Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Cómo detectar cuál es tu gema

Dalia, especialista en gemoterapia, te propone potenciar tu año con este plan de sanación con cristales según la energía de de cada mes. También te enseña las técnicas de limpieza, carga energética y usos terapéuticos.




Las piedras semipreciosas existen desde antes de que estuviéramos en el planeta. Llevan en su interior el poder y la vibración de la Madre Tierra porque son generados a altísimas temperaturas en capas geológicas profundas. Poseen ciertas características químicas que las transforman en elementos de alta vibración. Por eso, las podés utilizar para sanaciones, meditaciones funcionales y transmutaciones de energías.

CÓMO ELEGIR TU CRISTAL

Elegir un cristal es todo un arte, ¿por dónde empezar? Hay varias técnicas que podemos recomendarte.
Usá tu intuición: se dice que nosotras no elegimos el cristal, sino que el cristal nos elige a nosotras. Los cristales vibran a distintas frecuencias y el cuerpo sabe perfectamente encontrar lo que es bueno para nosotras sin que nuestra mente influya en la elección. A veces, no se trata de quedarse con el que tiene el color que más te gusta, sino de llevarte el que no podés dejar de sostener en la mano o que te atrapa por una razón que no podés explicar. Es bueno dejar que ellos hagan su trabajo y nos conquisten.
Elegí según su forma: las puntas de cuarzo sirven para direccionar la energía, los dijes en forma de corazón trabajan puntualmente la emoción: la forma del cristal influye en cómo entrega su energía al exterior, y es interesante tenerlo en cuenta al momento de elegirlo. Por ejemplo, las drusas o familias (formación compuesta por un grupo de puntas cristalizadas armoniosamente) se utilizan para trabajar temáticas de grupos de personas o parientes que conviven y se vinculan entre sí. Las esferas irradian energía en forma pareja y pueden ser buenas compañeras para momentos de concentración. Con el tiempo y la investigación, vas a poder aprender mucho sobre la forma de los cristales, descubrir las más populares y cómo emplearlas.
Elegí por su color: si tenemos una idea clara de qué queremos trabajar, es bueno comenzar eligiéndolo por su tono. Las piedras semipreciosas tienen colores análogos a los de los chakras o centros energéticos de nuestro cuerpo. Por ejemplo, si necesitamos trabajar el enraizamiento, sirve buscar cristales de color negro o rojo, como la turmalina negra o el jaspe rojo, que actúan activando la energía de la cintura hacia abajo, fortalecen las piernas y hacen que nuestra energía esté con "los pies sobre la tierra". Podés consultarle a quien le estés comprando el cristal, que seguro sabrá asesorarte sobre cuál es el mejor para vos.
Large
El citrino favorece que fluya nuestra energía del yo. Nos da confianza, seguridad, y ayuda a que podamos mostrarnos sin tener miedo o vergüenza de las opiniones ajenas. Al estar vinculado con el chakra de la creatividad, también favorece la prosperidad

El citrino favorece que fluya nuestra energía del yo. Nos da confianza, seguridad, y ayuda a que podamos mostrarnos sin tener miedo o vergüenza de las opiniones ajenas. Al estar vinculado con el chakra de la creatividad, también favorece la prosperidad

¿Cómo preparar tu elixir?

Es una preparación realizada a base de agua que lleva impregnada la energía de uno o varios cristales.
1. Con agua mineral, llená hasta la mitad un recipiente grande y circular de vidrio o cerámica. Adentro, colocá un vaso, también con agua, procurando que el agua del recipiente externo le llegue solo a la mitad.
2. En el vaso, sumergí el cristal o la mezcla de cristales que querés transformar en elixir. Se usa esta técnica porque a veces los cristales contienen químicos que se utilizan para extraerlos y pueden ser perjudiciales para la salud. De esta manera, hacés que la energía del cristal se transmita al agua del recipiente más grande por vibración.
3. Una vez realizada la preparación, la dejás reposar tres días y tres noches, tapándola con un plato o una tabla.
4. Podés poner debajo del recipiente más grande un papel con un mantra que fortalezca el elixir.
Rodocrosita

Rodocrosita

5. Si sos reikista, podés pasar energía adicional a través de las manos. Si no sabés una técnica especial para hacerlo, simplemente extendé las palmas sobre el agua y visualizá que estás dándole energía positiva y amor a tu preparación.
6. Una vez que pasaron los tres días, retirás el vaso del recipiente más grande y te deshacés de esa agua agradeciéndole por el servicio prestado.
7. Después, embotellás el agua que no estuvo en contacto con la piedra. Lo mejor es ponerla adentro de un gotero de vidrio color ámbar, de esta manera duran una semana.
8. Podés etiquetarlo con el mantra y el nombre de la piedra que utilizaste, para que las palabras sigan trabajando.
Pirita

Pirita

¿Cómo usarlos?

Si son para uso personal, utilizá piedras suaves como el cuarzo rosa, el verde o la amatista. Experimentá tomando tres gotas por la mañana en ayunas y tres antes de irte a dormir. También podés ingerir tres gotas si necesitás un refuerzo.
Para limpieza energética de espacios, es recomendable utilizar un elixir de mezcla de turmalina con amatista y colocarlo en un rociador. Vaporizar en todo el espacio a tratar, poniendo especial atención en esquinas.
Podemos usar gotas del elixir para darnos un baño de inmersión, mezclado con sales y aceites.
Se pueden usar también algunas gotas de elixir para colocar en un recipiente con agua para limpiar tus cristales a los que necesites reacondicionarles la energía.

Programación meditativa

Las puntas de cristal de cuarzo pueden ser programadas con una intención para ampliar su energía en el uso personal o ambiental. La técnica es muy fácil, acá te enseñamos cómo hacerlo.
1. Ubicate en un lugar donde estés tranquila, con energía armoniosa para realizar una meditación.
2. Después, poné el cristal (previamente limpio) con la base lisa en la palma de la mano y la punta hacia arriba. Comenzá con puntas chicas para las primeras prácticas.
3. Una vez que estés en contacto físico y conectada con el cristal, pasás a visualizar, como si fuese una película, cuál es la intención que querés impregnar a la piedra. Concentrate para verlo como si fuese un sueño o una imagen muy intensa de tu imaginación. Si te relajás y sintonizás con el cristal, vas a darte cuenta por vos misma cuando el cristal haya entendido la programación y recibido en su interior.
4. Cuando ya está el cuarzo programado, podés llevarlo con vos en una bolsita de sanación, en un bolsillo o dejarlo en tu espacio laboral. La punta debe estar dirigida hacia vos o tu objetivo para que fluya energía hacia ese propósito. Siempre que sea en armonía con el gran propósito universal, la claridad y la transparencia del cuarzo ampliarán y extenderán tu fuerza con un plus adicional. Es casi como una varita mágica.

Cómo limpiarlos

El cristal vibra y amplifica las energías con las que está en contacto. Pasa por muchas manos y lugares diferentes antes de llegar a vos: trabaja y absorbe conocimiento, experiencias y situaciones. Por eso, una vez que te llega un cristal, es bueno hacerlo tuyo energéticamente con alguna de (o todas) estas técnicas de limpieza:
CON AGUA
Podés dejarlos bajo un chorro de agua corriente de la canilla para una limpieza rápida, visualizando que al sostenerlo el agua se lleva todo lo que la piedra ya no necesita. También podés poner todos los que tengas juntos en un cuenco de cerámica o vidrio con agua y sal gruesa (si es sal marina, mejor) y dejarlos al aire libre a la luz del sol y de la luna por tres días. Luego, se enjuagan con agua corriente y ¡listo! Ya están limpios y cargados con la energía más poderosa para cumplir con su deber. Eso sí, evitá sumergir en agua los porosos, como la calcita o selenita, y los metálicos, como la pirita.
CON TIERRA
Otra forma de limpiar un cristal es apoyándolo sobre la tierra, lo mejor es usar esta técnica con cristales que no se pueden mojar o que están engarzados en algún tipo de metal. Al posar el cristal o clavarlo (si es que tiene forma de punta) sobre la tierra, se produce una descarga energética que es neutralizada al tocar el suelo, y esto hace que se desprograme o resetee su información.
CON AIRE
Un cristal puede también limpiarse con humo de hierbas o resinas de copal, salvia o lavanda. Ponemos a quemar sobre un carbón incendiario cualquiera de estas sustancias que usualmente se utilizan para limpiar y pasamos el cristal sobre el humo varias veces.
CON FUEGO
Algunas personas creen que también pueden limpiarse pasándolos fugazmente sobre la llama de una vela. Te recomendamos hacerlo rápido para que el cristal no se recaliente y corra riesgo de quebrarse.
¿Probaste alguna vez la sanación con cristales? ¿Te gusta usarlos como adorno? ¿Cuál es tu preferido?

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

4 secretos milenarios del sexo tántrico para conectar con tu pareja

4 secretos milenarios del sexo tántrico para conectar con tu pareja


por Daniela Chueke Perles
Ejercicios para evitar la incontinencia urinaria

Afecta a 1 de cada 4 mujeres. Ejercicios para evitar la incontinencia urinaria

Tensión muscular: cuál es el origen de cada uno de los dolores

Tensión muscular: cuál es el origen de cada uno de los dolores


por Cecilia Alemano
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.