Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Accesorios vacacionales




Fue un finde ordinario pero con algunos "accesorios vacacionales" que, sin proponérselo, hicieron más suave el pasaje/cambio.
- Ma, ¿puedo andar en bicicleta? -vino China a preguntarme el sábado temprano, mientras lavaba los platos.
- Preguntale a papá.
A los segundos:
- Pa, ¿puedo andar en bicicleta?
- A la tarde, ahora no.
- Sí, ahora –insistió mi hija.
- Pero es que ahora estamos saliendo a desayunar.
- Y yo voy con la bicicleta.
Silencio.
- Preguntale a tu mamá –se resignó Fede... después de lo cual, China volvió a la cocina, se me arrimó y en voz baja, casi susurrada: "sí, me deja".
Así que toda la mañana y mediodía de sábado la hicimos con tirana mayor subida a las 4 ruedas (2 ruedas y 2 rueditas) y Lupe de la mano. Caminamos unas 20 cuadras destino a Easy , para mirar alfombras rústicas y/o ver qué otra alternativa encontrábamos para proteger el piso del living.
Volvimos y creer o reventar, acepté la sugerencia de marido, que se ve que me vio medio fiacosa y me dijo: "andá a la cama, dormite". Y sí, dormí siesta. Casi 1 hora.
Por la tarde fuimos a tomar esos cafés abundantes que nos pueden... y mientras los adultos nos poníamos al día con las noticias (del diario), las niñas se entretuvieron jugando solitas, o con otros nenes. No hubo pellizcones ni mordidas.
Por la noche hicimos baño de inmersión y ahora abro paréntesis: allá en Loma Bola la regulación del agua caliente y fría estaba imposible (y tampoco había bañera, sólo ducha). Por eso, toda la rutina de las 3 bañándonos juntas -con juguetes, con el juego de rol donde Lupe es Sofi y China, Flor, una la madre de la otra... con el peine fino, ya que estábamos- era novedosa.
El punto difícil: ahí mismo, todavía sumergidas, vino Fede, recién vuelto del super chino y en una hoja me escribe: "a Juana le cerraron el local. No se lo habilitan". Juana, además de vender frutas y verduras en la otra cuadra de casa, es la mamá de Rosalía, mejor amiga "barrial" de mis hijas, compañera DIARIA en estos últimos meses (o mes y medio)...
(veremos qué pasa y cómo digieren ellas su repentina ausencia, que ojalá sea corta)
Para rematar el fin de semana: el domingo, pileta. Fuimos a lo de mis suegros, nos mojamos, comimos pollo, ensalada, ravioles, peloteamos con pelota inflable, discutimos acerca de cierto personaje público, juntamos piedritas, ya no agua... y de yapa: "Ma, ¿puedo irme a dormir a su casa?" A casa de Giselle, mi cuñada. "Sí, dale, andá y divertite..."
¿O acaso sólo en vacaciones uno se divierte?
¿Y ustedes, cómo pasaron el finde? ¿Cómo arrancan la semana? ¿Cómo se sienten?


Con Giselle, cuñada, embarazada de 8 meses

Con Giselle, cuñada, embarazada de 8 meses


¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.