Newsletter
Newsletter

Muy cerca de su estreno, Gustavo Bassani nos cuenta los desafíos de filmar la segunda temporada de Iosi

La segunda temporada de Iosi, el espía arrepentido se mete de lleno en dos de los ataques terroristas más sanguinarios de la historia del país. En esta entrevista, charlamos con Gustavo Bassani y Alejandro Awada sobre los desafíos de llevar este oscuro episodio a la pantalla chica.


Charlamos con Gustavo Bassani sobre los detalles detrás de la segunda temporada de Iosi, el espía arrepentido.

Charlamos con Gustavo Bassani sobre los detalles detrás de la segunda temporada de Iosi, el espía arrepentido.  - Créditos: Gentileza de Prime Video.



Con un guion cargado de suspenso, acción y los plot twists propios de cualquier película o serie sobre espionaje, la primera temporada de Iosi, el espía arrepentido fue –como era de esperarse- uno de los grandes éxitos de  Prime Video. Sin embargo, la segunda temporada se enfrenta a un desafío más complejo: mantener la esencia propia del género al mismo tiempo que aborda el ataque terrorista más grave de la historia de la Argentina.

Protagonizada por Gustavo Bassani y Natalia Oreiro y basada en hechos reales, la serie creada por Daniel Burman sigue la vida de un agente de la inteligencia secreta que se infiltra en la comunidad judía de Buenos Aires, ayudando así a concretar los sanguinarios atentados contra la Embajada de Israel y a la Amia que sacudieron al país entero en 1994. Y quién, arrepentido, le confía su historia a un par de periodistas que la publican en un libro.

Mientras contamos los días para que se estrene la segunda parte –con fecha de estreno el 27 de octubre–, charlamos en exclusiva con Gustavo Bassani y Alejandro Awada sobre qué podemos esperar de esta nueva entrega y de los desafíos de recrear un episodio tan doloroso en la memoria nacional.

¿Cómo encontramos a sus personajes en esta segunda temporada?

Gustavo Bassani: Encontramos a un Iosi que está prófugo, encontramos un Iosi que está mucho más maduro. Encontramos un Iosi que está mucho más profesional, más enfocado. Pero también encontramos a un Iosi que está trabajando como un doble agente, trabaja para el Mossad, espiando a los servicio de inteligencia locales. El Mossad le encarga la investigación de la desaparición de un misil que puede ser un peligro para Israel, el Cóndor. Un Iosi que está en su búsqueda de redención tratando de conectar con su hijo,  tratando de conectar con su exmujer, tratando de conectar con los pocos vínculos que tiene. Un Iosi que viaja, que va a Israel, que está en el sur. Filmamos en tres países, en Uruguay, en Argentina y en Israel. Así que es una segunda temporada que no para, dejamos una vara muy alta, y estamos haciendo honor a esa vara. Es una temporada para maratonearla en serio, que viene muy fuerte con mucha acción con mucha calidad.

Alejandro Awada: Estamos hablando de un intocable. Que, de a poquito, comienza a aparecerse las rasgaduras, un lento deterioro. Ya a partir del tercero o del cuarto no sé, ya garpando fuerte su impunidad. El pertenecer a donde pertenece y lo que hace le sale carísimo. Sin embargo, él sigue para adelante. Entiendo que va hacia un deterioro y creo que de ese deterioro no sale.

Los dos personajes tienen cambios muy fuertes esta temporada, ¿qué oportunidades y qué desafíos se encuentran al momento de acompañarlos en este proceso?  

GB: La oportunidad de transitarlo, la oportunidad de contarlo. La oportunidad de contar un poco la historia argentina, la oportunidad de que la gente conecte con esa historia, que no se olvide. Que no pase. El desafío es hacerlo con responsabilidad, con respeto y con el mayor disfrute posible también, porque nosotros somos actores contando una ficción que está basada en hechos reales. Entonces, sacando los dos peores atentados en la historia latinoamericana, el desafío es disfrutar y tratar de hacer nuestro trabajo. Que es difícil llamarlo trabajo porque disfrute puro, ¿no? Pero digo, lo que tenemos que hacer, hacerlo con la mayor calidad posible porque tenemos todo para hacerlo. Tenemos una producción increíble, con unos directores increíbles, con un guion increíble, con unos compañeros tremendos. Entonces es responsabilidad y disfrute.

AA: Nosotros ofrezcamos esto y que la gente reciba. Y si existe la posibilidad de crear conciencia en relación a lo que nos pasó, me parece que eso es el motivo de nuestro trabajo.

¿Por qué consideran que es tan importante que una ficción así esté en la pantalla argentina en este momento particular?

GB: para mí por dos razones. Primero justamente por eso: para que no caiga el reclamo de Justicia. Esto no fue un atentado contra una comunidad, esto fue un atentado contra la humanidad, contra una nación y contra una comunidad dentro de una nación. Pero esto fue un atentado contra la nación Argentina también. Entonces, si nosotros minimizamos ese reclamo a una comunidad específica, queda ahí. Si nosotros podemos hacerlo como argentinos, es todo un país pidiendo Justicia. Que es mucho más grande y mucho más molesto para los que lo quieren tapar. Y después, desde el otro lado, desde el lado de la ficción es la posibilidad de mostrarle al mundo la calidad de ficción que se hace en este país. La calidad de actores que tiene, la calidad de técnicos que tiene. El cine es en equipo y acá hay equipos que son espectaculares, eso lo estamos viendo hoy con el equipo que está trabajando acá con nosotros. O sea funciona todo como tiene que funcionar. Que es bien, con disfrute y con respeto.

AA: Y con mucha responsabilidad.

¿Creen que la segunda temporada va a vencer el estigma de que las segundas partes no son tan buenas como las primeras?

AA: Absolutamente.

GB: Totalmente y desafiamos a todos a que nos vengan a decir lo contrario. Está apoyada en mucho trabajo y en mucha calidad, así que te lo decimos así… cruzados de piernas.

Gustavo, vos hace un año fuiste el hombre de la revista OHLALÁ! y te preguntamos cómo te llevabas con esta fama tan repentina y nos dijiste preguntame en un año’. Y acá estoy…

GB: Y trato de no ser un pelotudo y creo que lo logro, así que lo llevo así. Yo voy al negocio a comprar verduras. No hay una fama, hay lo que la gente piensa que sucede y no sucede nada.

AA: Lo que sucede es lindo, que es la valoración del trabajo.

GB: Sí, el reconocimiento y cariño de los compañeros. Yo siempre estuve en búsqueda de contar historias que me gusten. No estuve en búsqueda de ir por la calle y que digan ‘ay mirá ahí va…’. A mi no me parece que te llene eso, a mí me llena contar una historia y meterme en un set y olvidarme del mundo y estar ahí adentro. Estar en escena es para mi como ir a surfear, si no estás atento la escena te pasó por arriba. Entonces a mí me gusta eso, como salirme del mundo y estar ahí. Te olvidas de todo, es casi adictivo. Mi búsqueda es esa, no es ser famoso. La fama es algo que viene con esto y está buenísimo.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Vuelve Buffy, la cazavampiros: 6 curiosidades sobre la serie de culto que cambió la televisión

Vuelve Buffy, la cazavampiros: 6 curiosidades sobre la serie de culto que cambió la televisión


por Guadalupe Treibel

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.