Predicciones noviembre 2022: qué te dice el horóscopo de acuerdo a tu signo

¿Qué te dicen los astros para el mes de noviembre? Nuestra astróloga Lu Gaitán comparte cuál es el mensaje planetario para cada signo.


Collage deValentina Bussi



Como si le faltara intensidad a la vida, a fines de octubre tuvimos un eclipse y en noviembre tenemos otro. En general, los eclipses vienen de a dos (a veces incluso de a tres, como a mediados de 2020). Cuando hay eclipses, los seres humanos nos volvemos a fascinar, como hace miles de años, con la observación del cielo. Los portales de noticias y las redes sociales se llenan de fotos del Sol y la Luna, nuestros cuerpos piden descanso, los gatos corren de un lado a otro por la casa y tenemos la sensación de que algo especial está pasando. Para la astrología, los eclipses son momentos en los que los procesos se aceleran y se intensifican.

Esas decisiones que venimos postergando desde hace rato parecen convertirse en una urgencia. Entonces, mi consejo es que tomes las decisiones que consideres necesarias, sobre todo si ya lo venís procesando desde hace rato. Si estás pensando o sintiendo algo por primera vez, creo que lo mejor es esperar a que decante un poco más. ¿Cuánto más? Es difícil decirlo con exactitud, pero creo que en los meses de marzo y mayo del año que viene vamos a tener una mayor claridad sobre esto que nos moviliza hoy.  

Por otro lado, los eclipses en Tauro y Escorpio son muy importantes para quienes nos dedicamos a investigar la astrología aplicada a procesos colectivos. Los eclipses de 2022 y los de 2023 nos hablan sobre la importancia de cambiar nuestra forma de alimentarnos a una dieta basada en plantas, la necesaria regeneración de los suelos, la agroecología, la revisión de nuestras pautas de consumo hacia formas éticas y transicionar hacia fuentes de energía renovables. Podemos esperar que haya noticias y eventos vinculados con estos temas durante el mes de noviembre. Que la fuerza nos acompañe.  

ARIES

Nuevos comienzos: las memorias de hace diez años están guardadas en algún lugar tuyo. Es momento de observar esa información y hacer algo distinto con eso. Si estabas pensando en empezar algún proceso terapéutico, este es un gran mes para hacerlo. Por más que haya similitudes entre lo que viviste en ese momento y ahora, no sos la misma persona, podés hacer las cosas de un modo distinto con todo eso que aprendiste. 

Un fin de ciclo: hiciste un largo camino para llegar hasta acá, pero ¿estás siempre pensando que te falta más y más?, ¿podés agradecer por lo que sí hay? No solo con relación al dinero, sino que también podés honrar el cuerpo que te sostiene, el alimento que tenés cada día, agradecer a las plantas por darte el oxígeno y ser fuente de nutrientes, al Sol por iluminarnos.  

El consejo del oráculo: hablá con claridad e intentá ver la perspectiva del otro. Después de esa charla, ves qué onda. 

TAURO

Nuevos comienzos: estás en un momento de volver a elegir con quiénes querés compartirte, mostrarte sincera y generar una intimidad real. Ya sean tus amigas más cercanas, tu(s) pareja(s) o tus partners in crime. Seguramente muchas personas quedarán en el camino y otras seguirán estando. No se trata de cancelar a nadie, solamente asumir a quiénes querés tener cerca de verdad. 

Un fin de ciclo: recordá cómo eras hace diez años y observá los cambios lentos y paulatinos que sucedieron en vos desde entonces. Ahora estás en un proceso de transformación muy profunda. Hay aspectos de tu personalidad que ya no tienen sentido, pero tampoco apareció la nueva versión. Es como si estuvieras en el otoño de tu vida, se están cayendo las hojas y, a su tiempo, volverán a salir los brotes.

El consejo del oráculo: es necesario que te conectes con la sabiduría de tu corazón, esa parte tuya generosa, amorosa y bien intencionada. 

GÉMINIS

Nuevos comienzos: ¿Cómo podrías ordenar tu vida cotidiana para que esté más alineada a las transformaciones que queremos ver en el mundo? Es momento de ir a fondo en esos cambios que querés hacer desde hace rato: desde comer más frutas y verduras agroecológicas o cocinar en casa hasta hacerte tiempo en la agenda para poder descansar y estar al aire libre. Recordá: el multitasking está sobrevalorado. 

Un fin de ciclo: ¿De qué trabajabas en 2012-2013? Seguramente, cambiaste varias veces de laburo o, al menos, de forma de trabajo. Mirá todo lo que viviste hasta ahora. Esa versión tuya que llega agotada al final del día por la cantidad de cosas que hizo, porque estuvo en todos lados, pero en ninguno a la vez, necesita quedar atrás. Ir lento, en este mundo acelerado, es revolucionario.  

El consejo del oráculo: es momento de ser completamente sincera. Primero con vos misma y luego con los otros.

CÁNCER

Nuevos comienzos: es momento de traer de regreso a la niña que fuiste, que hacía cosas solo por diversión. Esa versión de vos de tu infancia es la que puede vincularse con las niñeces que hoy están creciendo. Estamos ante un cambio de época y tenemos la oportunidad de crear otras formas de andar por el mundo. Cuando no sepas qué hacer, preguntales a tus hijos o sobrinos qué harían o qué sienten. Las nuevas infancias tienen mucho para enseñarte.

Un fin de ciclo: este es un momento para observar con quiénes podés contar de verdad y quiénes ocupan un lugar periférico en tu vida. Estate atenta, lo vas a ver sobre la marcha. Cuando vengan los miedos, recordá que ya pasaste muchas veces por cambios estructurales. Más específicamente, acordate de 2012 y 2013. Aunque haya algunas diferencias, lo que está sucediendo ahora se parece mucho a lo que ocurrió por entonces.   

El consejo del oráculo: es tiempo de poner algo de distancia para observar el escenario con perspectiva.

LEO

Nuevos comienzos: si estás pensando en hacer alguna terapia como biodecodificación o constelaciones familiares, hacela. Los mandatos conscientes e inconscientes de tu familia viven en vos, pero no hace falta que repitas el guión mecánicamente. Una nueva versión tuya va a nacer y vas a poder crear otras formas de hacer familia y un mundo amoroso para las generaciones que siguen, pero para eso es necesario que mires de frente ese legado y elijas hacer algo distinto. 

Un fin de ciclo: No te castigues con todo lo que podrías ser y no sos, pensá en el recorrido que hiciste durante estos diez años. Creciste mucho. No solo en tu profesión, sino también en la importancia de ser leal a vos misma. Y para eso, fue necesario que hubiera contacto entre tu vida interior y lo que le mostrás al mundo. Estás llegando al final de esa versión tuya que hace las cosas solo para agradar a los demás.

El consejo del oráculo: Tomá distancia de la situación y enfriá un poco el asunto. “Si tiene que ser, va a ser”. 

VIRGO

Nuevos comienzos: No solo nos vinculamos con seres humanos, también tenemos relaciones con animales y plantas. Solamente hace falta que estemos abiertas a recibir esa información. Es necesario tener paciencia y estar receptiva a los mensajes que vengan de esos seres. Prestá atención a las imágenes y los pensamientos que tengas cuando estés en contacto con ellos. La meditación te va a ayudar a decodificar esa información. 

Un fin de ciclo: A veces creemos que estamos siendo “realistas”, pero es una forma inconsciente de lavarnos las manos y decir que no podemos hacer nada con eso. Entonces, nos estamos privando de pensar otras posibilidades y de vivir de otra manera. Las ideas sobre la vida se convirtieron en una jaula, es momento de abrirla y salir volando, como un pájaro.      

El consejo del oráculo: Concentrate en tu deseo y en conservar tu independencia, pero sin aislarte ni volverte excesivamente autocentrada.

LIBRA

Nuevos comienzos: Tus valores, el vínculo con tu cuerpo y tu forma de generar recursos se vienen transformando desde hace rato. Mirá todo lo que creciste en estos diez años. Ahora es tiempo de explorar una forma que no te drene ni te agote, que sea sustentable para tu cuerpo y tus emociones, que no te desgaste al extremo. Llegó el momento de hacer esas transformaciones. 

Un fin de ciclo: Acumular objetos, ideas y personas te está sacando mucha vitalidad y te está cortando la posibilidad de que entre lo nuevo a tu vida, o bien, que puedas disfrutar de lo que ya existe. Si intentás acaparar todo, te empachás. Además, tantos estímulos te hacen perder tu centro y entrás en dinámicas de comparación y competencia. Tu cuerpo y tu psiquis están agotados. Por eso, el formato acumulador necesita pasar a uno minimalista. 

El consejo del oráculo: No des tanto y guardá energía para vos. Vas a ganar paz mental y emocional. 

ESCORPIO

Nuevos comienzos: Ya conocés las mutaciones profundas, las transformaciones y los cambios de piel. Estás en una de esas, otra vez. A fines de noviembre, vas a sentirte más liviana. ¿Querés saber por dónde va? Pensá en tu versión de 2012-2013 y vas a ver que hay conexiones interesantes. Estás acercándote a una versión tuya más auténtica. Por eso, es muy probable que sientas la urgencia de hacer esos cambios que venís postergando desde hace rato. Activar, plantarte por tu causa, mudarte a un entorno rural o, incluso, un cambio en tu apariencia.   

Un fin de ciclo: Algunas formas de vincularte están llegando a su fin y, aunque sea doloroso, con el tiempo lo vas a agradecer. Cuando te dé miedo o tristeza, pensá en tu esquema vincular de hace diez años y cómo creciste, te volviste menos enroscada y más desapegada. No podemos controlar nada, aunque lo intentemos.  

El consejo del oráculo: Dejá de vivir en las relaciones como una lucha por el poder y pensá que el otro te muestra algo de vos que está inconsciente.

SAGITARIO

Nuevos comienzos: Es tiempo de tomar tu pasado, la historia de tus ancestras y las memorias de encarnaciones anteriores para hacer algo distinto. Tenés la oportunidad de escribir nuevos capítulos en la historia de tu alma. Pero para eso, vas a necesitar incluir esas experiencias de vida anteriores en tu consciencia. Entonces, si estás pensando en hacer regresiones a vidas pasadas, lecturas de registros akáshicos o una sesión de constelaciones familiares, este es el momento. 

Un fin de ciclo: Si decís que sí a todo, el cuerpo te pone límites. Necesitas descansar, dormir, hacer actividad física y comer bien. Recordá que tu cuerpo está sincronizado con el ciclo de las estaciones y con los ritmos circadianos, aunque intentes ir por otra vía. Lo que se está terminando es una versión tuya que no registra ni sus límites ni su necesidad de regeneración. Sos parte de la naturaleza y no una máquina.            

El consejo del oráculo: Las relaciones tienen momentos y etapas, a veces más cerca y a veces más lejos. No es necesario ser tan tajante.

CAPRICORNIO

Nuevos comienzos: Si hacés las cosas sola, avanzás rápido pero es demasiada responsabilidad. El asunto es encontrar espacios colectivos donde puedas confiar en los demás. Si ya formás parte de equipos de trabajo, es momento de pasar por el filtro algunas cuestiones. Tal vez haya movimientos y algunas personas se vayan. O puede ser que seas vos, porque ya te cansaste de algunas dinámicas. En todo caso, una nueva versión tuya para el trabajo en equipo está naciendo.    

Un fin de ciclo: En estos diez años creciste un montón, pero tal vez te hayas olvidado de la diversión. La niña que vive en vos necesita tiempo para jugar y para hacer exploraciones, si no, el mundo se vuelve muy gris y aburrido. La adulta que sos no solo tiene que cumplir responsabilidades, también necesita reírse y pasarla bien. Tu versión hipercumplidora y (auto)exigente está agotándose y necesita un cambio.

El consejo del oráculo: No todas las crisis son terminales, pero sí dejan ver algo que antes estaba oculto. Mirá las huellas que quedan después de la tormenta.

ACUARIO

Nuevos comienzos: Muchas de las ambiciones que tenías en el plano profesional se están cayendo. Es un momento para elegir bien tus batallas y buscar que tu rol esté sintonizado con las transformaciones que atravesamos como colectivo. Los miedos son parte del camino, funcionan como alertas para garantizar tu supervivencia y también pueden ser exagerados. Tu instinto y tu intuición van a ayudarte a tomar las decisiones que estás necesitando.

Un fin de ciclo: Una forma de vivir el hogar, que empezó a gestarse hace diez años, se está terminando. Tenemos una visión muy reducida de lo que significa la casa y la tribu. Vivimos en el planeta Tierra, los animales y las plantas forman parte de nuestra familia y nuestra casa es un ecosistema donde también viven los seres humanos. Si sentís que la forma de vida urbana está agotada y necesitás mudarte a un espacio rural, hacelo, aunque lleve tiempo y planificación. 

El consejo del oráculo: Es necesario revisar tus ideas sobre abundancia y prosperidad.

PISCIS

Nuevos comienzos: No podemos esperar que las cosas se resuelvan por sí solas, tampoco vamos a quedarnos en las declaraciones de buenas intenciones. Pero sí podemos hacer lo que sea que esté a nuestro alcance en este momento, aunque no tengamos la certeza de que todo vaya a salir de acuerdo a nuestro deseo. Podemos confiar en lo que dicen el cuerpo, la mente y el espíritu y en nuestro deseo de proteger lo sagrado que vive en este planeta.

Un final de ciclo: Estamos bajo un hechizo que nos hace creer que siempre vivimos de este modo, y por esa razón estamos condenadas a seguir reproduciendo estas dinámicas por los siglos de los siglos. Ahora ese hechizo se está cayendo y estamos viendo que sí hay otras formas de vincularse, que los seres humanos no somos la única especie que piensa, que vivimos en un ecosistema y tenemos vecinos vegetales, animales, minerales y fungi. 

El consejo del oráculo: Observá tus relaciones de un modo realista, no con lo que podría llegar a ser. Perdele el miedo a la soledad, siempre estamos rodeadas de otros. 

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Horóscopo signo por signo. ¿Qué dice tu fuerza astral para esta semana?


por Sol Lisdero

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.