Newsletter
Newsletter

Cómo devenir en lesbiana en 10 pasos: uno de los libros más vendidos de Europa

Mientras el lesbo flirt toma París, un nuevo libro brinda instrucciones para mujeres heterosexuales que quieren iniciarse en el lesbianismo.


Portada francesa de Cómo devenir en lesbiana en 10 pasos.

Portada francesa de Cómo devenir en lesbiana en 10 pasos.



No recuerdo haber sido encarada por una chica en la calle. Al menos no de un modo tan directo y fuera de un radio explícitamente gay. Nunca antes una mujer me había sacado una conversación y me había dado su teléfono pidiéndome que la llame. Durante las tres semanas que pasé en París, sin embargo, me sucedió varias veces.

La primera fue al borde del Sena, a la altura de Pont des Art, una zona típicamente de estudiantes. Quien se me acercó fue una chica que arañaba los 23 años. Se veía casi adolescente pero actuó con la confianza de un señor maduro. “Te ves tan linda con ese vestido rojo, en este banco, leyendo un libro. Solo quiero decirte que me gustaría que agendes mi telefono y me llames”, me dijo con total seguridad. Ella era, además de mucho más chica, mucho más cliché que yo. Llevaba su pelo castaño hasta la cintura, sin una gota de maquillaje o tintura y lucía un vestido corto de broderie blanco con zapatillas de lona del mismo color. Se había separado de su grupo de amigos que hacía picnic al lado del río para venir a hablarme.

Me sentí halagada pero también sorprendida por su frontalidad. No solo por la de ella. A lo largo de mi estadía en la ciudad había sido abordada por otras dos chicas en edad universitaria, en zonas no necesariamente gays, si es que eso sigue existiendo en los centros de capitales europeas. No todas me hablaron directo, claro. Una simplemente se limitó a hacer un intenso contacto visual con una pequeña sonrisa durante el trayecto en metro. Las tres eran chicas muy jóvenes y manifestaban una cordialidad tan suave que era imposible sentirse invadida o acosada. Esto no les quitaba un ápice de claridad a sus intenciones.

Ya finalizando mi estadía en París me encontré con mi amigo francés Antuan y le comenté mi sorpresa sobre el lesbo flirt en las calles de la ciudad. Lo relacioné a un cambio generacional, a una actitud más lúdica, a una forma de desenfado dulce, tal vez. Él fue un poco más lejos. “En París todas las chicas quieren ser lesbianas ahora”, me aseguró. Yo me reí, él no. “En serio. Hay un nuevo libro, se llama Comment devenir lesbienne en dix etapes (Como devenir lesbiana en 10 pasos) y parece que le va super”, me dijo. Volví a reirme, él no. “Yo también pensaba que era un chiste pero resulta que tengo varias amigas heterosexuales que lo están leyendo y están intentando, en serio”, me reveló. Confié en el radar de Antuan, que es periodista, escritor y trotamundos y en la personalidad siempre sorprendente de París. Volé a una librería a buscar más información. ¿Acaso podría aprovechar mi suerte con las chicas simplemente siguiendo 10 pasos?

Cada vez más mujeres se dan cuenta de que la heterosexualidad es una estafa. Este libro está aquí para ayudarlas”, decía prologo que, además, citaba a la celebre feminista Virgine Despentes con esta frase. “En mi opinión, en veinte años, la mayoría de las chicas serán lesbianas. Sucederá por sí solo. En serio, lo creo porque todo es mucho mejor así. Sexualmente no salís perdiendo y por lo demás es un alivio tan increíble que… ¿qué vas a andar pensando tanto?”.

La premisa de este libro de la francesa Louise Morel, una escritora de 31 años con una novela publicada y una salida del closet reciente, es que, si sos una mujer heterosexual, vale la pena hacer el esfuerzo de detectar y alimentar tus inquietudes lesbicas, de empujarlas un poco, de foguearlas. Si la mecha enciende, racionalmente hablando, de acuerdo a la autora, tu existencia será más fácil, más placentera y definitivamente menos complicada, como se volvió la de ella. Para dejarlo bien en claro, ella comienza su tesis analizando lo absurdo de intentar conectar y crear algo estable y pacifico con hombres heterosexuales y bajo un sistema destinado a nuestra opresión. “Incluso en parejas progresistas y equitativas, la dominación está presente”, advierte. Convencida de que se trata de un desperdicio de existencia que probablmeente se podría evitar, la autora asegura que nadie nace heterosexual, o al menos, no del todo hetersexual, como tampoco se nace lesbiana.

La forma en que resuelve la polémica del esencialismo en la orientación sexual es advirtiendo que, “en muchas personas, la orientación sexual es más fluida de lo que están dispuestas a admitir”. "La sexualidad como un deseo polimórfico y cambiante es mucho más divertido que una realidad inmutable sobre uno mismo", asegura. En este afán por llevar a las mujeres heterosexuales a poner en crisis su orientación, Morel advierte que es muy común, incluso siendo lesbiana, no sentir una excitación inmediata o, incluso, actuar con rechazo ante el sexo femenino desnudo. Luego, brinda una serie de consejos para abrir la cabeza, el juego y comenzar a explorar la atracción natural entre mujeres, una actividad que requiere un gran detox no solo de pensamientos lesbofóbicos sino de las reglas de cortejo. “Comenzar a ser lesbiana puede ser tan fácil como marcar la casilla de mujeres en Tinder, salir a solas con esa chica por la que sientes algo ambiguo, o simplemente decirle a alguien que te atraen las mujeres”, explica la autora. Ella finaliza pidiendo a la lectoras que no nos demos por vencidas: “sea cual sea tu edad, tu situación de pareja o familiar, y sea cual sea tu pasado, tu futuro puede ser lésbico”.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Netflix: 5 K-dramas increíbles que son ideales para sumarte a la ola coreana

Netflix: 5 K-dramas increíbles que son ideales para sumarte a la ola coreana


por Ro Solavaggione y Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.