Sustentabilidad: reconvirtieron la bodega familiar y hoy son dueñas de un negocio exitoso

Son hermanas e hicieron que los vinos familiares se volvieran boutique y sustentables: el 50 por ciento de su producción se vende en el exterior.


Las hermanas Pescarmona son muy distintas y se complementan a la perfección.

Las hermanas Pescarmona son muy distintas y se complementan a la perfección.



Cuando Sofía y Lucila Pescarmona se hicieron cargo de la bodega familiar, se plantearon un objetivo: renovarla y acercarla a los jóvenes. Con los años, lograron posicionar a Bodegas Lagarde como una bodega boutique, privilegiando etiquetas de alta gama en lugar de volúmenes masivos, y colocaron sus vinos entre los mejores de Argentina. Todo ello acompañado de un fuerte compromiso sustentable con la tierra y su gente.

Con 124 años de historia, Bodegas Lagarde fue una de las primeras fundadas en Mendoza. Comprada en 1969 por Enrique Pescarmona, hoy es liderada por sus dos hijas. Nuestro aporte al presente de Lagarde fue elaborar vinos de alta calidad, de producción cuidada y limitada. Buscamos la excelencia cosecha tras cosecha y modernizar la bodega, de una manera que respete al pasado, con nuevas prácticas sustentables y certificaciones que representen nuestros ideales, explica Sofía.

Modernizar el negocio

Un paisaje de ensueño de Bodegas Lagarde en Mendoza.

Un paisaje de ensueño de Bodegas Lagarde en Mendoza.

Sofía es la mayor. En 2001, se volcó a la modernización del negocio: quería que los vinos tuvieran una mirada más gastronómica. Hubo épocas en las que quisimos hacer vinos para determinados mercados, pero entendimos que Lagarde y su identidad no podían adecuarse a cada país o región. Nuestros vinos tenían que ser elegantes, gastronómicos, con potencial de guarda, y reflejar la tierra de donde vienen, relata. Con mínima intervención, uvas propias y levaduras nativas, la empresa evolucionó y encontró nuevos mercados y clientes.

Al consumidor de hoy le interesa mucho saber si lo que compra se produjo de manera sustentable y en armonía con el medio ambiente, por lo que trabajamos para crear nuestra línea de vinos orgánicos. Además, experimentamos con nuevos cortes y varietales para conquistar a los que aún no nos conocen, define Lucila (37), que en 2010 comenzó a trabajar con su hermana. Desde sus inicios, Lagarde acompañó la producción de sus vinos con un modelo de gestión que promueve el respeto por las personas, la comunidad y el medio ambiente, por lo que en 2018 recibió la certificación Sistema B, como empresa de triple impacto.

Proyecto Hermanas

La bodega familiar que se convirtió en boutique y fue furor.

La bodega familiar que se convirtió en boutique y fue furor.

Para las Pescarmona, encontrar la sinergia llevó tiempo. Tardamos un poco en acomodarnos. Quizás, porque Sofía tenía más experiencia y yo soy más avasalladora a la hora de trabajar. Tenemos estilos y temperamentos distintos, pero reconocemos el potencial y las virtudes de cada una. Siempre valoramos la opinión de la otra y de todo nuestro equipo, señala Lucila. Con diez años de diferencia y miles de kilómetros de distancia, cada una encontró su lugar: Sofía es la CEO y sigue de cerca el día a día de la bodega, así como el crecimiento del restaurante “Fogón”, y el área de Turismo de Lagarde. Lucila vive en Estados Unidos y está a cargo del mercado externo, y de la estrategia de Marketing para Argentina y el mundo.

Como excusa para extrañarse menos y compartir el trabajo día a día, crearon “Proyecto Hermanas”, una nueva línea que representa la búsqueda del estilo propio y ya tiene cuatro etiquetas. Utilizan varietales menos tradicionales como el White Blend y el Pinot Noir. Es algo experimental, siempre en busca de cosas nuevas, ricas y que nos permita hacer vinos que nos den placer a las dos, afirma.

Los consejos de Lucila y Sofía

  • Nunca es el momento correcto para emprender. Hay que animarse y tener un poco de locura. Emprender implica riesgo y, sobre todo, mucho esfuerzo”.

  • “Es importante encontrar un equipo de gente que te acompañe en tu pasión y saber que el fracaso es solo un aprendizaje para lo que vendrá”.

  • “Hay que mirar hacia adentro, a tus empleados. Fijate de qué manera podés convertirte en la empresa a la que ellos tengan orgullo de pertenecer.”

  • “También mirá hacia afuera: a la comunidad, los clientes, proveedores y vecinos, sin perder de vista que nuestra tierra es la pacha y nos da todo, y si no la cuidamos, no podremos sentirnos orgullosos de nada.”

En números

  1. 1

    Al año producen entre 1 y 2 millones de litros de vino.

  2. 2

    324,4 hectáreas de viñedos proveen sus uvas.

  3. 3

    6 líneas de vino comercializan en Argentina, más espumantes.

  4. 4

    Desde $700 a hasta $17.000 es el precio de las botellas.

  5. 5

    Sus vinos están en más de 40 países.

  6. 6

    50% de las ventas son al exterior.

SEGUIR LEYENDO

Creé en vos.  4 claves para fortalecer la confianza en vos misma


por Agustina Vissani

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.