Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Cada vez más juntos





Dos años de blog, Dios santo. Quién lo hubiera pensado.
Cuando empecé no tenía ni la más pálida idea de lo que sería esta experiencia. Sentí una corazonada: "debo hacerlo". Ni hablar de que además estaba necesitando un ingreso (extra), así que sin mucho pensarlo, acepté la propuesta y allá vamos.
Para mi sorpresa, el trabajo no sólo me permitió reencontrarme de lleno con la escritura (herramienta que tenía a mano, sí, pero que no atravesaba mis días del modo que hoy lo hace), sino que fundamentalmente me permitió -lo sigue haciendo- conocerme de un modo más cabal o profundo que antes.
Sí, esto de escribir acerca de mi vida, que es una vida cualquiera, más o menos viva... y recibir no sólo la atención de la gente que me lee, sino además muchos, muchísimos y muy generosos comentarios, reflexiones, confesiones, piropos, críticas, ideas sueltas, resultó una dinámica de lo más enriquecedora. Un juego de espejos, de afinidades y contrastes, que siempre, sin excepciones, me fue nutriendo, enseñándome, reafirmándome por momentos, o revelándome aquello que a priori estaba en la sombra.
¡Así que qué decirles que ya no haya hecho!
Que estoy engolosinada con la vida, que me asumo intrascendente y pequeña pero también responsable. Que voy a seguir trabajando por encontrarme y encontrarlos, por ser cada día un poco más libre y verdadera, por ser una buena madre, una mujer equivocándose, dando de sí y recibiendo, despojándose de las etiquetas, de las obligaciones formales y de los miedos (que-nos-frenan).
Que los amo. Que siento un amor ridículo, disparatado, fuerte, colorido... y mi plexo está sonriendo con los ojos chinos, chinitos, con sus cachetes enrojecidos, sin entender un cuerno, gozando con sus abrazos telepáticos, con la buena onda de sus letras, con su complicidad y aguante y no juicio y... y atenta presencia.
Y ya, no mucho más que eso, ni mucho menos.
Gracias, amigo/as, GRACIAS inmensas. ¡Y Felicitaciones! Y ahora festejemos, gritemos, lo que ustedes quieran. Porque sí, porque se nos antoja festejar-nos. Porque la vida es una broma, un absurdo, ¡pero estamos cada vez más juntos, carajo! Jajaja
¡Feliz 2do aniversario!
Pd: Manden hoy sus fotos de niños a gnoma_irlandesa@hotmail.com Gracias

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.