Newsletter
Newsletter
 • VIAJES

Los 7 imperdibles si visitás Mendoza durante el verano

Mendoza es uno de los centros urbanos más importantes del oeste argentino, puerta a los centros de esquí y a una de las regiones vitivinícolas más fecundas del mundo.


7 imperdibles de Mendoza para visitar este verano.

7 imperdibles de Mendoza para visitar este verano.



Si me preguntan a mí, tengo que empezar por los orígenes. Nací en esta provincia, crecí en General Alvear (una ciudad chiquita del sur) y la capital siempre fue un destino de vacaciones para ver tiendas, luces, cines, recitales. Después, fue mi casa más de diez años, donde estudié mi carrera universitaria. De acá es mi tonada con pocas eses y la costumbre de anteponer “la” y “el” a los nombres de las personas. Es donde viven mi hermana y mis amigas, y el punto de encuentro con mi familia casi todos los meses. Todavía hay cosas que prefiero hacer en mis pagos: festejar mi cumpleaños, los controles médicos, renovar el pasaporte, tomar clases de natación en las vacaciones de verano, votar. No es por nostalgia, sino para saborear lo ordinario con otro tiempo y para conservar algo de comunidad que está presente hasta en los trámites. Mendoza es uno de los centros urbanos más importantes del oeste argentino.

Por su ubicación geográfica, la red de rutas que la atraviesan y el aeropuerto internacional es la puerta a los centros de esquí y a una de las regiones vitivinícolas más fecundas del mundo. Pero todo este movimiento pone un freno al mediodía y a la hora de la siesta no vuela ni una mosca, siempre hay tiempo para charlar, la pausa está bien vista y la lista de pendientes puede esperar. A pesar de ser una ciudad, tiene algo de esa familiaridad del barrio.

Mendoza sigue siendo mi hogar y el destino al que más viajo. Es que ver el perfil de los Andes desde casi cualquier rincón de la ciudad amortiza el viaje. También lo justifican el dulzor de los duraznos y de los tomates en verano (y esas sobremesas eternas con vino y chin chin). O los colores del otoño, los cielos limpios y la hospitalidad de la gente. Las acequias y los árboles que forman túneles en las calles y sellan el paisaje.

La naturaleza es parte y la aventura es un lujo cotidiano: se presta para el road trip, a pocos kilómetros aparece la simpleza de campo en escenarios espectaculares, el clima semidesértico marca con fuerza las estaciones como el verano supercaluroso y el invierno helado, pero las sombras alivian y las 3000 horas anuales de sol habilitan planes al aire libre todo el año. Y en el mientras tanto de todo eso, el plan de comer, beber y descansar es sagrado. Acá, lo que existe desde siempre es lo que se instala en el corazón de quienes la visitan.

 

Los 7 highlights de Mendoza

  1. 1

    Dar una vuelta por el centro

    Es un paseo obligado para el primer día, para reconocer los clásicos y los íconos arquitectónicos de la ciudad. El kilómetro 0 está en la intersección de la avenida General San Martín y la peatonal Sarmiento. Desde ahí podés entrar a ver los vitrales del histórico pasaje San Martín (el primer edificio en altura) y avistar la cúpula del edificio Gómez, uno de los símbolos de la ciudad (¡fue el más alto hasta 1990!). Caminando la peatonal y cruzando la plaza Independencia, vas a encontrar el teatro Independencia. Siguiendo por Sarmiento, con restaurantes a ambos lados de la calle, llegás a la avenida Belgrano, donde vas a ver las vías del Metrotranvía, otro ítem fundamental del paisaje urbano. 
    Pero si no estás con ganas de caminar la ciudad, la alternativa ideal es subirte al bus turístico que sale de la plaza Independencia y, a lo largo de sus nueve paradas, te lleva a los lugares históricos y turísticos que están un poco más alejados del radio céntrico. ¡Ideal para activar el modo turista!  Podés chequear los valores, días de salidas y horarios en su web o IG.
    Más info: @citybusmendoza.

  2. 2

    Recorrer sus plazas

    Cada una tiene lo suyo. La más grande es la Independencia (la vas a reconocer por el escudo de Mendoza que se ilumina de noche) y todos los días hay una feria artesanal. En la plaza España, que es famosa por sus mayólicas y por la fuente típica de los patios españoles, en el mes de noviembre se celebran las Verbenas. En la plaza Italia, los primeros días de marzo tiene lugar la Festa in Piazza, un evento de tres noches con food trucks de comida tana típica y sones de tarantela. Dos más para incluir en el tour: las plazas Chile y San Martín. 

  3. 3

    Hacer una visita al Mercado Central y comprar regionales

    Ubicado en la avenida Las Heras, es el lugar donde los locales, fanáticos de los clásicos, eligen hacer las compras. Ahí está la tienda de quesos y charcutería favorita de la city (si el plan es comprar víveres para una picadita, pasá por Torrent), puestos para comprar, frutas, panes, especias, conservas, productos regionales y un patio de comidas. 
    Más info: @mercadocentralmza.

  4. 4

    Caminar por la Quinta Sección

    Es el barrio residencial más sofisticado, de veredas poco transitadas y calles arboladas. Uno de los circuitos más lindos es caminar toda la avenida Emilio Civit, desde la avenida Belgrano hasta los portones del parque General San Martín, entre las casonas más antiguas, elegantes y emblemáticas, con el perfil de la cordillera de frente. También hay pubs, bares y restaurantes en la calle Arístides Villanueva y en la avenida Juan B. Justo.

  5. 5

    Ir al parque Gral. San Martín

    Diseñado por el paisajista francés Carlos Thays, es el más antiguo de Mendoza y el parque artificial más grande de América del Sur. Los portones de acceso y los caballitos de Marly son una de las postales emblemáticas de la ciudad. Hay mucha movida de gente de todas las edades haciendo deporte, andando en bici, rollers y monopatín. También acá practican ciclismo, senderismo, running y mountain bike. Además, hay cafés, puestos de comidas y food trucks para disfrutar. 

  6. 6

    Chusmear la movida cultural

    Dos spots para visitar: el Parque Central y la Nave Cultural. ¿Qué vas a encontrar acá? Un espacio verde (con lago y hasta un reloj de sol divino) en los antiguos terrenos del ferrocarril. Ahí mismo están la Nave Cultural, un espacio multidisciplinario en un viejo galpón ferroviario, y la Nave UNCuyo, el centro cultural de la Universidad Nacional de Cuyo. Chequeá la agenda de actividades artísticas que suceden en este y otros lugares de la ciudad  para no perderte de nada y organizar la visita antes de viajar. Más info: @nave_uncuyo.

  7. 7

    Una visita al Patio Lorenza

    Un plan ideal para hacer por la tarde, después de la hora de la siesta. El Patio Lorenza en una casona española centenaria, un mercadito de diseño local, con tiendas de deco y artesanías, vinos, ropa y accesorios. En el patio –un mini pulmón verde en pleno centro, florecido todo el año– hay un cafecito y restaurante. Hay menú ejecutivo a la hora del almuerzo, tortas para el té y tapas para el after (imperdible el sándwich de provoleta). Chequeá su IG porque suele haber eventos especiales, degustaciones y música en vivo que van publicando. Más info: @patiolorenza.

    El dato: si no estás con ganas de caminar la ciudad, la alternativa ideal es el bus turístico que sale de la plaza Independencia y, a lo largo de sus nueve paradas, te lleva a los lugares históricos y turísticos que están un poco más alejados del radio céntrico. ¡Modo turista!  Chequeá los valores, días de salidas y horarios acá: @citybusmendoza.

Adónde ir cerca de Mendoza

Mini Ruta del Vino
3 propuestas a tan solo 30 minutos de la city 

- Santa Julia

En Fray Luis Beltrán, Maipú, está la Casa del Visitante, el restaurante de la bodega, que tiene un menú de pasos, con la presencia estelar de las empanadas de la Chacha, premiadas como las mejores del país. Vale la pena conocer el proceso de elaboración del vino y el compromiso con la sustentabilidad. Tres que hay que probar: El Burro (malbec), La Oveja (torrontés) y El Zorrito (naranjo), naturales y orgánicos. Hay visitas guiadas + degustación todos los días con reserva (@bodegasantajulia). Dentro del mismo predio, Pan y Oliva es el espacio de Zuelo, el aceite de oliva de la familia. Restaurante y almacén (una belleza, para comprar libros, vajilla, delicatessen y todos los productos de la bodega), con un menú a la carta, mediterráneo, fresco, basado en lo que da su huerta orgánica y con los aceites de la casa como protagonistas. Si el día está lindo, elegí una mesa en el jardín a la sombra de los olivos. Imperdible el tour por la planta de aceite + degustación, con reserva. @zuelovirgenextra.

- Finca La Cayetana 

En Cruz de Piedra, Maipú, una casona de 1865 declarada monumento histórico de la provincia y atendida por Emilia y Edu, sus dueños. El menú fijo de 8 pasos fue diseñado tomando como base las recetas que encontraron en la casa, con fermentos de elaboración propia y productos orgánicos, y tiene adaptaciones para todos los tipos de dieta. Todo regado con vinazos de las bodegas La Cayetana y Ver Sacrum. La experiencia es súper boutique, para 15 comensales como máximo, e incluye un recorrido por la casa, el viñedo y los jardines de flores y aromáticas. @lacayetanamendoza.

- Cruzat 

En Perdriel, Luján de Cuyo, una bodega de espumosos de método tradicional, con plan para toda la familia. Los chicos pueden diseñar y pintar la etiqueta de la botella que los grandes se llevan de souvenir. Hay varios programas de degustación, y todas las actividades incluyen un recorrido por el área de producción, visita a la cava, viñedos y práctica de aromas. Pícnic al aire libre, con picadita, postre y burbujas, disponible de septiembre a mayo y con reserva. @bodegacruzat.
 

¿Cómo llegar?

Hay un bus vitivinícola, con hop on-hop off que recorre las bodegas de una zona vitivinícola diferente por día, de viernes a miércoles. Con un mismo ticket, podés subir y bajar en las bodegas del circuito que elijas. Hay opciones full day de hasta cuatro bodegas en un día o half day con visita a dos bodegas. ¡Cada una elige su aventura favorita! @busvitivinicola.

Cuándo ir 

Cada estación tiene su magia, ¡vino y sol hay todo el año! Invierno es temporada alta y hay mucha demanda en hoteles y bodegas. Con el calor vuelven los atardeceres en los viñedos y las noches estrelladas afuera, y es el mejor momento para las salidas de montaña y los deportes de agua. Para marzo, el mes de la Fiesta de la Vendimia, mejor reservar con mucha anticipación. Una vez en la vida, ¡hay que ver el paisaje de otoño!
 

Cómo llegar a Mendoza

- Por aire: Aerolíneas Argentinas vuela directo desde Bariloche, Buenos Aires, Córdoba, Jujuy, Mar del Plata, Neuquén y Salta.

- Por tierra: la ciudad de Mendoza está bien conectada a través de una red vial que favorece la llegada desde cualquier punto del país. Salen buses directos desde casi todas las provincias. Por su ubicación en la zona central, también es accesible en auto.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Estos son los paisajes más impactantes de la Argentina, según el chatGPT

Estos son los paisajes más impactantes de la Argentina, según el chatGPT


por Ezequiel Brahim

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.