Jackson Wang en Buenos Aires: un recital inolvidable que terminó con un "Te quiero comer la boca"

Con una única fecha en Buenos Aires -y después de su recital en Brasil- Jackson Wang revolucionó la noche porteña con un recital que significó muchísimo baile, charlas sobre salud mental y... bailarines sin remera.


Jackson Wang la rompió en el Movistar Arena.

Jackson Wang la rompió en el Movistar Arena. - Créditos: Gentileza de PH Gallo



Ayer el Movistar Arena fue una fiesta. Y si bien parece una expresión que repetimos demasiadas veces cuando hablamos de shows de música en vivo, no existe una mejor frase para compartir lo que los argentinos experimentamos ayer gracias a Jackson Wang. Con un miniestadio atestado de fanáticos (algunos heredados de su genial grupo GOT7 y otros que lo descubrieron como artista solitario), el cantante chino no solo demostró que tiene la capacidad de convertirse en uno de los artistas más importantes de la movida pop internacional, sino que también tiene ese tipo de carismas que no se aprende en ningún lado.

Jackson Wang: el revolucionario del k-pop

Jackson Wang la rompió en el Movistar Arena.

Jackson Wang la rompió en el Movistar Arena. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

Cuando muchos piensan en el pop (o, específicamente, el k-pop) solo imaginan grandes coreografias, canciones de amor y artistas impolutos que parecen sacados de una casita de muñecas. Si bien esta imagen está súper alejada de la realidad (con solo ver un videofan de BTS, te das cuenta), Jackson Wang es uno de los mejores artistas para demostrar que aquellas ideas y prejuicios están súper alejados de la realidad.

Frente a un Movistar Arena repleto de fanáticos, el público mixeó personas de todas las edades y géneros con muy buena energía, ganas de bailar y absolutamente enamorados del miembro de GOT7 en su segunda visita a Buenos Aires. El show, déjenme decirles, no desilucionó en lo absoluto.

Jackson Wang presentó su disco, Magic Man.

Jackson Wang presentó su disco, Magic Man. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

Con un setlist que pasó por todas sus canciones -desde las melodías más románticas hasta las más movidas y bailables- el show se dividió en cuatro claras partes e implicó varios cambios de outifts de Jackson Wang: un traje negro, uno rojo, otro negro con remera transparente y, para cerrar, su look after en donde simplemente estaba con una remera y un pantalón oversize.

Teniendo que frenar el show varias veces debido a que el grupo de personas que estaba justo al lado del escenario estaban siendo aplastadas, el cantante chino mostró -una y otra vez- lo multifacético de un show diseñado hasta el último detalle y en el que no se ahorró brillantinas: coreografías increíbles, un grupo de bailarines alucinantes, su ya reconocido ascensor del cual salió en cada uno de los capítulos, mesas y sillas sobre las que bailaron, los dos sketchs en donde siempre invita a fanáticas a subir (tras la pregunta: "¿Estás soltera?" y "¿Sos mayor de edad?") papelitos, serpentina y fuegos artificiales.

Jackson Wang vino por primera vez a Argentina en el 2018 con GOT7.

Jackson Wang vino por primera vez a Argentina en el 2018 con GOT7. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

Después de varios "fuck" en cada oportunidad que algo parecía sorprenderlo, Jackson no dudó -en ningún momento de sus show- poner su sex appeal a servicio de los seguidores porque, y acá otra aclaración, "Jackson es así". Sus sacadas de remera, sus acercamientos a los fanáticos, sus miradas sobre el escenario y sus movimientos de cadera esperan, y consiguen sin problema, el grito eufórico de quienes lo siguen con pasión.

El show en el Movistar Arena duró pasadas las 23.30.

El show en el Movistar Arena duró pasadas las 23.30. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

En definitiva, desde sus canciones más rockeras y movidas que consiguieron el tipo de pogo que se disfruta en las mejores bandas de rock hasta sus canciones románticas, las cuales fueron iluminadas con las linternas de los celulares, el show que duró más de 2 hora significó una fiesta total, una procesión de amor a la música y una comunión de k-poppers que, sin lugar a dudas, tienen la capacidad de convertirse en el mejor público del mundo.

 

No se quería ir del escenario

Música, baile, muchos fuck y momentos muy divertidos, definieron el show de Jackson Wang.

Música, baile, muchos fuck y momentos muy divertidos, definieron el show de Jackson Wang. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

Programado para terminar alrededor de las 23.00, la despedida de Jackson Wang se extendió a pasadas las 23.30. Súper arriba, emocionado y movilizado por la reacción del público argentino durante su show; todo dio la sensación de que no se quería bajar del escenario. Haciendo que sus bailarines se sacaran las remeras para dáreselas a los fanáticos y con una botella de whisky que se iban repartiendo y pasando, el cantante se encargó de que absolutamente todos los miembros del equipo técnico subieran al escenario hasta el momento en que dice: "¿Podríamos hacer una canción más? Una más y nos vamos".

Así que, casi 45' más tarde de lo planificado, de gritar unos miles de Te amo (en un tiamo muy italianizado) y Te quiero comer la boca, de bailar y de matarse de la risa, Jackson le pidió a todos sus fanáticos que lleguen sanos y salvos a sus casas y que por favor -por Twitter o por Instagram- le escriban avisándole que están bien: "Escríbanme, 'Bebé, ya llegué a casa. Te espero'. Y quién sabe, quizá llegue yo también".

"Encuentren su magia y sean felices"

Los fanáticos argentinos le hicieron sentir su amor a Jackson Wang.

Los fanáticos argentinos le hicieron sentir su amor a Jackson Wang. - Créditos: Gentileza de: @trigogerardi @individuaph

Fueron varios los momentos en que Jackson Wang se detuvo para hablar sobre temáticas relacionadas a la salud mental, al bienestar general y a cómo aprender a lidiar con los conflictos cotidianos de la vida o los de las industrias en las que trabajamos. Con un video súper emotivo en donde mostró fotos de él chico y de su familia, imágenes de sus inicios como artista y del detrás de escena de Magic Man -su disco solista-, también habló directamente al público para compartir su mensaje: "Además de divertirse y ser felices hoy [durante el show], también lleven algo de eso a sus casas. Mucho más allá de mi historia personal, quiero que ustedes luchen por su felicidad. Yo tengo esta oportunidad increíble de compartirlo con ustedes... pero siento que la vida se trata sobre la felicidad. Por supuesto que todos tenemos esos días de mierda, ¿no? Está bien sentirse solo, está bien sentirse vacío, yo mismo atravieso esas mismas cosas todos los días y quiero que ustedes lo sepan. Como un ser humano, constantemente de gira, también me he sentido solo. Así que está bien hablar de esto, está bien  no estar bien".

"No hay un solo perfecto. Cada uno de nosotros es único y perfecto. Todos somos especiales y nadie más puede reemplazarnos. Por eso para mí es tan importante que todos trabajemos en encontrar nuestro popio estándar de felicidad, porque nunca sabemos qué puede pasar mañana. Quizá eso suena como un lugar común, pero es real: nunca lo sabemos. Así que creo que el punto es: viví cada día, buscando la felicidad", y siguió: "Ustedes saben que antes de ser un artista era un esgrimista profesional y hoy soy un artista, un performer... ¿quizá el año que viene seré otra cosa? No lo sabemos. Así que, seamos felices. En la vida, aquello que crees... aquello que soñás... aquello en lo que crees, hacelo".

4 series para el finde largo

Elegimos shows con temporadas completas e ideales para maratonear

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Despedimos a The Marvelous Mrs. Maisel 🥲 ¿Y ahora qué nos queda?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.