Newsletter
Newsletter

Si te gusta la astrología y querés aprender más, esto es lo que deberías saber sobre tu carta astral

Si ya conseguiste el dibujo de tu carta astral (sea por una web o una aplicación), te contamos los primeros pasos para empezar a entenderla


Esto deberías saber sobre tu carta astral.

Esto deberías saber sobre tu carta astral.



Lo primero que es importante aclarar antes de arrancar es que resulta clave comprender la diferencia entre Sol, Luna y ascendente. Por un lado el Sol y la Luna son luminarias, pero en Astrología los consideramos planetas, mientras que el ascendente es un ángulo: el comienzo de la rueda astrológica.

¿Cómo se calculan?

De acuerdo a la fecha, hora y lugar de nacimiento y es por eso que es súper importante que seas lo más preciso posible al ingresar tus datos. También hay otras cartas secundarias que se calculan en base a otros factores, pero por ahora vamos con la clásica, la de siempre, “la carta”.

La diferencia entre el Sol y la Luna

Es posible que hayas leído que el Sol hace a la identidad y que la Luna responde a lo inconsciente, pero vamos a intentar ser un poquito más específicos (porque, en realidad, la identidad y el inconsciente son temáticas que se abordan a lo largo de toda la carta y que aparecen simbolizadas de muchas maneras). La diferencia fundamental es la mediación de la voluntad:

  1. 1

    Mientras crecemos, nos identificamos más bien con nuestro signo lunar, porque la consolidación de nuestra identidad es un proceso y la Luna responde a nuestras necesidades emocionales básicas. Entonces, de chiquitos estamos en contacto con nuestro mundo emocional desde un lugar muy visceral, que luego se irá matizando y dará lugar a la conformación de lo que comúnmente llamamos nuestra personalidad (nuestro Sol). La Luna es un reservorio: recuerda, conserva, sabe qué necesitamos (verbo clave) para satisfacer nuestra parte más sensible. También simboliza la figura arquetípicamente femenina de quien nos cuidó o crió, y cifra cómo fue nuestra primera etapa en este mundo. Habla de nuestra comodidad, de lo que nos hace sentir protegidas y de cómo brindamos protección.

  2. 2

    El Sol, en cambio, representa la autoafirmación que viene cuando ya sabemos lo que queremos (verbo clave). La Luna necesita, pero el Sol quiere y elige, y es a través de esas elecciones que consolida su personalidad: aquello que nos identifica y aquello que no. Tiene que ver con nuestra vitalidad, nuestra individualidad y nuestro centro. También representa la figura arquetípica del padre y se corresponde con la adultez.

El caso del ascendente

El ascendente es un ángulo y no un planeta. Es decir, un punto sensible en la carta que representa simbólicamente el momento en el que aparecemos en el mundo: el nacimiento como tal, y el desarrollo que nos lleva de esa identificación lunar al despliegue de nuestro Sol. Habla de cómo somos percibidos por los demás: qué impresión damos y cuál es nuestro sello personal, ese que no podemos disfrazar por más que lo intentemos. El ascendente “se nota” y, como un espejo, proporciona aquellas experiencias que nos van a ayudar a forjar nuestra identidad a lo largo del camino. La casa I habla de manera más extensa de este proceso identitario.

Ahora sí: ¿cómo hacemos para aplicar la teoría en la práctica?

Empecemos por los planetas: Luna y Sol. Vamos a prestarle atención a:

  • En qué signo se encuentran

  • En qué casa están

Y más adelante:

  • Qué contactos hacen con otros planetas

  • Si hacen contactos con las casas

Marylin Monroe. Foto de archivo

Marylin Monroe. Foto de archivo

Un ejemplo: el caso de Marilyn Monroe

  • Sol en Géminis en casa 10. Se habla con frecuencia de las habilidades comunicativas, de los múltiples intereses y de la veta intelectual de Marilyn. Ávida lectora, llevaba un diario y escribía poesía. Le interesaba entablar conversaciones con escritores y filósofos y su curiosidad la hacía incursionar en diferentes hábitos (por el signo). Su lugar estaba en la máxima visibilidad, con una carrera llamada a ser brillante y a definir su identidad (por la casa).

  • Luna en Acuario en casa 7. Su estilo emocional era casual y desapegado, tomaba con naturalidad la libertad en las relaciones y se sentía cómoda teniendo en cuenta el sentido colectivo y las causas idealistas (por el signo). Encontraba su refugio en las parejas (por la casa).

  • Ascendente Leo. La Marilyn diva y estrella de cine que todas conocemos. Aquella que, con su sola presencia, se llevaba el mundo por delante. Cuando todavía era Norma Jean Baker, una anónima, tenía el potencial perfecto que la industria cinematográfica del momento necesitaba para construir a su símbolo sexual, carismático y arrollador: una reina leonina.

Como vimos en el ejemplo, ell signo habla de las características de estas luminarias, y la casa, del área de vida en la que se encuentran inmersos. Más adelante vamos a interiorizarnos en cada una para poder discernirlas. Si ya conocés algo del tema, podés ir pensándolos en función a ello; si no, no te pierdas las notas que siguen.

Juegos Astrales

En esta sección, nos tomamos la licencia de divertimos con los estereotipos zodiacales. ¿Vos cómo sos?

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Predicciones en Argentina: esto es lo que nos dice la astrología sobre el futuro del país

Predicciones en Argentina: esto es lo que nos dice la astrología sobre el futuro del país


por Verónica Barrionuevo
¿cómo viene el pulso astral para cada signo?

Astroclaves de la semana: ¿cómo viene el pulso astral para cada signo?


por Sol Lisdero

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.