Pinocho: todos los secretos de la nueva película de Guillermo del Toro para Netflix

El oscarizado Guillermo del Toro se mete con un clásico de la literatura y su visión particular sobre el amor y la pertenencia.


El oscarizado Guillermo del Toro debuta en la animación.

El oscarizado Guillermo del Toro debuta en la animación.  - Créditos: Netflix



Sin dudas, este parece ser el año de Pinocho. Durante 2022, la querida marioneta que cobra vida –creación de Carlo Collodi– tuvo su versión de acción viva de la mano de Tom Hanks y Disney+, y ahora llega la esperada adaptación de Guillermo del Toro: una producción que se viene gestando desde hace más de cuatro décadas, cuando el realizador mexicano imaginaba pequeñas aventuras cinematográficas haciendo uso de sus juguetes y la cámara Super 8 de su papá.

Como todo lo que hace del Toro, Pinocho es una historia con una profunda carga emocional, apta para grandes y chicos, que refleja su amor por el arte de las imágenes en movimiento y, sobre todo, la animación en stop motion, una asignatura que se debía hace tiempo. ¿Qué tiene de diferente Pinocho de Guillermo del Toro? Acá te lo contamos y, de paso, sumamos varias curiosidades sobre una de las películas que pisa fuerte en la próxima temporada de premios.

¿Cuál es la historia?

Todos conocemos la clásica fábula del siglo XIX. Del Toro y el debutante Mark Gustafson toman como punto de partida visual la versión que Gris Grimly realizó del personaje en 2002, reimaginando las peripecias de esta marioneta que sueña con convertirse en un chico de verdad, esta vez, ambientadas en la Italia fascista de la década del treinta. Al principio, Pinocho solo sabe causar problemas y hacer travesuras, pero en el fondo esta es “una historia de amor y desobediencia, mientras el niño de madera lucha por estar a la altura de las expectativas de su padre, aprendiendo el verdadero significado de la vida”.

Este Pinocho es más como Frankenstein, sobre un personaje –una pizarra en blanco– arrojado al mundo para descubrir quién es, qué está haciendo en este mundo y por qué existe.

Guillermo del Toro

El muñeco de madera que cobra vida y su viaje de descubrimiento.

El muñeco de madera que cobra vida y su viaje de descubrimiento.  - Créditos: Netflix

Razones para mirarla

Guillermo del Toro ya nos tiene acostumbrados a llevarnos de paseo por mundos encantados repletos de alegorías, aunque esta es su primera película animada como director y se aseguró de que la experiencia sea única para el espectador. La idea de esta adaptación comenzó cuando apenas era un nene creciendo en Guadalajara (México), fanático de esas pequeñas cosas que podían cobrar vida delante de la cámara para contar una historia aún más fantástica. Pinocho le cae como añillo al dedo, más cuando sumamos la experiencia de Lisa Henson, directora ejecutiva de Jim Henson Company, una de las productoras de la cinta que hizo posible este proyecto tan demorado.

Lisa, hija de Jim (papá de los Muppets), se acercó a del Toro con los derechos de la nueva edición de Collodi que presentaba las llamativas ilustraciones del galardonado artista Gris Grimly: “Estábamos muy entusiasmados con la exploración visual de la historia por parte de Gris, un gran punto de partida más cercano a la oscuridad y extrañeza del relato original”.

Un relato para los chicos de hoy

“Creo que nos encontramos en un mundo que se ha vuelto mucho más complicado en las últimas décadas y los niños ahora tienen preguntas y quieren saber cosas que son realmente complejas. Sus emociones son muy complejas. Existe la sensación de que el mundo necesita un diálogo sobre lo que es verdad y lo que es mentira, cuáles son los lazos que unen a las familias y qué es ser humano y estar vivo”, cuenta el director sobre los temas, sensaciones e ideas que revolotean en la cabeza de los más chicos, y siente que su Pinocho –una fábula bondadosa, enérgica divertida y conmovedora–  da el mejor pie para entablar este tipo de diálogo.

Este me pareció el momento perfecto para hacer una versión más sombría de Pinocho. Quería hacer una película sincera, una que creo que cualquier audiencia pudiera ver, pero también tomar una de las formas de animación más delicadas y artesanales y empujarla tanto como sea posible.

Guillermo del Toro

El muñeco de madera que cobra vida y su viaje de descubrimiento.

El muñeco de madera que cobra vida y su viaje de descubrimiento.  - Créditos: Netflix

En defensa del arte animado

No hace mucho, Bob Chapek (ex CEO de Disney) dio a entender que a los adultos no les interesa la animación, que es algo “solo para niños”. El señor no podría estar más equivocado y, por supuesto, del Toro tiene varias cosas que decir al respecto: “La animación es arte, la animación es cine y no es un género hecho para chicos, sino un medio que nos va a permitir hablar de cosas profundas, dolorosas, hermosas, de manera más adulta”.

De ahí la relevancia de esta nueva versión de Pinocho que, justamente, se aleja del cuentito de hadas que explotó Disney por tanto tiempo: “Creo que la animación está llegando a un punto crucial en el que tenemos que empujarla al ámbito de ser una forma de arte que se reconozca como cine y no solo un género rodeado por una audiencia familiar. La animación, para mí, tiene que romper esa barrera siendo un poco más atrevida técnicamente, un poco más atrevida temáticamente, un poco más atrevida al abordar la historia en su forma artística máxima para que resuene con nosotros. Pinocho es ese tipo de historia”, concluye el director.

¿Sabías qué…?

  • El bisabuelo del guionista Patrick McHaleresultó era un carpintero italiano. El escritor investigó el contexto histórico detrás del texto original para agregar textura a su relato: “La historia de Collodi se cuenta a través de una lente muy infantil, por lo que todo el mundo que rodea a Pinocho se forma a través de esa comprensión sesgada de la realidad. Lo que puede parecer una tontería arbitraria para un lector adulto, en realidad ofrece una comprensión más profunda de los muchos absurdos de la vida desde el punto de vista de un niño, en particular, el absurdo de las figuras de autoridad y la burocracia gubernamental”.

  • El hecho de ser marionetas (y no actores de carne y hueso) no quita la minuciosa atención a los detalles que el equipo pone al servicio de la narrativa. Georgina Hayns, directora de fabricación de personajes, incluyó un aspecto que muchas veces se pasa por alto en la realización en stop motion: la necesidad de animar la vestimenta de los títeres. Hayns, quien también se desempeñó como diseñadora de vestuario de Pinocho, investigó las pendas de la Italia de principios del siglo XX, utilizó imágenes de referencia para inspirarse y buscó telas elastizadas que pudieran satisfacer todas las necesidades de los animadores.

  • El elenco de voces incluye nombres como Ewan McGregor, David Bradley, John Turturro, Cate Blanchett, Tim Blake Nelson, Christoph Waltz, Tilda Swinton y Ron Perlman, asiduo colaborador de Guillermo del Toro.

  • El rodaje abarcó 60 escenarios diferentes y un total de 99 decorados, ocupando la totalidad del extenso estudio de ShadowMachine en Portland, incluidos dos enormes espacios de almacenamiento. La paleta de colores característica y el diseño del Viejo Mundo evocan la era de Mussolini, además de rendirle homenaje a la filmografía del director.

¿Dónde la podés ver?

Tras su paso por varios festivales, Pinocho de Guillermo del Toro llega a algunas salas de cine seleccionadas de nuestro país y luego hará su aterrizaje exclusivo en la gruilla de Netflix el próximo 9 de diciembre. Este adelanto es mágico.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Dear Edward: charlamos con Connie Britton sobre su nueva serie


por Sole Venesio

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.