Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Como me sale, como vivo




Confieso que ayer me sentí todo el día un trapo, un manojo de nervios, un incendio, un grito pelado.
Confieso que no puedo enunciar lo que vengo viviendo, ya lo saben, pero tampoco puedo abstraerme de mi cuerpo.
Confieso que si bien éste sangra y me duelen hasta las canas, en algún remoto lugar de mi estructura, sé, siento que este paso que estoy dando era necesario.
Confieso que tenía unas ganas locas de un post acerca de las mujeres que quieren ser madres y no pueden... pero sabiendo que es un tema delicado, no quiero abordarlo sin tener toda la disponibilidad empática para hacerlo.
Confieso que últimamente me están viniendo ganas de dejar la carne, de dejar de comer carne, aunque me guste mucho el asado y compre milanesas con frecuencia. Confieso que cuando miraba las vacas en el campo de Entre Ríos y pensaba en sus vidas, allí, pastando, libres pero enjauladas, pariendo crías que son arrebatadas, expropiadas por el hombre, que las comercializa, las asesina, las corta en pedacitos... ay, sentí pena, mucha pena.
Confieso que en todos los terrenos, el afectivo, el nutritivo, el laboral, quisiera ganar, crecer en consciencia y a cada rato recordar esa frase que el otro día me tiró mi madre (no la sé textual) que decía algo así como: si todavía ves nubes, significa que todavía no te elevaste.
(no lo suficiente)
Confieso que no sé a ciencia cierta qué es eso de elevarse... pero quisiera. Elevada, calma, oh, sí. Cómo quisiera ser una mujer más sabia.
Confieso, en otro orden de cosas, que finalmente voy a tirarme a la pileta y voy a dar clases online, a la distancia. Todavía ideando la manera, definiendo si grabarme o explicar la clase por escrito, pero sí o sí quiero tender un puente con otros lugares que son el mío.
Confieso que estas confesiones parecen la habitación de mis vacaciones, toallas en los picaportes, cuadernos en el piso, todo sin hilo y mezclado, pero ya es tarde, de noche, bah, ya es temprano, de mañana, y escribo... escribo... como me sale, escribo como vivo.
¿USTEDES QUÉ CONFIESAN?!
PD: Las que tenga FB y quiera agregarme como "amiga", me encuentran en Ine Sainz Las que estén interesadas en el taller de expresión escrita, en sus varios formatos: Ablandar la mano.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.