Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Mi valija para una escapada con amigas




Viajar siempre es un placer…y si es con amigas ¡mucho más! Poco importa el destino siempre y cuando estemos dispuestas a pasar un gran momento. Se acercan varios fines de semana largos, por lo tanto, es un plan ideal para conocer ciudades de nuestro país que no queden a muchos kilómetros de distancia. Dos o tres días son ideales para desconectarnos de la rutina diaria, conectar con amigas o familia y conocer nuevos lugares. Siempre un plan redondo.
En esta oportunidad, decidimos escaparnos con nuestro grupo de amigas, por eso, la valija tendrá conjuntos casuales para paseos en el parque, visitas a piletas o para caminatas en los centros comerciales y también conjuntos para salir de noche a cenar o para ir a bailar. La idea es que lo que carguemos sea sumamente versátil y tenga más de una posibilidad de combinación.
Como todavía hace calor y el verano no se fue, elegimos mayormente vestidos y polleras que podamos transformar con zapatos, zapatillas, sobres y carteras. Nada se pierde, todo se transforma.
Estos son los protagonistas de nuestras valijas…

LULI

Con los años aprendí a optimizar las prendas que llevo a un viaje (con los años y con el rigor de una mochila cargada de cosas totalmente innecesarias); por eso, cada vez que viajo me siento mucho más optimista a la hora de armar el bolso, porque sigo algunas reglas básicas. La primera es tratar de llevar envases pequeños para los productos de belleza, con el tiempo me fui armando de muestras de shampoo, maquillajes, cremas, entre otros. Si esto no funciona, vienen envases pequeños donde podés poner tus productos preferidos. La otra gran regla es que todo lo que llevo debe ir con todo. Que todas las prendas sean susceptibles de combinarse entre sí para crear diferentes conjuntos. Y por último: los accesorios, ocupan poco espacio y te modifican cualquier conjunto.
Con todo esto en mente elegí una falta negra, remera de algodón, vestido negro, campera de jean combinada, blusa blanca, sandalias negras, zapatillas, mochila, sobre y accesorios.
Para viajar usé la remera de algodón, falda, zapas y la campera (soy muy friolenta y mis amigas aman el aire acondicionado). La mochila es ese complemento ideal que con el tamaño justo como esta sirve como soporte de equipaje y para usar en una caminata, visita al río o pile.
Para pasear elegí el vestido negro, con la misma combinación. Las zapas azules, la mochila y para sumarle un poco de onda, el chocker (que uso más tipo gargantilla porque tengo el cuello bastante corto). Por si refresca, la campera mi fiel compañera.
Para salir a cenar o a tomar algún trago fui nuevamente por la falda, con sandalias altas y plataforma y levante todo con la blusa blanca y plateada con transparencias. Y un sobre para llevar las cosas esenciales para salir. Los sobres siempre son buena idea, porque además pueden servir para llevar cosas dentro del mismo bolso.
Si bien estas son algunas de las combinaciones que yo elegí, con estos básicos pueden armarse muchas más. El vestido negro con las sandalias y una buena pechera es otro conjunto para la noche que podemos usar y mis elegidos para viajar también es un aliado para una tarde de paseo. Hay muchas posibilidades, sólo hay que pensar qué llevar para maximizar nuestra valija.

LOLA

Hay prendas que están destinadas a ser básicos que te visten en 5 minutos y, además, son para cualquier ocasión. Es por eso que los vestidos negros son los primero en el podio a la hora de armar un bolso para irme de viaje. Soy de las que no da muchas vueltas y llevo lo mínimo, así que generalmente me sobra lugar, pero siempre tengo todo.
Lo fundamental, pero no siempre manejable es el clima, y cuando sabes que va hacer calor apostar por vestidos es la mejor opción, ya que no hay que combinar mucho y son aliados de las altas temperaturas.
Este vestidito negro es súper fresco y lo usé perfectamente con sandalias, que además de cómodas también son de esas que van con todo. Yo las sumé en mi look para ir a la pileta y ya que todo el conjunto era negro, le dí el toque de color con la mochila- indispensable para viajes- que grita que los parches son tendencia y unas gafas de sol que de sencillas no tienen nada.
Para la noche, también aposté por un vestido, y tal cómo dice Luli, los sobres son lo mejor que nos puede pasar para viajar. A diferencia de la prenda para el día, éste tiene mucha personalidad y no es uno más. Por eso fui al calzado más simple pero elegante para acompañarlo, los stiletos, zapatos atemporales si los hay y salvadores por dónde los mirés.
Sólo dos prendas se necesitan para pasarla bien.
¿Ustedes que reglas o trucos siguen cuando arman sus valijas?
Podés seguirnos en nuestro FB y nuestra web
LULI: Campera: Le CoqSportif – Zapatillas: Superga – Pollera negra y blusa blanca (vintage): Delaostia – Choker: Mónica Cabrera
LOLA: Mochila: Vestido negro, vestido blanco y azul y sandalias negras: Yagmour
LOLA yLULI: Mochilas: Vestidor de Reinas
Gafas de sol: VulkEyewear

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Vestirse según las experiencias personales

Vestirse según las experiencias personales


por Luli y Loli
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.