Newsletter
Newsletter

Succession: por qué el episodio final se llamó With Open Eyes

Con un capítulo de casi 1 hora y media, Succession se despidió de la pantalla de HBO Max. ¿Qué fue lo que nos dejó?


Succession domina la lista de nominaciones de los Emmys 2023

Succession domina la lista de nominaciones de los Emmys 2023 - Créditos: Gentileza de HBO Max



Con una grilla televisiva que no deja de ser caótica y en donde las tendencias parecen durar lo mismo que un suspiro, la guerra del streaming está en una etapa clave de su proceso. No solo porque muchas de las plataformas se encuentran en la fuerte búsqueda de su identidad, sino porque aquellas que ya la tenían ("No es televisión, es HBO") se ven frente a la obligación de hacerse la misma pregunta.

Mientras que el viernes pasado nos tocó despedir la brillante The Marvelous Mrs Maisel en Amazon Prime Video y el próximo miércoles AppleTv+ le dirá adiós a Ted Lasso, HBO Max cierra dos de sus mejores títulos: Barry y Succession. Ahora bien: ¿qué nos dejó la familia Roy?

¿Por qué el capítulo final se llamó With Open Eyes?

Kieran Culkin dio vida Romulus Roy en Succession

Kieran Culkin dio vida Romulus Roy en Succession - Créditos: HBO Max

Si son fanáticos de Succession, habrán notado que al equipo de guionistas les encanta dejar easter eggs y referencias literarias en sus diálogos. De hecho, todos los episodios finales tomaron su nombre del poema Dream Song 29 que John Berryman publicó en 1964. Como un miniayuda memoria, los títulos fueron:

1. En la temporada 1, el título fue Nobody Is Ever Missing.

2. En la temporada 2, el título fue This Is Not For Tears.

3. En la temporada 3, el título fue All the Bells Say

Mientras que todas las frases forman parte del poema, no están en orden: ¿qué es lo que se buscó construir con junto a este poeta? En definitiva invocar a Berryman es traer cierta oscuridad por el poema, pero también por su propia vida. Contemporáneo de Sylvia Plath, el poeta vivió una vida atormentado por la muerte de su papá (quien se mató de un disparo cuando él tenía solo 12 años) y el propio Berryman se suicidó en 1972 cuando saltó de un puente.

En tanto el poema, es icónico en su literatura ya que Dream Song 29 fue el ciclo de poemas que le valió el Premio Pulitzer en 1965, en donde su personaje recurrente se llama Henry, quien piensa que pudo haber asesinado a alguien, pero no lo hizo.

¿El párrafo completo?

"Y hay otra cosa que tiene en mente como un grave rostro sienés mil años no lograría desdibujar el todavía perfilado reproche de. Horrible, con los ojos abiertos, asiste, ciego". ("And there is another thing he has in mind like a grave Sienese face a thousand years would fail to blur the still profiled reproach of. Ghastly, with open eyes, he attends, blind")

Qué significó la despedida de Succession

Los hermanos Roy en uno de los primeros episodios de la temporada.

Los hermanos Roy en uno de los primeros episodios de la temporada. - Créditos: Gentileza de HBO Max

Con un episodio de 90 minutos en donde las alianzas se redefinen en tres momentos claves, la resolución de Succession sorprendió a muchos. ¿La razón? Simple: Tom Wambsgans, quien hace no tanto podría haber terminado en la cárcel, se convirtió en el ganador de esta deseada corona y nombrado CEO de Waystar RoyCo.

Sin embargo, más allá del asombro de la audiencia, el propio Jesse Armstrong contó que viene pensando en este desenlace desde hace rato y -la verdad- un poco lo podríamos haber imaginado con el cierre de la temporada anterior en donde Tom demostró que no tenía ningún tipo escrúpulos (y una gran ambición), así como también lo dejó muy en claro en la discusión con Shiv en el octavo episodio de esta temporada.

Viviéndose como el cierre de una trilogía (recordemos que America Decides, Church and State y With Open Eyes fueron los 3 capítulos escritos por Jesse Armstrong quien, en esta temporada, también estuvo a cargo del episodio inicial), el mood general de Open Eyes fue el de una partida con las cartas ya sobre la mesa. Una decisión que -desde mi perspectiva- le dio fuerza a toda la narrativa porque esto permitió cerrar las distintas preguntas que se venían formulando y darle a sus fanáticos el momento de masticar y digerir todo aquello que estaba sucediendo.

Pero claro, eso no significa que las últimas escenas no fueron de impacto. Con un final algo mínimo para Roman y casi inexistente para Connor (acá, nadie se sorprende), fueron Shiv y Kendall quienes protagonizaron los cierres más poderosos. En el caso de la única hermana de los Roy, tenemos esa imponente secuencia en donde Shiv y Tom están dentro del auto y él le tiende la mano para que ella la agarre. Este pequeño gesto dice muchísimo de cómo las dinámicas de esa pareja van a cambiar a partir de ahora y, sin saberlo al 100%, podemos imaginar cómo es el próximo capítulo para ellos.

En tanto Kendall, su final (derrotado y casi sin saber qué hacer o cómo reaccionar) me hizo pensar muchísimo en cómo los antihéroes fueron despedidos de la pantalla chica: Dexter en el anonimato y en solitario (olvidémonos del revival), Tony Soprano asesinado frente a su familia, Don Drapper en un estilo de retiro hippie conectándose con aquello a lo que más le temía, Nucky Thompson asesinado a sangre fría y Walter White sacrificándose por alguien que lo odiaba. ¿Tendrá ese sillón de plaza el mismo significado? Yo creo que sí.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Veneno: por qué nunca es tarde para ver esta gran serie española


por Emanuel Juárez

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.