Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Mona




No sabía si un documental sobre la vida de chimpancés (Chimpancés) era la película más apropiada para introducir a mis hijas al cine, a las varias butacas organizadas frente a una gran pantalla.
Pero algo me dijo que sí, que aceptara la invitación y nos metiéramos en la selva... de África.
Sí, uso "selva" para referirme sólo al contenido del film, porque tuvimos la suerte de asistir a una función especial, en Metrovision, casi en solitario, sin los muchos espectadores-acompañantes a los que generalmente estamos acostumbrados.
Sorteado el primer momento, habiéndoles explicado a las niñas por qué las luces se apagan y que debían apoyar sus trastes en las butacas para mantenerlas horizontales, las niñas y quien suscribe levantamos vuelo.
Y he aquí la sorpresa. Que lejos de transportarnos a una fantasía ficticia, fruto de la ingeniosa y prolífica imaginación humana, el relato nos invitaba a observar, expectantes... una realidad desnuda, cruda, salvaje.
Sí es cierto que la narración implica interpretación del hombre, quien probablemente haya llenado lagunas de sentido proyectándose, y/o simplificando el cuento (que no deja de ser entretenimiento)... pero esas solas imágenes mostrando la espectacularidad de la selva, la simplicidad y el peligro que significa la vida, el comportamiento animal obedeciendo a necesidades vitales (y afectivas)... a mí me significaron aire fresco.
Permanecer, sobrevivir, acaso el propósito que olvidamos. De tan sofisticados y racionales que nos hemos vuelto, desaprendiendo lo primario.
Me hizo bien reconocerme en ese espejo.
Salí sintiéndome mona o cómo decirlo... Salí reconciliada con mi condición animal y la de mis hijas tiranas, sintiendo su "hiperquinesis" como algo orgánico, como parte de su danza, y yo un vientre caliente, brazos que las contienen, que las guían, que las alimentan, y que las duermen.
¿Qué piensan?¿Y cómo fue su última experiencia cinematográfica?
PD: Las nenas -sin "hechizarse"- se interesaron mucho y aprendieron. La recomiendo para niños a partir de 4 años. Les dejo el tráiler.


¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.