Newsletter
Newsletter
 • Historias

Virginia Demo, la participante que entró a GH para derribar mitos y prejuicios

Virginia Demo tiene 55 años, es madre de dos hijas y se gana la vida haciendo stand up. Quién es la mujer que ama las bucaneras y ya tiene su propio tema en Tik Tok.


Virginia Demo tiene 55 años y entró a GH para derribar los prejuicios de la edad.

Virginia Demo tiene 55 años y entró a GH para derribar los prejuicios de la edad. - Créditos: IG: @virgidemook



Su ingreso a Gran Hermano ocurrió un mes después de que la casa abra sus puertas en esta última edición. En reemplazo de Carla de Stefano (quién abandonó el reality por decisión propia), Virginia Demo supo ganarse su propio lugar en el programa; a tal punto de convertirse en una de las favoritas del público por estos días.

Su humor, su desenfado a la hora de hablar de ciertos temas y su fanatismo por las botas hicieron que la participante se vuelva tendencia en las redes, tenga su propio fandom en tiempo record (sus seguidores en IG ascendieron de 60 mil a 300 mil) y sea protagonista de varios memes. Hasta tiene su propio remix en Tik Tok. Ahora bien, ¿Quién es esta mujer de 55 años que entró al programa para “derribar mitos y prejuicios”?

Romper el molde

Virginia se gana la vida como comediante haciendo shows de stand up. Su desparpajo a la hora de hablar de ciertos temas hizo que la participante tenga un gran fandom fuera de la casa.

Virginia se gana la vida como comediante haciendo shows de stand up. Su desparpajo a la hora de hablar de ciertos temas hizo que la participante tenga un gran fandom fuera de la casa. - Créditos: IG: @virgidemook

Oriunda de La Plata, Virginia está separada y tiene dos hijas: Mercedes, de 26, y Delfina, de 24; quiénes tiempo atrás entraron a la casa bajo la consigna “congelados” para visitar a su madre, darle fuerzas y pedirle que no afloje.

Según su relato dentro del certamen, esta comediante siempre tuvo una vida muy monótona hasta que dos años antes de cumplir los 40 se animó a derribar tabúes y perseguir sus sueños. Mientras de día trabajaba en la administración pública, de noche daba shows de stand up en distintos bares porteños; pasión que descubrió gracias a sus amigos.

“Estudió un año y pico, hizo un curso, hasta que se subió a un escenario y ahí no se bajó nunca más. Laburaba todo el día en La Plata y dos o tres noches a la semana se venía para Capital a hacer funciones”, contó su hija mayor en una entrevista con Clarín.

 

View post on Instagram
 

Una infancia difícil y un pasado económico complicado fue lo que hizo que Virginia tenga que dejar de lado lo que verdaderamente le gustaba hacer y empezar a trabajar a una edad muy temprana. De hecho, fue recién en 2023 (cuando se quedó sin trabajo) que decidió volcarse de lleno al humor y anotarse en Gran Hermano.

“Estuve 35 años haciendo lo mismo pero pasó algo que me hizo arrancar de cero con lo que me gusta y ahora hace 13 años que hago humor y stand up”, contó la humorista minutos antes de entrar a la casa más famosa del país. 

Y si bien el premio que este año propone el reality es muy tentador (50 millones de pesos), la participante entró con un objetivo personal muy claro: “Lo que más quiero es derribar mitos y prejuicios porque hay un montón a nivel sexual”.

El humor y las bucaneras como bandera

View post on Instagram
 

A los 23 conoció al padre de sus hijas, a los 28 fue mamá por primera vez y a los 34 se separó. Y si bien volvió a probar suerte en el amor, desde hace algunos años elige estar sola. Según sus propios dichos en GH, descubrió que la pasa mejor así que estando en pareja aunque no descartó tener un romance dentro de la casa.

Quienes la conocen la definen como una mujer “súper liberal” que siempre “hizo lo que quiso” y “nunca le importó el qué dirán”; algo que se encarga de demostrar día a día en pantalla. “Hacés stand up, te gusta hacer humor, te gusta hablar de sexo, sos picante y vas por todo” fueron las palabras elegidas por Santiago del Moro para presentarla antes de ingresar al juego.

Eso sumado a su edad fue lo que sin dudas la dejó dentro del casting de esta edición; esa que hasta su llegada necesitaba “bajar un cambio” y tomarse la convivencia con más humor. “Miro series hasta cualquier hora y me levanto a eso de la una, dos o tres de la tarde (…) Todo lo que tiene que ver con ser ama de casa no me gusta para nada. Si me cocinan va a ser mejor”, agregó ella anticipando lo que sería su estrategia dentro de la casa.

Fanática de las botas bucaneras (gala tras gala la participante aprovecha para desfilar su gran colección) y de los tatuajes, Virginia dejó bien en claro que no le gusta el paso del tiempo. “Me hice tatuajes en el pecho para tapar las arrugas porque cuando duermo es medio como que se hace un surco”, confesó en el piso de Telefe.

Llegue a la final o abandone la casa en las próximas galas, lo cierto es que Virqueenia (como se apoda en redes) ya logró cumplir su objetivo. Además de impregnar cada rincón con humor porque “la risa cura”, la participante demostró que se puede, que hay que disfrutar tengas la edad que tengas y que todos los días se aprende algo nuevo. “El que no arriesga, no gana, y yo me animé”, advirtió antes de convertirse en una hermanita más.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Sorpresa total en Gran Hermano: quiénes abandonaron la casa el miércoles 22 de mayo

Sorpresa total en Gran Hermano: quiénes abandonaron la casa el miércoles 22 de mayo


por Emanuel Juárez
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.