Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Madre Tierra




La expresión "madre tierra" es muy new age, lo sé, pero no encuentro otra que sintetice tan fidedignamente el viaje que vengo de tener.
Y no sólo porque... bueno, lo obvio, lo esperable, que haya conectado con esos paisajes limpios, imponentes, plenos de silencio y oxígeno, sino porque -ante todo- me reencontré como hace mucho no lo hacía... con mi madre.
"No tuvimos ni un sí ni un no" me dijo el viernes o el sábado. Y por segundos uh, por segundos temí lo peor. "Ni lo digas", pensé, "mirá si ahora la embarramos. Mirá si justo ahora tenemos una de esas peloteras que empiezan a raíz de una huevada y resultan indescifrables".
Pero no. La armonía reinó, por suerte o gracias a Dios, desde el primer día hasta el momento en que nos dejó en casa.
"Somos despelotadas, pero no nos jodemos", también me tiró madre el último día. Y qué cierto. Hace tiempo que no convivía con tanto desorden físico alrededor nuestro, con ropa pésimamente doblada, toallas colgadas de los picaportes, el cable de la computadora de una pared a la otra, etcétera (desorden de a ratos, porque así como desordenamos también ordenamos)... y hace tiempo que no me sentía tan cómoda, tan bien acompañada.
Y no es para menos.
La pasé bomba con la mujer que me parió... y con mis hijas.
Y no necesité mucho más.
Que estoy huevona, llámese "grande" para estar hablando de mi mami, y bueno. Pero la madre siempre es la madre y cuando se nos mueve la estantería es una bendición, un honor, tenerla ahí con nosotras, conmigo, dándome la mano, apoyándome, escuchándome, aconsejándome.
Es una bendición, además, que tu propia madre crea en vos tanto o más que vos misma. Oops, una sorpresa grata, muy reparadora de la autoestima... que lejos de meterme presión, me contagia confianza.
¡Gracias, mamita querida!
¿Ustedes cómo están? ¿Cuánto confían y los apoyan sus padres en sus proyectos personales? ¿Cuánto les importa a ustedes ese voto de confianza, o cuánto les molesta o duele que no lo haya?
Te queremos mucho, mami.

Te queremos mucho, mami.


Últimas postales entrerrianas: el sábado en el río con almaviajera y amigas.

Últimas postales entrerrianas: el sábado en el río con almaviajera y amigas.


Una vez más, ¡gracias, Euge/Alma!

Una vez más, ¡gracias, Euge/Alma!


PD: ¡Últimos lugares en seminario de marzo que arranca este viernes! Ablandar la mano

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.