Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Tomás de Achával en California

María Sonia Cristoff




Dice Tomás de Achával que aunque viaja mucho por trabajo hasta ahora ha logrado que ese hábito no atente contra la curiosidad que le provoca llegar a un lugar nuevo. "Siempre hago malabares para encontrar los ratos libres, los minutos entre reunión y reunión, para saber de qué se trata la ciudad en la que estoy. Toda la vida me gustó viajar y siempre he creído que si hubiese vivido en el siglo XVI me las hubiera arreglado para pertenecer a la tripulación de algunas de esas grandes exploraciones que salían en busca de tierras nuevas."
Por su trabajo como director general de Bodegas Chandon acaba de volver de Rusia, y por el mismo motivo ha ido tantas veces al norte de California, donde la firma tiene una bodega. "California parece ser para mí como uno de esos destinos a los que uno se ve obligado a volver por distintos motivos y por distintas circunstancias de la vida, porque, en realidad, muchos años antes de dedicarme a la industria del vino yo viví en el sur de ese mismo Estado, donde trabajaba como ingeniero industrial."

Las calles de San Francisco

Independientemente del rumbo que después tenga que tomar en California, Tomás de A. siempre se las ingenia para pasar algún tiempo en San Francisco, "una de las ciudades más fascinantes del planeta, sin duda alguna. Me gusta mucho su arquitectura, las casas de madera, el contraste con los edificios, y me gusta sobre todo llegar en un día de bruma, cuando todo se ve apareciendo a medida que uno ingresa en la ciudad.
"Voy siempre a recorrer toda la zona de la bahía, donde está la mayoría de las casas coloniales que logró sobrevivir a los dos incendios que tuvo que soportar San Francisco. Basta verla para entender por qué fue consumida casi absolutamente: las casas de madera y ese viento que sopla con tanta insistencia lo explican todo. En esa bahía, justamente, el viento corre con menos fuerza y es un lugar óptimo para pasear unas horas antes de que sea de noche.
"Otro de los lugares con el que estoy encariñado es el Drake Hotel, que no se destaca particularmente por nada y sin embargo tiene todo para que yo me sienta como en casa. Y siempre voy también al Fisherman Wharf, en la zona del puerto, donde preparan un king crub increíble. Me gusta ir en verano y sentarme en algunas de las mesas que están afuera, con todo el aire que viene de las aguas de la bahía." A pesar de las visitas repetidas, dice Tomás de A. que nada le impide dedicarse a los planes más netamente turísticos: el Barrio Latino, el Chino -"sin duda el más impresionante de todos los que hay en Estados Unidos"-, los paseos en tranvía.

La ruta de las bodegas

Más allá del Golden Gate todo cambia. "Uno cruza el puente y todo se abre, hay un recorrido maravilloso de una hora y media para llegar hasta la zona de Napa Valley y de Sonoma County, donde está ubicada gran parte de las bodegas del Estado de California, todas preparadas para recibir a los turistas con paseos por las instalaciones y degustaciones.
"En el medio del trayecto van apareciendo pueblitos marinos uno al lado del otro, en un camino con muy pocos árboles. Excepto en los alrededores del Russian River, uno de mis sectores favoritos: ahí hay una cantidad enorme de secoyas y cada vez que veo ese árbol no puedo creer que sea tan perfecto, tan simétrico." St. Helena, en Napa Valley, es uno de los pueblos donde Tomás de A. siempre se detiene. Una de las razones que lo explica es Greyston, un monasterio que con el tiempo fue convertido en restaurante y en sede de una de las escuelas de chefs más importantes del país.
"El lugar en sí es algo imponente, con toda esa atmósfera de los monasterios que existían en esa parte de la costa oeste; las paredes son sólidas, tanto que lograron resistir todos los temporales y adentro se respira un clima frío, húmedo, una atmósfera de siglo pasado que es extremadamente difícil de encontrar en cualquier lugar de los Estados Unidos.
"La última vez que fui pude entrar en la cocina, después de comer, y es casi como ingresar en una nave espacial: todo es de última tecnología, limpio, inmenso. Ese día comí algo delicioso, el tuna ahi , un plato que está muy de moda en el Oeste americano, y que es justamente el atún de las islas del Pacífico preparado de una manera en la que queda prácticamente crudo por dentro."
Napa Valley alberga más de doscientas bodegas, un crecimiento súbito si se tiene en cuenta que en 1966, cuando Robert Mondavi fundó la que lleva su nombre, eran sólo seis en el valle las que tenían distribución nacional.
"La Bodega Mondavi es una de mis favoritas, sobre todo porque en la construcción mantiene ese estilo californiano que me recuerda las casas de la serie El Zorro : ese estilo con reminiscencias españolas, casas bajas con arcadas, las paredes macizas, las puertas de madera.
"Justamente frente a Mondavi está otra bodega que realmente vale la pena ver: es Opus One, un joint venture entre Mondavi y Rothschild, un hito en la historia del vino, porque así se unen la cultura francesa y la americana.
"El edificio de Opus One de corte futurista, con un diseño esférico sorprendente. Eso es algo interesante de observar, cómo cada una de las bodegas impone su estampa, su línea, no sólo en el producto sino también en las instalaciones donde funciona."
Al sur de Napa Valley está el pueblo de Yountville, el más próximo a las instalaciones de Domaine Chandon, y por ende el más repetido en las estadas de Tomás de A. "Una de las cosas de Yountville que más disfruto es salir a correr a la mañana y encontrarme todo ese verde que no termina nunca, que en verano se ve todo amarillo. Es tan lindo que incluso me olvido del esfuerzo de correr, sigo por el gusto que me da ver un lugar tan apacible, tan poco opresivo."
El pueblo es chico, con un par de bares y restaurantes sin ostentación de ningún tipo. Cuenta Tomás de A. que es común que uno se cruce con chicos que están en plena transacción por alguna fruta o verdura con el dueño de algún negocio, porque ahí se han instalado muchas familias que viven de lo que cosechan, y que también es común que al verlos, se pregunte si no será ésa una buena forma de vivir la vida.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.