Ritual para una sexualidad mágica

En su libro Brilla (El Ateneo) la psicóloga y estudiosa de saberes vinculados a la magia y la espiritualidad Guillermina Lopata invita a experimentar una sexualidad consciente.


Día Internacional del Orgasmo Femenino.

Día Internacional del Orgasmo Femenino. - Créditos: Getty.



“La magia me mostró el infinito caudal de energía que se despliega en el encuentro sexual con otro o con uno mismo, en el encuentro masturbatorio”, dice Guillermina Lopata, licenciada en Psicología y una alquimista entre la Psicoterapia tradicional y saberes integrados como la magia, el chamanismo y las enseñanzas iniciáticas.

La sexualidad no se escapa de la posibilidad de arroparla desde la “Psicoterapia Mágica”, el proceso de sanación con el que trabaja Guillermina desde hace años. En el libro Brilla (El Ateneo), del que ya hemos hablado para indagar en otros rituales, se detiene en el ritual para una sexualidad mágica.

“Es uno de los capítulos que más disfruté escribir”, nos revela. “Sin dudas, habla también de mi propia transformación en la sexualidad: creencias, patrones, mandatos aprendidos como verdades absolutas”, dice. Y rememora su escolaridad en un colegio religioso, en cómo se abordaba la sexualidad… “Todo menos lo que ahora creo que es: plenitud, creatividad, energía infinita, respeto a uno mismo y al otro”.

Guillermina habla de la sexualidad y se refiere a un caudal de energía infinito. Se pregunta: ¿Cómo no usar esa fuente de energía para crear? “La sexualidad no es solamente una descarga biológica, la forma de crear vida o de precipitar el amor. El acto sexual es un tesoro valiosísimo para reconocer nuestro ilimitado poder creador”, dice cuando conversa con OHLALÁ!

“Nuestros cuerpos fusionados experimentan, a través del orgasmo, el máximo nivel de movimiento energético posible. ¿Qué pasa si direccionamos ese caudal hacia nuestro propósito?”, propone. “Imaginen toda esa energía sexual, dirigida a través de un ritual hacia eso que deseamos lograr”. Reconoce que puede parecer de película, pero lo defiende y vuelve a hablar de un proceso “mágico”, una sexualidad consciente.

Para salir de la incredulidad, propone que hagamos nuestra propia experiencia. Ella nos acerca una guía.

Ritual para la sexualidad mágica

  • ¿Qué necesitas para hacer el ritual?

    - Un lugar elegido para el encuentro sexual. 

    - Objetos y símbolos: velas, aceites, pétalos de flores, música, ropas especiales, todo lo que escojas y sea afín al propósito elegido.

    - Los 4 elementos: vela, copa con agua, una piedra o una vasija con tierra y una pluma o sahumerio.

    - Propósito escrito en un papel.

  • ¿Qué debés tener en cuenta?

    Recordá utilizar un método de protección sexual.

  • ¿Cuánto tiempo te llevará realizarlo?

    Es un ritual en el que el tiempo dejará de ser tiempo. Solo disfrutá y creá.

Ritual para la sexualidad mágica: paso a paso

  • Preparar con dedicación el contexto para el acto sexual. Elegir los detalles, los símbolos, los aromas, la música. Liberá tu imaginación y tus fantasías. Los contextos son fundamentales para crear la energía favorecedora.  Pétalos, velas, esencias, prendas de vestir, todos los elementos cooperan en la creación del escenario mágico.

  • Los elementos universales deben tener un lugar especial en el espacio: fuego, tierra, agua, aire (vela, piedra, copa de agua, sahumerio).

  • Tener escrito el propósito y ubicarlo en el medio de los elementos universales. También debés memorizarlo o visualizarlo (lo necesitarás en el momento del orgasmo).

  • Una vez que esté listo el escenario, se inicia el encuentro sexual propiamente dicho.

  • Utilizá los sentidos para elevar la tensión sexual: tacto, oído, gusto, olfato, vista.

  • Fluí con la sabiduría de los cuerpos. Confiá en la energía que te habita.

  • La tensión aumenta. Los cuerpos se expresan, rugen. Lo más instintivo acalla los pensamientos. Entregate al flujo de la energía sexual. Cada vez, más tensión. Sentís un placer que, al mismo tiempo, se siente displacentero.

  • Sentí el orgasmo que está por llegar. En el mismo momento en que sientas el éxtasis y el clímax redirige toda esa energía a tu propósito (puedes gritarlo, puedes decirlo en silencio, puedes visualizarlo).

  • Si tenés conexión y confianza con tu pareja, pueden enlazar los dos orgasmos en un mismo tiempo y redirigir juntos la energía compartida hacia sus propósitos.

  • Sentí y agradecé por tan poderoso ritual.

Al final la autora propone: “Atrevernos a ir más allá de lo conocido, trascendiendo los límites aprendidos. Atrevernos a crear y co-crear. Atrevernos a liberar nuestros cuerpos con propósitos conscientes. Atrevernos a ver, en nuestra sexualidad, el mayor caudal de energía vital. Somos poderosos, siempre lo hemos sido, solo lo habíamos olvidado”.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Sexo 🍆. 10 posturas para salir de la rutina


por Denise Tempone

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.