Newsletter
Newsletter

Deco para inspirarse

Conocimos la casa de la artista plástica Maica González Venzano ¡Nos copó su casa, súper creativa!




La cocina es pura luz gracias a su puerta ventana que la comunica con el patio

La cocina es pura luz gracias a su puerta ventana que la comunica con el patio - Créditos: Producción de Florencia Vicente Lago. Fotos de Magalí Saberian.

La casa

Justo en el límite entre Palermo y Colegiales y a solo unas cuadras del Mercado de las Pulgas, vive la artista plástica Maica González Venzano con su marido y sus dos hijos, León y Milo. Se mudó hace dos años con la intención de reunir en un mismo lugar sus dos pasiones: su familia y sus pinturas. Así, abandonó el taller que tenía junto con algunas amigas y armó en su nuevo hogar un taller donde crea, juega con sus chicos y, además, da clases. Maica dice que lo que más le gusta de la casa es que "es un nido de paz en medio de la ciudad" y cuenta que para decorarla compró mucho usado en MercadoLibre y restauró junto con su marido.
El juego de jardín, de hierro y vidrio, lo compró por mercadolibre. Estaba destruido pero su marido lo restauró y ella lo pintó de blanco. Los almohadones estampados son de la dominga y cuestan $190

El juego de jardín, de hierro y vidrio, lo compró por mercadolibre. Estaba destruido pero su marido lo restauró y ella lo pintó de blanco. Los almohadones estampados son de la dominga y cuestan $190 - Créditos: Producción de Florencia Vicente Lago. Fotos de Magalí Saberian.

La cocina es pura luz gracias a su puerta ventana que la comunica con el patio. Muebles de madera, lámpara símil ratán (de Mesopotamia) cuadritos y un vajillero espectacular lo hacen el espacio más vivido de la casa. El living está armado en torno a una mesa de madera baja que compraron en sus escapadas al Mercado de las Pulgas, al igual que los tres sillones.

Cuartos

Maica es fanática de los juguetes de madera. dice que fomentan la creatividad. pueden conseguirse en jugueterías como giro didáctico o Chapó Loló. ¡Nos encantó el minimetegol!

Maica es fanática de los juguetes de madera. dice que fomentan la creatividad. pueden conseguirse en jugueterías como giro didáctico o Chapó Loló. ¡Nos encantó el minimetegol! - Créditos: Producción de Florencia Vicente Lago. Fotos de Magalí Saberian.

Al fondo del primer piso, luego de atravesar el living y la cocina, te encontrás con el cuarto principal. Tiene un respaldo de madera oscura bien alto y un acolchado al crochet que combina perfecto con los almohadones bordados. A los lados de la cama obvió las mesitas de luz (amuró veladores individuales en cada dintel de la cama) y armó un miniespacio-escritorio justo al lado de la ventana tipo bowindow.
En el segundo piso hay dos ambientes: un cuarto más chico con solo dos camitas para sus hijos y, por otro lado, un playroom bien amplio para que jueguen. Ahí dispuso una mesa baja a la que sumó, por debajo, unos cajones de madera pintados de verde para guardar juguetes. También, un sillón cubierto por una manta hipercolorida (¡y protectora!) que trajo del Norte. En las paredes, muchísimos cuadros de pequeño formato.

El taller

Más allá de la escalera interna, hay una externa que comunica el patio del primer piso con una terracita que, los días de verano, se convierte en una extensión del taller

Más allá de la escalera interna, hay una externa que comunica el patio del primer piso con una terracita que, los días de verano, se convierte en una extensión del taller - Créditos: Producción de Florencia Vicente Lago. Fotos de Magalí Saberian.

En el entrepiso (justo desde la espera de la escalera que separa el living comedor del playroom del segundo piso), Maica instaló su taller. Es amplio y súper luminoso. En el centro, la protagonista es la mesa de madera maciza que compraron por MercadoLibre y que es comodísima para dar clases. Rodeando la habitación, todo es espacio de guardado. Una biblioteca irregular con libros de arte para inspirarse y una cómoda con cajones, tipo fichero, para tener a mano todos los materiales de trabajo.
Más allá de la escalera interna, hay una externa que comunica el patio del primer piso con una terracita que, los días de verano, se convierte en una extensión del taller

Más allá de la escalera interna, hay una externa que comunica el patio del primer piso con una terracita que, los días de verano, se convierte en una extensión del taller - Créditos: Producción de Florencia Vicente Lago. Fotos de Magalí Saberian.

En un rinconcito, se armó su escritorio. Un tablón amurado a la pared y una silla con rueditas para la que confeccionó una funda en cuero floreado (¡queda divino!). ¿El detalle? Una ramita de enredadera que viene desde el patio y usa a modo de piolín para colgar, con ganchitos, dibujos de sus hijos.
¿Qué te pareció esta propuesta deco? ¿Qué lugar de la casa te gustó más?

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Deco y orden: la guía definitiva para organizar la cocina de forma eficiente

Deco y orden: la guía definitiva para organizar la cocina de forma eficiente


por Inés Pujana
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.