bella, Cenicienta y Mérida

Bella, Cenicienta y Mérida


22.52 hrs: Madre y nietas descansan en su cuarto. La perra, a unos metros, mastica un hueso. Tomo un café con espuma. Rico. En eso madre baja: "Se durmieron por riguroso orden de edad. Primero Lupita, después Isabel y última, China Inés". Luego madre me ofrece un budín, o unas pasas de uvas. Acepto el budín. Lo corto, lo mastico. Echo a la perra: "Afuera, Pepa".

Mirando Caillou

Mirando Caillou


01.52 hrs de viernes: No arribo a conclusiones, no tengo ganas. Estoy en época de gran baile, pero me siento querida y cuidada. No puedo pedirle mucho más a la vida. Tengo que darle, oh, sí. Tengo que dar-me (y estoy preparada).
¿Cómo es hoy la relación de ustedes con sus padres y de ellos con sus hijos? ¿En qué momentos se sienten hijo/as? Si tuvieran que elegir una palabra que las exprese en este arranque de año, en esta breve semana, ¿cuál elegirían?
PD: Ah, a pedido de varias, estoy abriendo el seminario del taller de expresión escrita en febrero. Para más info: inetaller@gmail.com . También en TW con @Ine_blog .

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.