Newsletter
Newsletter

Temporada de Aries: así impacta a cada uno de los signos del zodíaco

La rueda zodiacal no para de dar vueltas e inició un nuevo ciclo: llegó el Sol en Aries. ¿Cómo se vive su tránsito?


Cuál es la energía que trae la temporada de Aries.

Cuál es la energía que trae la temporada de Aries. - Créditos: Canva



Se dice habitualmente que marzo es el lunes del año, y en cierta manera tiene lógica. Más allá de guardar los trajes de baño y preparar las mochilas del cole, este es el mes que nos trae una nueva vuelta zodiacal. Y ese año nuevo astrológico se da siempre cuando el Sol llega al grado 00° de Aries, un lugar de la eclíptica llamado “punto vernal”.

Pensalo como una nueva chance de hacer una lista de objetivos de año nuevo y de ponerla en práctica.

La rueda zodiacal con los 12 signos del zodíaco.

La rueda zodiacal con los 12 signos del zodíaco. - Créditos: Canva

De qué se trata esta energía

Si hay un signo que se identifica con la frase “primero me mando y después pregunto” es Aries. Y es que su energía es de fuego y cardinal. El fuego le da cualidades expresivas, valentía, autoafirmación, vivacidad y audacia. Lo cardinal, predisposición a comenzar royectos, ciclos y etapas.

No por nada es el primer signo, esa chispita de vida que se enciende una vez que el oleaje pisciano integró las vivencias del ciclo anterior; esa chispita que después será tarea de Tauro mantener encendida.

Aries en el amor y las relaciones: con quiénes es más compatible

Recordemos que, más allá de la preponderancia de nuestra energía de Sol, Luna y ascendente, todos tenemos los doce signos en nuestro mandala zodiacal, así que no hay energías “negativas” o incompatibles.

Incluso, podemos tener planetas o comienzos poderosos de casas en esos signos con los que sentimos que no tenemos nada que ver.  Dicho esto, hablemos de relaciones a modo general. La energía de Aries es afín a las de fuego y aire. 

Con Libra hace una dupla complementaria que a veces puede generar un entendimiento y, otras, ciertas fricciones. 

En cuanto a tendencias, es con Sagitario, Leo, Acuario y Géminis con quienes las relaciones de pareja, amistad, sociedades y trabajo creativo fluyen más naturalmente.

Con los signos con los que menos se entiende es con Cáncer, Capricornio y Libra, que coinciden en ser mutables pero hablan un código distinto. ¿Esto significa que no pueden relacionarse? Claro que no; solo es un desafío. Tienen en común la importancia que le dan al coraje de iniciar procesos, pero cada uno lo hace desde la energía de su elemento… y el de Aries es el fuego. Lo interesante es poder reconocer lo similar para construir un vínculo desde ahí, y respetar las diferencias.

Si tenés a mano tu carta natal, podés sacarle más provecho a esta información buscando en qué casa se localiza Piscis: va a ser la que esté iluminada por el Sol durante este mes.

Cómo impacta esta temporada en los diferentes signos

Las áreas de vida más beneficiadas son donde está presente la energía de Aries, Géminis, Leo, Sagitario y Acuario.

Nuestra parte Libra es la que va a enfrentar un desafío, que seguramente tenga que ver con inclinarnos a nuestra verdadera pasión y reclamar nuestra independencia y autonomía. Podemos enfrentar desafíos en las áreas de nuestra carta con la energía de Cáncer y Capricornio.

Acá podés encontrar información detallada sobre cada casa: simplemente, con tu carta en mano, buscá el número donde se encuentran las mencionadas y relacionalas con la info que te ofrecemos en la nota.

Cómo es la persona Aries de Sol, Luna y ascendente

Podemos intentar una semblanza muy general de la persona con energía ariana, sabiendo que puede corresponder también a otros planetas o ángulos de la carta.

Estos son los principales rasgos de alguien con:

  • Sol en Aries: su frase es Yo soy. Se identifica con temas dinámicos. Le gusta tomar la iniciativa, sentir el viento en la cara. La velocidad y los riesgos lo seducen. Puede actuar por impulso y después arrepentirse… o no. Se enoja o irrita con facilidad, pero su ira es breve. A los diez minutos hace las paces, porque comprende la fugacidad de las reacciones.
  • Luna en Aries: su frase es Yo necesito ser. Las características que describimos en el caso del Sol le sirven para expresar emociones, son su lugar seguro. Se aburre con facilidad, busca la novedad y el entusiasmo (a veces, en forma de desafíos; otras, en forma de pelea). Su enemiga es la paz de los cementerios. Se siente bien cuando hay estímulos, música fuerte y motores rugiendo.
  • Ascendente en Aries: su frase es Yo debo aprender a ser. Es probable que le cueste integrar esta energía y se debata en una personalidad dubitativa o complaciente, hasta que en determinado momento de la vida logre identificarse por fin con su propio deseo y su voz personal. Entonces se vuelve imparable.

El caminito del Sol: los contactos que hará durante su mes en Piscis

De todo menos aburrida va a ser esta temporada. El Sol llega a Aries y se encuentra en una conversación armónica con Plutón, el potente transformador y transmutador del cielo. 

Todavía con este contacto vigente, llega el primer eclipse del año pocos días después: el lunes 25 de marzo tuvimos la Luna Llena en Libra, evento que mueve mucha energía y nos invita a revisar nuestras relaciones y dinámicas vinculares. Algunas de ellas se transformarán en algo nuevo y mejor; otras quedarán en el camino. Seguramente, habrán cumplido su ciclo en nuestras vidas.

Diez días más tarde, el 5 de abril, se da la conjunción exacta del Sol con el Nodo Norte, la aguja orientadora de nuestra brújula, y tres días después con Quirón, nuestro sabio sanador interno.

El 11 de abril el Sol se encuentra con Mercurio para que interioricemos, charlemos e intercambiemos todo ese proceso interior que vivimos de manera introspectiva.

La temporada termina con el Sol volviendo a encontrarse con Plutón, esta vez en forma de cuadratura, pero este contacto exacto se dará cuando ya esté en la zona Tauro.

Tenemos, entonces, un mes en el que todos los contactos que hace el Sol en Aries con otros planetas son o armónicos o neutros; en términos coloquiales podemos decir que no discute con nadie, sino que colabora, coopera o, al menos, escucha.

Y la escucha es central en este proceso de nuevo año, porque el eclipse con el que lo inauguramos instala el tema del yo y el otro. Por una etapa en la que afirmemos nuestra singularidad y abracemos a los que queremos en nuestra vida.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Horoscopo abril 2024: Jimena La Torre comparte sus predicciones, signo por signo, para este mes

Horoscopo abril 2024: Jimena La Torre comparte sus predicciones, signo por signo, para este mes


por Venus Consciente
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.