Newsletter
Newsletter

Gran Hermano 2022: ¿qué exige el protocolo de consentimiento del reality?

Para evitar situaciones de violencia sexual luego del abuso ocurrido en la versión española del reality del año 2017, existen reglas claras que, además de fijar nuevas normas dentro de la casa, nos movilizan como sociedad. Recordamos cuándo el sexo es consentido y cuándo no.


Gran Hermano: Maxi y Juliana buscaban un punto ciego en las cámaras para tener relaciones y se activó el consentimiento informado

Gran Hermano: Maxi y Juliana buscaban un punto ciego en las cámaras para tener relaciones y se activó el consentimiento informado - Créditos: Captura de TV



A partir del abuso sufrido por una participante de la Casa de Gran Hermano de España en 2017, en cualquier lugar del mundo donde se lleve adelante el reality se instaló un protocolo para tener sexo en la casa, en el que ambos participantes deben muestrar su consentimiento a cámara.

Así sucedió en Gran Hermano 2022 versión argentina, cuando Juliana y Maxi, dos de los participantes que manifestaron querer tener relaciones, se mostraron juntos en una fiesta y a punto de tener sexo. En ese momento, la producción del programa les recordó el acuerdo firmado al ingresar a la casa y los alertó que estaban pasando por alto el protocolo de consentimiento.

Protocolo de consentimiento en Gran Hermano: ¿en qué consiste?

Cada uno de los participantes que quiera tener sexo debe manifestar explícitamente ante la cámara su conformidad de hacerlo, ya sea que se trate de una pareja o de un encuentro casual entre dos o más participantes. Con un gesto de pulgar hacia arriba a cámara en donde ambos se encuentren conscientes, sin estar bajo efectos del alcohol, es suficiente.

Cuando pensamos en un abuso o en una violación, la imagen que suele aparecer es la de una persona desconocida que nos ataca, nos encuentra en un rincón oscuro en la noche, o nos droga y obliga a tener sexo sin preguntarnos.

Además de ese escenario, que lamentablemente también ocurre, el abuso y la violación se da en escenarios mucho más cotidianos, familiares, es mucho más habitual de lo que imaginamos y muchas veces sucede en tu propia casa y con tu propia pareja.

Consentimiento dentro de la pareja

Sin consentimiento siembre es abuso, también cuando sucede dentro de una relación de pareja. Puede ser tu marido, novio o tu pareja de sexo ocasional, da igual porque en cualquier caso tener sexo sin que una de las dos partes involucradas manifieste explícitamente su consentimiento es una forma de violencia sexual. De esto hablaban en una entrevista radial con Flor Torrente, cuando ella preguntaba al aire si nunca habían tenido sexo estando dormidos, dando por sentado que a ella alguna vez le había sucedido.

En este sentido, desde la Asociación Civil Comunicar Igualdad comparten una reflexión necesaria a través de sus redes:  “Si estás dormidas la relación no es consentida. En pareja el consentimiento también tiene que ser informado y explícito, sino también es una forma de abuso”.

Y detallaron: “Si tomaste mucho o consumiste alguna sustancia y estás a los besos y en algún momento decís que no querés seguir, también tenés derecho porque tu voluntad es la que decide qué se hace y qué no se hace con tu cuerpo. Incluso en pareja, el consentimiento tiene que ser informado libre y no absoluto”.

View post on Instagram
 

La politóloga y escritora María Florencia Freijo también cuenta en sus redes que, entre las preguntas más frecuentes que recibe por parte de sus seguidoras, se repite la duda acerca de si una penetración mientras ellas duermen, sea por parte de su marido o novio, es o no es una violación. La respuesta de Florencia es un Sí rotundo. En su último libro Decididas: Amor, Sexo y Dinero, desarrolla la cuestión del consentimiento y la responsabilidad sexo afectiva en detalle.

La naturalización del uso y abuso de nuestros cuerpos por parte de nuestras parejas y de la posibilidad de disponer de ellos como si les perteneciera, nos ha hecho creer que, si decimos que no, somos las jodidas o las histéricas... Y no es no, siempre y más allá del tipo de vínculo establecido.

El caso español que cambió las reglas de juego

El caso que modificó las reglas del reality ocurrió en 2017 en la edición Gran Hermano Revolution, como consecuencia del abuso que vivió Carlota Prado, una participante de esa edición que tuvo una relación sexual sin consentimiento luego de una fiesta en la casa.

En la madrugada del 3 de noviembre de ese año, luego de una fiesta en la que hubo un consumo excesivo de alcohol, Carlota fue abusada sexualmente. ¿Quién fue su abusador? José María López, otro participante y, en ese entonces, su novio. Desde entonces, se instaló un protocolo de consentiminento para cuando hay relaciones sexuales en la casa. Los dos participantes deben mostrar su consentimiento a cámara.

En la actualidad se está llevando adelante en Madrid el juicio por presunto abuso hacia la exparticipante, mientras ella estaba ebria dentro de la casa. 

En este contexto, la sociedad española escaló y sancionó en agosto pasado la "Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual", conocida como "Solo sí es sí” que obliga al consentimiento explícito.  Con esta ley que busca prevenir la violencia sexual se elimina la distinción entre abuso y agresión, se regula la necesidad del consentimiento expreso y se tipifica el acoso callejero.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Gran Hermano: la casa tiene nuevo líder y dos familiares abandonaron el juego

Gran Hermano: la casa tiene nuevo líder y dos familiares abandonaron el juego


por Emanuel Juárez
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.