Newsletter
Newsletter
 • Sexo

Sexo programado: 5 consejos para que sea más excitante

Te dejamos algunas claves para que, a pesar de la rutina, tus relaciones sexuales no pierdan el picante.


Créditos: Pexels



Puede sonar raro. En nuestro imaginario, tendemos a asociar el sexo y la pasión con el instinto y la espontaneidad, mientras que lo racional se posaría del lado de los relojes, las rutinas y los quehaceres. Sin embargo, estos universos se mezclan constantemente en nuestra vida, y también en nuestra cama.

¿O no ocurre que en parejas de larga data, ya sabemos en muchas ocasiones en qué lugar y en qué momento del día habrá sexo? Sea por tener chicos, por haber adquirido rutinas del tipo "después de comer y de ver la serie", o por conocer al otro y ya saber qué momento prefiere; lo cierto es que, lo sepamos o no, de alguna manera el sexo suele estar bastante estipulado en este tipo de relaciones.

Y no solo no hay nada de malo en eso, sino que además nos propusimos averiguar qué onda dar un paso más, y directamente programar el momento para que ese encuentro se produzca: con día, hora y lugar. Puede que te deje gusto a poco asociar el sexo a algo prefijado. Pero si lo pensas de esta manera, puede llegar a ser todo lo contrario: lo prefijado es solo el momento, no lo que pueda llegar a pasar entre ustedes.

Charlamos con María Esther Antelo, Psicóloga (M.N 19477), especialista en sexualidad de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH ), quien ve en esta iniciativa una excelente oportunidad para que las parejas preserven un espacio a solas. Para implementarlo, nos dio algunos consejos:

1-Sostener la espera

Programar los encuentros sexuales puede funcionar como un motivo para darse manija. El hecho de saber que esta noche sí o sí tendremos sexo, nos lleva a un lugar en donde podemos fantasear, preguntarnos qué tenemos ganas de hacer, prepararnos mentalmente, y empezar a motivar también a tu pareja.

Sostener la espera, puede ayudar a que las fantasías se pongan en funcionamiento hasta concretar el encuentro, para fomentar la pasión, combustible importante para poner en marcha el deseo. El encuentro sexual puede prepararse desde el saludo matinal, y durante el día, con mensajes enviados.

2-Tomarse tiempo

En realidad, la idea es pensar en que, más que programando una cita sexual, lo que estamos haciendo es preservando y cuidando el vínculo, para darle a la pareja el espacio que se merece. Sin trabajo, rutinas domésticas, hijos, problemas varios y hasta mascotas en el medio. En donde podamos realmente disfrutar del otro.

El dedicarse tiempo juntos, favorece la posibilidad de recorrerse sin límites, dando espacio al redescubrirse. Helen Kaplan decía que los tres afrodisíacos más poderosos son el amor, la fantasía y el tiempo. Y desde esto, no pensaría en términos de racionalidad supuestamente ligada a lo programado, sino la posibilidad de darse el tiempo suficiente para desplegar la pasión, dando lugar a las fantasías necesarias para poner en marcha el motor del deseo, y facilitar el encuentro amoroso entre dos, dejando de lado la rutina y las obligaciones.

3-Que no se convierta en un trámite

Este sería el riesgo de programar encuentros sexuales, pero lo cierto es que está también en sus manos. Preservar un espacio para el encuentro no implica necesariamente que no puedan probar cosas nuevas, o que es algo que tengan que hacer para sentir que "cumplieron" y pasar a otra cosa. La idea es tomar esto como una oportunidad para el reencuentro, para no olvidarse que detrás de la logística de hacer las compras, pagar facturas y cuotas, que esté lista la comida y que los chicos tengan la ropa limpia; hay dos personas que se aman, y que para sostener todo lo otro necesitan espacios propios. Por eso, disfrutar este momento tomándolo como una oportunidad para relajarse y pasarla bien, es una excelente idea para sacarle la carga de mandato e imprimirle una de placer.

4-Hacerlo atractivo

Claro que si lo pensás como "los martes a la noche, dormimos a los chicos y tenemos sexo rápido antes de que se despierte alguno", probablemente se convierta en una rutina más. En cambio, si lográs cranearlo como algo especial, la cosa cambia. Saber que ese martes va a tener mucho de placer y de cosas inesperadas, es un buen comienzo.

Algunas ideas: preparar una rica cena (o pedir delivery), preparar el espacio de una manera especial (con bajar las luces y un rico aroma el living de tu casa ¡ya es otra cosa!). Un baño de a dos, lencería, sorpresas en la cama… Las opciones son infinitas, y lo que manda es la imaginación.

5-Alimentar la fantasía

Además, previsualizar ese momento en nuestra cabeza durante todo el día, es un buen motor para hacerte el bocho y llegar al encuentro con muchas ganas.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Consejos para recuperar el deseo sexual

Consejos para recuperar el deseo sexual


por Cecilia Alemano
Celos: aprendé a transformarlos en una emoción positiva

Celos: aprendé a transformarlos en una emoción positiva


por Redacción OHLALÁ!
Vasectomía: todo sobre uno de los métodos anticonceptivos más eficaces

Vasectomía: todo sobre uno de los métodos anticonceptivos más eficaces


por Denise Tempone
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.