Cómo ayudar a salvar a los bosques nativos argentinos: dónde donar

La Fundación Banco de Bosques, con donaciones de personas comunes y pymes, compra predios con presencia de bosque nativo que corren el riesgo de ser eliminados.


Bosques nativos: se salvaron hectáreas con bosque nativo en Misiones, en la frontera con Brasil.

Bosques nativos: se salvaron hectáreas con bosque nativo en Misiones, en la frontera con Brasil. - Créditos: Banco de Bosques



Los bosques nativos en Argentina están en peligro. Hay una cifra que, tal vez, nos permita tomar conciencia: en nuestro país se pierde el tamaño de 28 canchas de fútbol en bosques nativos por hora.

Así es que esta vez celebramos esta movida que volvió a salvar un bosque nativo argentino con donaciones de personas comunes y de pymes. Y ya empezaron a juntar colaboraciones para el próximo bosque.

Por tercera vez en la provincia de Misiones, la Fundación Banco de Bosques logró comprar un predio con presencia de bosque nativo con riesgo de ser eliminado. Y nuevamente el salvataje ocurrió a partir de la idea y acción de convocar a donantes que no son necesariamente filántropos o millonarios, sino personas comunes y pymes en su mayoría argentinas con un gran compromiso ambiental y ganas de aportar a salvar la biodiversidad del país.

En diálogo con OHLALÁ! el director ejecutivo de Banco de Bosques, Emiliano Ezcurra, señaló: "La pérdida de hábitat en el caso de los bosques genera extinción de especies de manera masiva. Imaginar que en un bosque no solo hay “casas” de animales como son los nidos de distintas especies de aves, sino la comida de los herbívoros, que son la comida de los carnívoros: las flores que necesitan los picaflores y mutiles polinizadores, los hongos de diversas especies que son alimentos de tantas otras y crecen en los troncos y al pie de muchos árboles. Sin contar musgos, líquenes y lianas que se apoyan en los árboles". Y sintetizó: "Es decir, hay toda una red compleja y dinámica que conecta a múltiples especies y todas se afectan cuando el bosque se quema o se desmonta".

En este caso el bosque que se salvó es de una chacra en el interior misionero, sobre la frontera con Brasil. Esta propiedad, que ya había sufrido desmontes, pertenece a un sector de la selva con presencia de araucarias en estado natural (no plantadas). Se trata de la especie araucaria agustifolia, que es pariente de la araucaria patagónica (araucaria araucana) distante a miles de kilómetros.

Ezcurra explicó: “La ciencia es contundente respecto de la criticidad de este tipo de ambiente. Quedan menos de 1500 hectáreas de selva misionera con araucarias en estado natural. Esta trinchera de la biodiversidad argentina se pelea metro a metro”.

La propiedad es vecina a la Reserva Natural Estricta San Antonio gestionada por la Administración de Parques Nacionales y será donada a la entidad para que expanda la mencionada reserva.

El sitio puede parecer pequeño en sus 36 hectáreas, pero es muy estratégico porque por primera vez les permitirá a los guardaparques tener un acceso directo y propio a la Reserva San Antonio (antes debían atravesar predios privados para poder llegar). Es un sitio clave, además, para el control de furtivos y la vigilancia de la frontera con Brasil.

El lugar ya sufrió algunos desmontes y Banco de Bosques, mediante un convenio con Aves Argentinas en colaboración con el INTA y APN, comenzó a realizar acciones de restauración y regeneración de la selva.

¿Cómo definen qué predio salvar?, le preguntamos. Y detalló: "Juegan los siguientes factores y sin orden de prioridad: si están o no cerca de un área protegida, qué nivel de importancia para la biodiversidad tiene (es decir, cuánta presencia de especies en peligro hay), y el costo y la escala".

“Nos llena felicidad ver el éxito del sistema de pequeñas donaciones de m2 de bosques en peligro crítico. Que todo el mundo sepa que puede salvar una porción concreta, medible, palpable y real de un bosque como este”, comentó Ezcurra. “Algunos donantes vinieron a ver, tocar y caminar dentro del bosque salvado por ellos mismos, sin necesidad de ser filántropos de alto poder económico. Cada m2 cuenta y no hay medida a la hora de salvar nuestros últimos bosques nativos”.

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo fue? Se realizó el primer casamiento carbono neutral en el país

Paso a paso ¿Cómo armar tu propia huerta en casa?


por Romina Salusso

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.