Newsletter
Newsletter
 • BELLEZA

Rutina de belleza en otoño: regenerá tu piel después del verano

Qué principios activos tenés que elegir y utilizar para regenerar la piel después del verano.


Lo que necesitás saber para cuidar tu piel en el otoño.

Lo que necesitás saber para cuidar tu piel en el otoño. - Créditos: Getty



En cada cambio de estación no solo tenemos que reorganizar nuestro guardarropa, también tenemos que analizar qué principios activos elegir y utilizar para acompañar a nuestra piel en los cambios del clima. Dependiendo del lugar donde vivas, te recomiendo que elijas el vehículo (cremas, serum acuosos u oleosos) en el cual se transportan las sustancias activas para ser favorecidos. Por ejemplo:

  • Si vivís en zonas que son más húmedas, la piel tendrá disponibilidad de saturación de agua, pero si hace frío, la piel tendrá más posibilidad de sensibilizarse. En estos casos, te recomiendo utilizar cremas nutritivas que generan oclusión y protección, pero interactúan con la humedad ambiental.

  • En zonas más secas y/o ventosas, las sustancias activas con vehículos más oclusivos (no comedogénicas) como aceites vegetales y mantecas. Además de proteger la piel, previenen la pérdida de humedad natural de la misma.

Lucir una piel saludable es sinónimo de elegir apropiadamente con qué alimentarla, tanto por dentro como por fuera. En esta oportunidad te comparto lo que, para mí, son tres acciones que te harán brillar este otoño.

Ácido hialurónico de bajo y alto peso molecular

El ácido hialurónico se encuentra en forma natural en nuestros tejidos, pero con la edad, el organismo va reduciendo su producción. Lo ideal es que tu producto cosmético contenga una combinación de ambos, ya que trabajan de distintas formas.

El ácido hialuránico de alto peso molecular penetra en menor profundidad en la piel, pero tiene propiedades hidratantes excepcionales y un efecto suavizante de arrugas. Forma una fina capa sobre la piel, sin ser oclusiva, pero evita la deshidratación. Tensa y suaviza la piel.

El ácido hialurónico de bajo peso molecular penetra profundamente en la piel, su función es básicamente pro-age y es una gran alternativa no invasiva al inyectable. Al poseer un peso molecular tan bajo garantiza la eficacia de “relleno de arruguitas”. Esto se debe a su capacidad de ‘esponja’; se une a moléculas de agua de la matriz extracelular del tejido conectivo. Esta capacidad mejora significativamente la elasticidad de la piel, estimula la cohesión celular, promueve la síntesis de procolágeno, disminuye la rugosidad a la vez que promueve la síntesis de ácido hialurónico endógeno y previene el envejecimiento cutáneo.

Con estas propiedades combinadas, las arrugas pueden ser acolchadas desde el interior, lo que ayuda a reducir las arrugas profundas y las famosas patas de gallo. Es biocompatible, no altera nuestro sistema inmune y no es irritante.

Manteca de karitè

Tiene propiedades humectantes y emolientes, mantiene la elasticidad y flexibilidad de la piel. Se puede utilizar directamente en la piel, en este caso te recomendaría que no sea refinada para aprovechar su aporte de vitaminas A, D, E y F. Es muy protectora, sobre todo en zonas secas, ventosas y frías. Su poder comedogénico (tapar los poros) es muy bajo. En pieles oleosas o con lesiones tipo acneicas podés utilizarla como ingrediente en formulaciones cosméticas.

Té verde

Es rico en polifenoles que tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios, protegen al ADN celular. Tiene sustancias como cafeína (estimulante y detox de la circulación cutánea), vitaminas B y C y sales minerales. Su actividad antioxidante es unas 100 veces mayor a la de la vitamina C, y 25 veces superior a la vitamina E.

Por su acción antirradicales protectoras, reconstituyente de la integridad cutánea y estimulantes del metabolismo cutáneo, es un gran pro-age para utilizar en tus cremas.

Spa en casa

Para finalizar, te voy a compartir unos consejos que les enseño a mis consultantes para que se hagan un mini spa en casa.

  • Utilizá pequeños trozos de manteca de karite (es muy fácil de conseguir). Realizá fricciones con tus manos para calentarla y fundirla. Una vez que lo lográs, la aplicás sobre la piel limpia con suaves masajes ascendentes y circulatorios por 5 a 7 minutos. Para retirar el exceso, usá una toalla húmeda tibia. Suavemente, estarás aplicando una leve exfoliación, arrastrando todo lo que tu piel eliminó con el masaje y, a su vez, la piel quedará divinamente humectada, nutrida, despejada y luminosa.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Tendencia brillos: 9 diseños de nail art súper fáciles que podés hacer vos misma

Tendencia brillos: 9 diseños de nail art súper fáciles que podés hacer vos misma


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.