• SEXO

Sex toys: todo lo que tenés que saber sobre los dildos de cristal

De vidrio templado, entran en temperatura con el calor corporal. ¿Por qué se convirtieron en tendencia?




¿Dildos de cristal? Sí, leíste bien. A nosotras también nos llamó la atención, por eso nos pusimos a investigar para contarte todo lo que necesitás saber si querés probarlos. 

Pero hagamos un poco de historia. Durante la época victoriana del siglo XIX, los primeros dildos eran de piedra o de madera y se conocían bajo el nombre de "consoladores". Hoy sabemos que este sex toy no tiene nada que consolar y que nos habla de la supuesta enfermedad llamada "histeria femenina".  Por aquella época las mujeres que padecían problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con esta supuesta patología, que no tenía remedio y solo podía ser tratada con masajes de clítoris. Los médicos manipulaban (o masturbaban) la vulva de la paciente hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de las mujeres "insatisfechas".

A partir del uso de la electricidad se crearon los primeros vibradores y así la industria de los juguetes sexuales fue creciendo a ritmos exponenciales hasta alcanzar diseños cada vez más elegantes y sofisticados y dispuestos a satisfacer a las mujeres, solas o acompañadas.

Actualmente, como una forma de confiar en la sabiduría ancestral se está volviendo a los orígenes y se fabrican dildos de cristales como el cuarzo, la amatista, la obsidiana y el onix, que son piezas provenientes del norte de Argentina y tienen propiedades energéticas.

También los dildos de vidrio o glass que, al igual que los de cristales, cambian de temperatura con el calor corporal. Al primer contacto son fríos, pero después aumentan su temperatura. También se pueden templar previamente a su uso con agua tibia o caliente y con fuentes de calor como la luz solar; o bien, se pueden poner en la heladera (no en el freezer) para un efecto aún más frío.

Son súper higiénicos, se limpian con agua y jabón debajo de la canilla. Su principal desventaja es que, si se cae al piso o se golpea, se puede romper, así que es muy importante guardarlos en un lugar seguro. ¡Aclaración! Eso no significa que pueda romperse dentro de la vagina o el ano.  El vidrio es un material muy noble, de tal modo que, si bien son duros y rígidos, pueden tener diferentes formas y texturas: rectos, con colores, curvos, etc.

Sobre su uso Verónica Paciullo, comunicadora especializada en juguetes eróticos y sexualidad, resaltó: "Son ideales para penetración vaginal y anal. Estimulan el punto G y la próstata, facilitan el orgasmo y el squirt. Además, tienen su uso terapéutico: muchas ginecólogas y kinesiologías del suelo pélvico lo recomiendan como tutores para sus pacientes con patologías o algún tipo de cirugía, vaginismo o vulvodinia".  Por último y no menos importante, los dildos glass son económicamente muy accesibles y cuestan la mitad que cualquier otro vibrador importado.

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Orgasmo femenino. Saquemos del clóset el placer sexual de la mujer


por Florencia Salort

¿Probaste el audioporno? 7 formas de potenciar el sexo a través de los sonidos


por Denise Tempone

Energía creativa. Ritual para una sexualidad mágica


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.