Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Ideas para despedir la soltería




El fin de semana pasado fue la despedida de soltera Flor. Digo el fin de semana porque fue todo un evento, que duró desde el viernes a la tarde hasta el sábado a la noche (y del que tardé en recuperarme todo el domingo).
Les cuento como fue, para que roben ideas cuando les toque organizar alguna.
En mi cocina armando las pistas y desafíos. Nos re esmeramos con la decoración.

En mi cocina armando las pistas y desafíos. Nos re esmeramos con la decoración.


Esta es parte de nuestra mega-producción

Esta es parte de nuestra mega-producción


18hs. La pasamos a buscar por su casa. Llevamos velos hechos con tul, uno grande rojo para ella y chiquitos azules para nosotras. Ahí le entregamos la primera pista para encontrar su disfraz: c ada parte de su atuendo de cocinerita sexy estaba esperándola en negocios de su barrio : en el supermercado chino, en la verdulería, y en la parrilla de la esquina. Los empleados de cada lugar colaboraron con buena onda y se rieron mucho cuando llegaba Flor a pedir su paquete, y se cambiaba ahí mismo o en la calle (nosotras le hacíamos carpita).
19hs. Desafío 1.
Una vez vestida, empezamos el camino hasta el subte línea B. Durante la caminata, Flor tuvo que conseguir que un taxista le pinte los labios . Lo logró, y el señor taxista se esmeró tanto con la tarea, que quedó con la boca roja perfecta como si se hubiera maquillado ella misma frente a un espejo. Un artista.
19.20hs. Desafío 2.
Con esa boca roja, Flor debía dejar una marquita de Xuxa en la tarjeta que le entregamos, y dársela al chico que le indiquemos nosotras. La tarjeta tenía el teléfono de Nicolás,su novio, firmada "Soy tu gatito". Nos morimos de risa sin parar imaginando al chico llamando al teléfono de Nicolás (o "el Gato", como le dicen sus amigos).
19.30hs. Desafío 3.
El subte estaba repleto. Ella tenía en su bolsita de papel 10 Chupejines (esos chupetincitos con formas anatómicas, ya saben cuales les digo), y los tenía que vender TODOS antes de poder bajar del subte. Tenía un versito que le inventamos espontáneamente:
"A precio voluntad
dulce y durito el chupejín".
Para nuestra sorpresa, los vendió todos sin chistar, y tan rápido que, como todavía nos faltaban unas paradas, la hicimos cantar "Like a Virgin" y pedir colaboración. La gente, muy buena onda, iba poniendo monedas y billetes en el bolsillo de su mini-delantal. Las mujeres sobre todo aportaban, se reían, y le decían palabras de aliento, mucho más que los hombres: ellas entienden, pasaron por algo así o saben que se les viene algún día.
19.55hs. Desafío 4.
Calle Florida. Flor debía encontrar, y sacarse fotos con:
1 policía.
1 extranjero.
1 perro.
5 hombres juntos.
Los encontró todos.
Además, en todo ese trayecto, que fueron como 10 cuadras, debía juntar marcas en la piel: con un marcador indeleble, debía pedirle a hombres que la firmaran , o que le dejaran algún mensaje. Los mensajes fueron dispares, variando desde un tímido "Se feliz" en el brazo, hasta un "Te parto" en el escote. Los muchachos se empezaron a poner como locos.
En el interín, nos encontramos con un show de Tango. Viendo que era una despedida de soltera, el bailarín la invitó a bailar, y ella colaboró con sus ganancias de los chupejines.
21hs. Llegamos al Golden.
Flor nunca había ido al Golden, así que decidimos llevarla. Gritó, saltó, la hicieron subir al escenario y se la apretujaron un poco. Nos hicimos amigas de las de la mesa de al lado que estaban en otra despedida, y que nos regalaron una maraca pornográfica que nos acompañó toda la noche (y que Nolita encontró abajo del sillón de mi casa un par de días después).
1.30hs Lluvia torrencial
Cuando salimos del Golden se largó a llover fuertísimo, así que vinimos a casa a hacer un par de juegos más emotivos y a comer tortóreo, que se convirtió en mi torta de cabecera. Varias de las chicas se quedaban a dormir en casa, así que habíamos dejado los colchones inflables ocupando todo el living, que el genio de Nacho infló antes de irse a dormir a lo de un amigo.
En una segunda entrega van los juegos y actividades del día siguiente, que aunque estábamos todas bastante rotas, estuvo buenísimo. ¡Ya les contaré más!
Por otro lado les cuento que este fin de semana relajamos un poco con el tema de la fecha y del salón, y me hizo bien. Gracias a todas por sus consejos y buena onda, a veces una no se da cuenta de cosas hasta que te las dicen viéndolas de afuera. Y cuando te las dicen en miles de comentarios, mails, y tweets te llega bastante claro el mensaje. Gracias queridas.
Sofi
sofia.orsay@gmail.com
@sofiorsay

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

El último post… snif

El último post… snif


 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.