Emprender en pareja: alquilan juegos infantiles y son un éxito

Melisa y Ezequiel son pareja y lograron imponerse en el mercado con distintas propuestas de juego para chicos que son una fiesta para la imaginación.


Melisa Pavía y Ezequiel Fridman, creadores de Grupo Carcajadas

Melisa Pavía y Ezequiel Fridman, creadores de Grupo Carcajadas



Hace veinticinco años que Melisa Pavía (43) se dedica al rubro de los eventos y desde hace doce que está en pareja con Ezequiel Fridman. Ella, docente de nivel inicial, hacía animaciones para chicos y él alquilaba inflables. En 2017 decidieron aunar fuerzas y pasar a ser socios. Así nació Grupo Carcajadas, una empresa de alquiler de espacios de juego infantiles. “Empecé con la necesidad de estimular el juego libre. Para nuestra hija teníamos un montón de propuestas (inflables, metegol, mis shows), pero yo sabía que lo que más le divertía era estar jugando a la cocinita. ¿Por qué no podía existir eso en un cumpleaños?”, recuerda Melisa. El emprendimiento se impuso como tendencia y transformó la manera en que las familias argentinas organizan sus festejos.

Uno de los espacios de juegospara mini fanáticos de los autos, ambientado en un taller mecánico.

Uno de los espacios de juegospara mini fanáticos de los autos, ambientado en un taller mecánico.

El primer paso fue diseñar un espacio de juego, en tela y madera, que simulaba ser un mercado de frutas y verduras. “Fue difícil al principio, porque no entendían qué era lo que estábamos haciendo. Si vendíamos juguetes, si era una parte de un juego de animación”, explica Melisa. Tardó un mes y medio en alquilar el primer set, pero cuando comenzó a tener eventos, sacar fotos y mostrar lo que hacían, la idea gustó un montón. A los seis meses, cerró su empresa de animación para dedicarse 100% a Grupo Carcajadas.

Gracias al boca en boca la marca empezó a crecer y pronto modelos y actrices como Paula Chávez, Zaira Nara y Juana Repetto comenzaron a elegirlos. “La mamá famosa llega porque le gusta lo que ve. No hay nada pautado”, señala Melisa. Esa exposición, junto a alianzas con otras emprendedoras del rubro (organizadoras, ambientadoras, pasteleras), hizo que crecieran y hoy cuentan con un equipo que le permite hacer hasta 10 eventos al mismo tiempo.

“Una de las improntas de Carcajadas es sorprender”, asegura. Por eso, constantemente mejoran y actualizan productos y 30% de las ganancias se reinvierte en crear nuevos espacios de juego.

Reiventarse en pandemia

En 2009, y por la gripe A, de la noche a la mañana les cancelaron todos los eventos. Con esa experiencia, en cuanto escuchó sobre el coronavirus que asolaba China, Melisa se puso en acción. En enero del 2020 empecé a planificar qué hacer. Yo tenía un patrimonio muy útil: los juguetes. Reversioné la propuesta y en cuanto cancelaron las clases, yo ya tenía la propuesta de jugar en casa” cuenta. Los alquileres ya no duraban dos horas, sino una semana. Todos los juguetes salían sanitizados y embolsados, entregados con barbijo y distancia. Si bien los eventos fueron cancelados hasta la primavera, con este nuevo formato pudieron continuar con el negocio, y aún lo hacen. “Incluso con los empleados, alquileres y la publicidad: manteniendo el mismo nivel de entradas y salidas pudimos sobrevivir”, afirma Melisa.

Los consejos de Melisa

  • “La clave del éxito es definir muy bien qué vas a hacer y poner tu impronta. Definí muy bien el público, pero también tu personalidad, qué podés ofrecer de diferente. De esa manera se va a dar naturalmente. Es lo más noble.”

  • “Buscá la necesidad y estate muy conectada con el contexto. Si bien nosotros en la pandemia nos transformamos, no nos deformamos. Nos enfocamos en nuestra impronta: crear diversión sana para los niños.”

  • “Para generar alianzas con otro es fundamental que lo sientas afín y que puedan hacer sinergia emprendedora. Que te sume y te potencie.”

  • “Una de las claves para crecer es saber qué querés delegar y qué no. Lo que delegás, estandarizarlo y controlarlo, ya sea con fotos, check list, etc. Que el crecimiento sea paulatino y a tu ritmo.”

  • “El cliente tiene que disfrutar del servicio y no padecerlo. Yo estoy preparada para asumir los costos de roturas por el buen uso del producto. Siempre esa buena onda vuelve”.

     

En números

  • $12.000 de inversión inicial para desarrollar el primer espacio lúdico

  • Tuvieron un 60% de crecimiento anual en su facturación

  • 1 a 6 años es la edad de los chicos a los que apuntan los espacios.

  • + 50 propuestas, entre rincones, plazas, casitas de madera y calesitas.

  • 134 mil seguidores en Instagram.

SEGUIR LEYENDO

Creé en vos.  4 claves para fortalecer la confianza en vos misma


por Agustina Vissani

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.