Newsletter
Newsletter

Esta es la mejor manera de evitar que las flores se marchiten

Te compartimos 5 consejos de expertos en jardinería para lograr que tus flores perduren hasta 3 semanas.


La mejor manera de cuidar tus flores.

La mejor manera de cuidar tus flores. - Créditos: Getty.



¿Sabías que una flor cuidada de manera adecuada puede durar de tres a cinco semanas, dependiendo de la especie? Si no lográs que perduren más de 7 días puede ser que no estés teniendo en cuenta algunos aspectos básicos que expertos en plantas suelen resumir en 5 grandes consejos.

Ya te adelantamos que será primordial observar si se encuentran en un lugar fresco (ya que la temperatura influye directamente en la conservación de las flores).

Ahora sí te compartimos en detalle los consejos y te invitamos a probar desde hoy y hasta que termina el año, animándote a llegar rodeada de flores sanas y cargadas de perfume a las esperadas fiestas.  

1. Cambiar el agua cada 3 días

Si bien muchos expertos aconsejan realizar esta tarea cada tres días, será importante observar el líquido del jarrón diariamente y anticiparse si se encuentra con impurezas o si tiene un olor desagradable. El agua es fundamental en la vida de las flores ya que las nutren y las mantienen frescas. En relación a la temperatura, siempre es mejor de fresca a fría. Otra cosa importante: cuando hagas el recambio de líquido, cuida de no ponerlo en contacto con los pétalos de las flores, ya que podrían hacer que se marchiten rápidamente. Por último, un truco que nos funciona muy bien: cuando el agua se encuentre limpia nuevamente podés agregar una cucharadita de vinagre de alcohol para evitar que se formen bacterias y microorganismos.

2. Agregar al agua un sobre de alimentos para flores

Se consigue en viveros y tiendas sustentables. Puede ayudarte a potenciar los pasos antes indicados ya que nutre a las flores con preparados especialmente pensado para ellas. La preparación es sencilla, solo deberás verter el sobre en medio litro de agua, mezclarlo y colocarlo en el florero, jarrón o base, pero nunca sobre las flores. El alimento es universal, es decir que aplica para todas las flores sin importar si son rosas, gerberas, girasoles, tulipanes, entre otras variedades.

3. Cortar los tallos en diagonal

Lo ideal es cortar los tallos cada tres días, cuando se realiza el cambio de agua a unos 45 grados para que así puedan absorber el agua de la mejor manera. La parte del tallo que quedó más obscura se debe eliminar ya que impide que la flor tome agua. Y como acción complementaria, se recomienda limpiar los tallos antes de colocarlos de nuevo en el florero, pues pueden estar babosos.

4. Retirar los pétales o flores marchitas

Revisá tus arreglos florales para identificar cómo se encuentran las flores y pétalos que lo conforman y si ves alguna marchita, quitala delicadamente. Este mismo mecanismo aplica para los tallos o ramas de decoración: si alguno posee un olor fuerte o se encuentra blando, mejor quitarlo. Idealmente, este procedimiento debería repetirse cada tres días, con el fin de mantenerlo fresco y en buen estado.

5. Ubicar el ramo en un sitio fresco

Alejadas del calor vivirán más felices, otra regla básica. Las flores no deberían de estar expuestas a la luz directa del sol para que duren más tiempo y no se marchiten. A su vez, vivirán durante más tiempo en sitios frescos o fríos, ahora que empieza el calor más fuerte ellas estarán muy felices en lugar dónde hay aire acondicionado (aunque no de manera directa, porque también les puede impactar negativamente). Cuanto más frescas se encuentren más tiempo se conservarán.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Conocé las cuatro plantas que sobrevivirán al calor abrasador

Conocé las cuatro plantas que sobrevivirán al calor abrasador


por Cecilia Acuña
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.