Newsletter
Newsletter

Escritorios pequeños: ideas fáciles y simples para decorarlos

Te acercamos ideas para escritorios pequeños. El paso a paso para generar un rincón de trabajo de pocos metros, pero bien productivo.


Armar el escritorio con un tablon y caballetes es una opción más barata y muy canchera.

Armar el escritorio con un tablon y caballetes es una opción más barata y muy canchera. - Créditos: Gentileza



Armar un rincón de trabajo en casa, cuando el espacio disponible es limitado, puede resultar un desafío. En esta nota, te acercamos cinco pasos para que puedas maximizar el espacio y potenciar tu productividad.

1. Elegí el rincón

Como primera medida es importante dedicarle un espacio exclusivo, aunque sea chiquito. Lo ideal es elegir un lugar sin distracciones, para que el tiempo de trabajo sea productivo. Puede ser en un pasillo que no sea muy angosto, debajo de la escalera, en el comedor diario o, bien, en un rincón del living o del dormitorio; en este último caso, hay que respetar los horarios de descanso. Como dato extra: asegurate de que el ambiente tenga enchufes y una buena conexión a Internet.

2. Buscá un mueble funcional

La elección del escritorio es fundamental, porque tiene que ser cómodo, pero a la vez se tiene que adaptar al espacio elegido. Hay diversas opciones: desde muebles más grandes con cajones hasta escritorios plegables que se pueden guardar cuando no se usan. Como dato cheap: un tablón con caballetes queda súper canchero y, al desarmarlo, es fácil de guardar.

3. Atenti a los espacios de guardado

Al ser un rincón pequeño, se debe pensar muy bien en el lugar de almacenamiento: siempre conviene elegir escritorios con cajones o agregar canastos a los pies, que suman desde lo estético y lo funcional. Además, es importante optar por estantes flotantes y organizadores de pared, para aprovechar al máximo el espacio vertical. Como tip: mantener el área de trabajo despejada ayuda a la concentración y a minimizar distracciones.

4. La iluminación como ítem clave

Siempre que sea posible, conviene armar el espacio cerca de una ventana, para recibir luz natural y una buena ventilación. En cuanto a luz artificial, las lámparas de escritorio con brazos flexibles son ideales para iluminar áreas puntuales: las de pinza, por ejemplo, se sujetan al borde del escritorio -¡o a la compu!, si son minis- y se pueden guardar cuando no se necesitan. Para tener en cuenta: la luz cálida genera un ambiente más acogedor, mientras que la luz fría es ideal para tareas de mucha concentración. Importante: que la luz no vaya directo a las pantallas, para no causar fatiga visual.

5. ¡A decorar!

El último paso es darle tu impronta con detalles que te inspiren: fotos, arte, objetos deco, textiles y plantas que, además, ayudan a mejorar la calidad del aire y a reducir el estrés. La paleta de colores es fundamental: siempre hay que elegir colores que no cansen y que, a la vez, motiven. Los neutros, por ejemplo, generan un ambiente más tranquilo para la inspiración, mientras que los colores vibrantes, como los naranjas y amarrillos, pueden sumar energía y vitalidad. Como idea: se pueden pintar mueble y pared con la misma tonalidad para que se mimeticen y, además, sumen un toque canchero y original al lugar.

 

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Moderna y simple: así es la bañadera de Juliana Awada, con la que marca tendencia en deco

Moderna y simple: así es la bañadera de Juliana Awada, con la que marca tendencia en deco


por Soledad Avaca Cuenca
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.