Newsletter
Newsletter
 • Salud

Día de la Felicidad: por qué ser agradecidos nos hace más felices, según la neurociencia

El 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad. ¿Qué dice la neurociencia sobre la gratitud y por qué se recomienda su práctica diaria? Te adelantamos algo: dar las gracias nos hace más felices y te contamos por qué.


Por qué ser agradecidos nos hace más felices.

Por qué ser agradecidos nos hace más felices. - Créditos: Getty



Decía Lao Tsé: “El agradecimiento es la memoria del corazón”. La gratitud se siente cuando reconocemos que algo positivo sucede y está acompañado de una valoración hacia algo o alguien. Cabe mencionar, que en pocas ocasiones nos atribuimos a nosotros mismos la responsabilidad de los hechos positivos.

La gratitud puede ser analizada como una actitud, un rasgo de personalidad, una emoción positiva o como un proceso cognitivo o perceptivo o expresivo.

Aún en los momentos de adversidad siempre hay cosas buenas por resaltar y agradecer. Por eso se explica que la gratitud no es simplemente un interruptor que encendemos cuando las cosas van bien, sino que la gratitud también prende una luz en la oscuridad.

La queja se interpone a la gratitud si no lo tenemos presente constantemente. No es suficiente apostar por el pensamiento positivo y posibilista, sino que además hay que sostener el foco y la práctica diaria del agradecimiento en el tiempo.

¿Qué evidencia nos acerca la neurociencia acerca de la gratitud?

Se cree que al expresar gratitud están involucrados en mayor cantidad los neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, por lo tanto, se activan circuitos de la recompensa en el cerebro liberando hormonas de la felicidad.

Son numerosos los estudios que avalan el cultivo de la gratitud como hábito para proteger la salud mental. También hay varias evidencias científicas que indican que las personas agradecidas son más resistentes al estrés en general, ya sea que se trate de problemas cotidianos menores o de grandes desafíos personales.

La gratitud contribuye a los mecanismos neuronales de las relaciones. Cuando sentimos gratitud por alguna persona nos acercamos biológicamente a ella, estrechándose así nuestra relación y activando la oxitocina. Los campos eléctricos de los cerebros se incrementan, lo que favorece la comunicación, y el sentimiento mutuo de relación.

¿Cuáles son los beneficios de practicar la gratitud?

  • Activa áreas cerebrales del bienestar.

  • Disminuye la reacción frente al estrés.

  • Protege la salud mental.

  • Aumenta la sensación de bienestar tanto en quien la siente como en quien la recibe.

  • Mejora la salud cardiovascular.

  • Favorece la calidad del sueño, disminuye la presión arterial y fortalece el sistema inmunológico.

  • Potencia el sentimiento de emociones agradables.

     

  • Refuerza la autoestima del otro y lo inspira a seguir siendo generoso y amable con los demás.

¿Por qué digo que es importante apostar por la gratitud?

Porque ayuda a poner en perspectiva todo lo bueno que nos pasa, todo lo bueno que tenemos, que podemos y que somos.

Lo que nos hace ser felices es estar agradecidos y compartirlo, tenemos que cultivar y practicar internamente la gratitud y hacerla consciente en los pequeños detalles ordinarios, saber decir gracias y dar las gracias a los demás y desarrollar un sentimiento profundo de agradecimiento con la vida.

Según Cicerón, "la gratitud no es solo la más grande de las virtudes, sino la madre de todas las demás".

Entonces, ¿de qué estamos agradecidos o a quién les gustaría darle las gracias hoy?

Construir el hábito y hacerlo rutina

Para construir el hábito tenemos que sentir la necesidad de hacerlo y practicarlo diariamente, construir dicho sentir con nuestros pensamientos y crear una memoria especial, así entrenamos físicamente a nuestro cerebro.

Propuestas de entrenamiento:

  1. 1

    Decí gracias varias veces al día. Aprovechá los momentos donde te sientas bien escuchado, apreciado, atendido y reconocido para dar las gracias. Observá la reacción de las personas a las que agradeces y tomá consciencia de la respuesta fisiológica que se da en vos mismo.

  2. 2

    Escribí un párrafo todos los días sobre una cosa o persona por la que estamos muy agradecidos y por qué tiene sentido para nosotros. Esto afianza pensamientos y sentimientos positivos en un clima emocional y social que a veces puede ser de una gran incertidumbre. Recuerden escribir a mano así el cerebro lo fija y lo recuerda más.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

10 claves para sentirte mejor en tu casa, según las neurociencias

10 claves para sentirte mejor en tu casa, según las neurociencias


por Laura Gambale
Pausa, atención y descanso, claves para ser más eficientes

Pausa, atención y descanso, claves para ser más eficientes


por Gaby Hostnik
Neurociencias: estas son nuestras 7 inteligencias y cómo aprovecharlas

Neurociencias: estas son nuestras 7 inteligencias y cómo aprovecharlas

Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.