Newsletter
Newsletter

15 frases de Ricardo Darín sobre lo que aprendió en la vida

Además de gran intérprete en drama y comedia, Ricardo Darín suele referirse en entrevistas a tópicos actuales y otros más profundos, como sus vínculos. Te compartimos algunas de sus reflexiones.


Ricardo Darín tiene frases que queremos rescatar.

Ricardo Darín tiene frases que queremos rescatar. - Créditos: Getty



Ricardo Darín no solo es uno de los actores más talentosos y queridos de Argentina sino, además, una de las voces más interesantes y reflexivas del mundo del espectáculo, que consigue hablar de temas profundos sin darse ínfulas ni perder el fino humor que tanto lo distingue.

Dentro y fuera de pantalla, siempre da gusto escuchar a aquel que de niño debutara muy joven haciendo radioteatro, que fuera galán de novelas para devenir finalmente aclamada y premiada figura de cine y teatro, ganándose merecidamente el favor de la crítica y el público con películas como Nueve reinas, El secreto de sus ojos, Relatos Salvajes, Luna de Avellaneda, Un cuento chino, Argentina, 1985, entre otros films, mientras que en el teatro triunfaba con Art o Escenas de la vida conyugal.

A la espera de la llegada de sus próximos proyectos -incluida la serie que se podrá ver por Netflix, El eternauta, adaptación de la gran historieta de ciencia ficción escrita por Héctor Germán Oesterheld, con viñetas de Francisco Solano López-, compartimos algunos pensamientos de nuestro entrañable Ricardo Darín sobre la soledad, el amor, los años, la crianza, el planeta…      

15 frases que nos gustan de Ricardo Darín

  1. 1

    La edad, un concepto muy relativo. “Se puede nacer viejo y morir joven. Hay gente de corta edad que, por las circunstancias de la vida, arrastra los pies, y gente de mucha edad llena de vitalidad. Al respecto, hay una frase que no es mía pero me la apoderé: uno debería vivir la vida tratando de no olvidar a aquella persona brillante que había dentro de sí”.

  2. 2

    Darín conoció a Florencia Bas, su tan querida esposa, en Avenida Corrientes; ella caminaba por la vereda, él la vio pasar desde una pizzería y salió corriendo a presentarse. “Lo primero que le dije fue ‘¿Bailamos?’, ahí en la calle. Creo que me animé porque, apenas la divisé, empecé a sentir una música dentro de mí”.

  3. 3

    Su recomendación para tener una relación saludable. “No soy muy amigo de dar consejos, pero una observación rondaría en torno del sentido del humor y la sinceridad. La verdad puede ser el camino más duro, pero siempre es el más corto, y si algo tiene que explotar, que explote rápido. La acumulación de cuestiones que no se hablan puede terminar siendo altamente corrosiva”.

  4. 4

    Sobre la crianza de los hijos. “Cuando mi hija era chica -tendría 9, 10 años-, le dijo a Florencia: ‘No dejes que papá vea el noticiero porque llora’ (refiriéndose a escenas de violencia e injusticia). Y me parece una demostración clara de que, cuando nosotros creemos que estamos educando con el discurso, en realidad lo estamos haciendo con la acción, con nuestra forma de ser”.

  5. 5

    Sobre su papá. Mi padre pregonaba que había que andar muy ligero de equipaje porque las cosas materiales te atan, te bloquean, te van encorsetando. Yo admiraba su posición pero reconozco que, durante un tiempo, me preguntaba hasta qué punto sostenía lo que proclamaba. Y cuando fui a su departamentito, percibí la contundencia de la coherencia de ese hombre: no tenía nada, solo cosas esenciales; un poco de vajilla, dos pares de zapatos, dos camisas, nada.

  6. 6

    Su buen vínculo con la soledad. “Por alguna cuestión occidental, nos han empujado a creer que la soledad es un enemigo; entonces los seres permanentemente estamos buscando -de la forma que sea- no estar solos, y nos perdemos una gran oportunidad.

    El diálogo interno, la reflexión, la meditación, la investigación de uno mismo, el confrontarse con los propios miedos, incluso con nuestras certezas, casi generalmente se dan en atmósferas de soledad. Yo, que soy noctámbulo, sostengo a ultranza la posibilidad de quedarme solo de noche porque es el momento en el que me encuentro más cerca de mí mismo. Durante el día respondo a las exigencias urbanas y ciudadanas pero, de noche y en soledad, creo es cuando estoy más cerca de recordar quién soy”.

  7. 7

    Sobre el daño que el ser humano hace al planeta. “Nos está haciendo falta una verdadera y profunda conciencia comunitaria. Somos la única especie que no solo se tortura y asesina a sí misma sino que, además, arrasa con su propio hábitat. Sueño con el día en que todo el mundo se detenga súbitamente y todos juntos digamos: ‘No, señores, basta’. Sé que es naïf, pero no veo otra salida. Estamos distraídos, narcotizados, adormecidos. Lo particular nos tapa lo general, y nos cuesta pensar en el futuro. Tendríamos que reflexionar ya no sobre qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos sino más bien qué hijos le estamos dejando a este planeta”.

  8. 8

    Una de las razones por las que ama a los perros. “Me gusta esa incondicionalidad que tienen los perros para con nosotros. No sé quién los han engañado: creen que somos fantásticos…”.

  9. 9

    Cuando le preguntaron si suele guardar rencores. “De esa glándula me operé hace muchos años. Mi mujer me gasta bromas permanentemente: ‘¿Cómo puede ser que no te acuerdes que ese tipo te hizo tal o cual cosa?’. Lo he borrado, porque es algo que va palpitando dentro de cada uno y que no le hace bien a nadie”.

  10. 10

    La importancia de revisar la propia rabia para no contribuir a un clima iracundo. “Si uno tiene sensibilidad humanista, el primer deber es tratar de ponerse en el lugar del otro, incluso cuando recibimos una agresión. Porque la bola de nieve que produce la violencia es muy fácil de generar y es muy difícil de detener”.

  11. 11

    Sobre el “fenómeno Darín”, sinónimo de éxito de taquilla. “No me trato a mí mismo en esos términos. Además ya hubo un Ricardo Darín, mi padre, y hay otro, mi hijo. Soy el hombre sándwich, el del medio (…) Yo no quiero ser un fenómeno y trato de rechazar ese tipo de epítetos.

    Eso es un facilismo, porque mis aciertos provienen casi siempre de un trabajo de equipo. Mi labor solo existe porque están los otros, mis compañeros: técnicos, actores, extras. Este arte es uno de los más democráticos”.

  12. 12

    Por qué espera que la cúspide se mantenga lejos. “No hay nada peor que te traten como un consagrado; es incómodo y doloroso. Quiero críticas, aprender de buenas y malas palabras, no que me despachen con un ‘¿Darín? Ya sabemos’”. 

  13. 13

    La carrera, un puzle. “Prefiero hablar de rompecabezas en vez de trayectoria, porque nunca he tenido un plan predeterminado o prefijado, ni nada que se le parezca. Soy de tomar las cosas paso a paso. Tampoco me considero muy amigo de mirar para atrás, tratando de reconocer esa línea punteada que puede construir ese camino que he transitado, que ha estado lleno de personajes y de historias a los que me he abrazado”.

  14. 14

    Una definición posible (parafraseando al poeta, director y dramaturgo Jean Cocteau). “Soy un mentiroso que siempre dice la verdad”.

  15. 15

    Por qué el amor es revolucionario. “Hablar del amor es casi un anacronismo; parece muy blandito, como si fuera mejor hablar de desastres y de miserias… Y sin embargo, deberíamos reconocer que si la Humanidad se mantiene en pie a pesar de todos los errores cometidos es gracias a ese pequeño detalle que es el amor, a esa cosa por la cual de repente se juntan dos personas que sienten un impacto, ven trastocada su vida a causa del otro y deciden seguir adelante con la especie humana”.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Fotografía “boudoir”: en qué consiste esta tendencia de subir retratos eróticos

Fotografía “boudoir”: en qué consiste esta tendencia de subir retratos eróticos


por Laura Gambale
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.