• HISTORIAS

La alquimista que dejó su puesto en una multinacional para responder al llamado divino

Luego de una vida como ejecutiva, se embarcó en una misión de servicio espiritual gracias a su "talento clarividente y su don como decodificadora del Lenguaje de Luz".


Yukia Azorah Sandara, una alquimista que cambió de vida por un llamado divino.

Yukia Azorah Sandara, una alquimista que cambió de vida por un llamado divino. - Créditos: Sam Howard



Cuenta Yukia Azorah Sandara que a los 6 años descubrió que tenía un don especial: podía leer la energía y los pensamientos de los demás, así como "los signos y la comunicación procedente de la Madre Tierra". Interesada por estos otros “mundos invisibles”, en su juventud se unió a un grupo de guías que la adentraron en este camino de la decodificación de la Luz y que, con el tiempo, la convirtieron en una "alquimista de voz y transmisora de la fuente creativa".

“El lenguaje de la Luz no tiene traducción directa a ningún idioma conocido, ya que es un lenguaje de sentimiento que emana a través del corazón. Su energía contiene un alto contenido de pureza universal, ya que trabaja tan profundamente como el arte de los circuitos sagrados”, nos explica esta portuguesa que hoy es una gran referente en esta tarea de decodificar, transmitir y catalizar esos códigos para ayudar a la humanidad.

“Es mi pasión y mi propósito ayudar en el despertar de otros. Ayudarlos a cambiar sus vidas para vivir una existencia más feliz y plena. Realmente me inspira ver a las personas tener grandes avances que cambian su realidad actual acercándolos a sí mismos, a su Ser Dios y a los demás, con un corazón abierto”, cuenta esta mujer de 62 años que viene de un linaje de Médiums en su familia. Yukia nació en Mozambique, una colonia portuguesa, y a los 14 años se fue a Sudáfrica, donde vivió 27 años.

Su despertar espiritual

 

Yukia se crio con una madre y una abuela que tenían un talento clarividente y un padre que no era religioso, pero sí “un espíritu libre” que creía que los seres humanos eran movidos por un poder más allá de este mundo: la Fuente. “Él mantenía un espacio de no juicio y solía decir: ‘si tu imaginas y confías en ello entonces es tu verdad. Si te hace feliz y alegre, estoy contigo’", recuerda con una sonrisa. 

Si bien su familia siempre entendió esta habilidad natural con la que coqueteó desde muy pequeña, no ocurrió lo mismo con sus maestros o compañeros de escuela; donde Sandara reconoce haberse sentido una “niña incomprendida” por momentos. “Desde una edad muy temprana comprendí que el sistema educativo no apoyaba la expansión de los dones y habilidades naturales de los niños. Tampoco los padres y los profesores estaban en posición interior o incluso en sintonía con los mundos invisibles. Comprendí que tenía que jugar al juego de la polaridad: aprender cómo funcionaba este planeta, pero sin tener que pertenecer a él para ser respetada y honrada”.

Años después, esto de ser “la rara” se repitió cuando comenzó a trabajar en el sector de Recursos Humanos de una multinacional. Sin embargo, gracias su sabiduría y carisma, Yukia supo revertir la situación y plantar bandera a la hora de luchar por sus creencias. “En mi vida empresarial, inicié y fui pionera de programas de cambio y transformación corporativos que pusieron en marcha acciones de empoderamiento y respeto generalizado por la diversidad. Comprendí que, si te atrevías a dar el paso y lo iniciabas, nadie detendría las acciones y si lo hacían entonces tal vez no confiabas lo suficiente en ti misma para liderarlas”, aclara.

A pesar de lograr transformar su día a día, después de 27 años esta ejecutiva dejó la vida corporativa para abocarse a “un llamado más elevado de servicio a la Madre Tierra y a la Humanidad” y también porque su cuerpo se estaba enfermando. “Era una señal de que mi verdadera misión tenía que comenzar pronto como se acordó antes de la encarnación”, dice esta mentora que inmediatamente vendió sus empresas -Change y New Change Lda-, se divorció y dejó atrás sus cosas y su antigua vida para seguir "el Camino" con tan sólo una mochila a cuestas.

Un viaje al alma

Yukia dejó su trabajo en una multinacional para embarcarse en un viaje por el mundo. Actualmente, reside en Portugal.

Yukia dejó su trabajo en una multinacional para embarcarse en un viaje por el mundo. Actualmente, reside en Portugal. - Créditos: Ernesto Aliaga Montesinos

Ese nuevo camino se convirtió en un viaje por el mundo que duró casi 15 años. “Tuve que aprender a vivir con un presupuesto reducido, a entender el valor del dinero como intercambio y a vivir en comunidad, interactuando con diferentes culturas indígenas. Los primeros cinco años sólo compartía mis conocimientos, sesiones y talleres a cambio de una retribución”, relata, quien visitó lugares como Tanzania, Israel, Egipto, India, Perú y Hawaii, entre otros.

Así fue como en cuestión de meses Sandara pasó de una vida de gran abundancia a otra más despojada, pero “mucho más gratificante”. Ser servicio a través de sus dones y habilidades, intercambiar sabiduría y conocimiento en diferentes partes del mundo y servir como Guardián de la Tierra fue su nueva tarea. “Comprendí, sané, transmuté y limpié las partes de sombra del yo y de la Madre Tierra así como los patrones de linaje ancestral de mis familias terrestres y los de la conciencia colectiva. Comprendí el significado del amor infinito, la dinámica de dar/recibir, y a ser guiada plenamente por la intuición. Descubrí que, aunque había sido prestada a este planeta para infundir mi amor y ayudar a transformarlo, amaba este planeta y quería hacerlo mi hogar”, confiesa esta viajera que actualmente hizo base en Lagos, Portugal.

Nuevo desafío

Rafael, su nieto de 7 años fue su gran inspiración a la hora de crear este Gaming espiritual para niños.

Rafael, su nieto de 7 años fue su gran inspiración a la hora de crear este Gaming espiritual para niños. - Créditos: Kstia Pereira

Además de sus lecturas, meditaciones, talleres y su portal de maestría cósmica, esta amante de la pintura y la escritura está a punto de lanzar un nuevo proyecto: un gaming espiritual para chicos. “En estos momentos, estoy concentrada en el lanzamiento de esta aventura interactiva llamada Juego de los Mundos Sagrados (Sacred Worlds Game en inglés). Los niños crecen rápido, pero su vida espiritual sigue siendo un misterio. Están llenos de preguntas sobre la vida y el universo, pero sus padres no siempre son capaces de responderlas. Con este proyecto proponemos cambiar eso”, revela. Ella se inspiró en su nieto Rafael de 7 años para diseñarlo.

Ayudarlos a desbloquear sus dones espirituales a través del juego creativo, el pensamiento crítico, la aventura y la diversión es la misión de este nuevo emprendimiento. “Es una herramienta educativa que abre las mentes y los corazones a reinos sagrados y nos reconecta con la naturaleza de maneras significativas. Una herramienta que hará que los pequeños puedan descubrir su verdadero Ser esencial, ya sea desde un punto de vista espiritual como simplemente humano", explica la creadora de este proyecto al que le sucederán 24 libros infantiles relacionados con los Mundos Sagrados.

 

Sus contactos: Página web: www.yukiasandara.com. Info sobre el taller de Gaming Espiritual para niños en: www.sacredworlds.com.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Primer domingo del mes. ¿Cómo hacer el ritual de la sal?


por Geraldine Kraay

Bienvenido 2023. Cómo podemos cuidar nuestra paz mental


por Soledad Simond

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.