Newsletter
Newsletter
 • BELLEZA

Por qué es importante llorar cada tanto




Con el primer instante de vida, el llanto marca el inicio de la respiración, el cambio de estar en un medio líquido por uno nuevo y gaseoso. La primera inspiración es tan importante como la última: abre y cierra un ciclo de la vida. Porque el oxígeno es al cerebro lo que permite que la mente inicie la construcción de significados y de sentido a la existencia. En el transcurso de nuestras vidas lloramos por diferentes razones: para comunicarnos durante la infancia, como respuesta al dolor, como defensa ante el ingreso de algún cuerpo extraño en el ojo o para expresas nuestras emociones.

Para qué sirven las lágrimas

Desde el punto de vista fisiológico, las lágrimas mantienen la humedad del ojo, eliminan residuos y cuerpos extraños y lo protegen de infecciones. La lágrima es un componente fundamental de la estructura ocular y su función es proteger la superficie, especialmente de la córnea (la membrana transparente que tiene el ojo y que recibe sus nutrientes solamente a través de las lágrimas). Se produce fundamentalmente por la glándula lagrimal, que está situada en la parte externa de la órbita, con una secreción basal permanente, y que aumenta ante las agresiones externas (que abarcan desde cambios de temperatura, cuerpos extraños o motivaciones psíquicas). "Gráficamente podemos decir que el ojo funciona como el limpiaparabrisas de un auto: si lo encendés con el vidrio seco, te lo raya y lo arruina. Lo mismo ocurre con el párpado y la córnea: sin lubricación, es decir, sin lágrimas, el párpado la lastima" explica el doctor Alejandro Aguilar, médico oftalmólogo especialista en enfermedades de la superficie ocular, fundador y ex presidente de la Sociedad Argentina de la Superficie Ocular (SASO).

Síndrome del ojo seco

Una vez que cumple su función, cada lágrima producida debe dejar el ojo y para ello es drenada hacia el sistema lagrimal. Sin embargo, hasta un 25% de ella se evapora con al aire. La exposición a un clima seco y con mucho viento, así como el humo y el aire acondicionado aceleran la evaporación de las lágrimas. "Hace unos años, hicimos un trabajo con guardaparques del Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz. Y observamos que las lágrimas de estos individuos que estaban entre 8 y 11 horas al aire libre, se rompían en 14-20 segundos. En promedio, una lágrima tarda en romperse unos 10 segundos. En el caso de un individuo que vive en Buenos Aires se rompe en 7- 8 segundos. Esto significa que a menor contaminación, menor interferencia de las partículas que están en el aire con las lágrimas y eso hace que la calidad visual sea mejor", agrega el doctor Alejandro Berra, Investigador principal del Conicet y presidente de la SASO.
Por eso es que en las grandes urbes cada vez se detectan más casos de ojo seco, un síndrome multifactorial que afecta la calidad de vida de quien lo padece (se caracteriza por la alteración en la producción de las lágrimas con síntomas como irritación, picazón ocular y molestias) y que puede llegar a afectar hasta el 30% de la población. La creciente polución ambiental, la climatización artificial de los ambientes cerrados y la alta exposición a las pantallas son algunos de sus disparadores.

Mejor prevenir

Si trabajás en una oficina, tené en cuenta este dato. Permanecer más de cinco horas al día con la vista en la pantalla de la PC, el celular u otro dispositivo electrónico favorece la aparición de esta condición de ojos secos. "Quienes están más tiempo frente a la pantalla, parpadean menos y, por lo tanto, las lágrimas se evaporan más rápido. Muchas veces, los dispositivos no están ergonómicamente ubicados, ni están a la distancia adecuada. Incluso, la calibración del brillo también puede incidir", aclara Berra. Y eso no es todo; las mujeres somos más propensas a sufrir esta condición, en una relación que va de 3 a 1 comparadas con los hombres. Las alteraciones hormonales que sufrimos a lo largo de nuestras vidas, se traducen en fluctuaciones en la producción de lágrimas: durante la primera mitad del ciclo menstrual, la producción lagrimal es más efectiva, mientras que en la segunda fase -al igual que sucede en la menopausia- el ojo tiende a estar más seco.

Si querés llorar, llorá

En los primeros años de vida, el llanto es la forma de expresión natural cuando no hay lenguaje. "Puede expresar necesidad, disconformidad o significar quiero estar cerca de tuyo. La comprensión del llanto del bebé es un proceso que se construye con la interacción, el contacto, las miradas. Los padres comienzan a interpretar, no sólo con el oído, sino con un conjunto de señales integradas que les permite interpretar lo que le ocurre a su hijo", indicala Dra. Edith Vega. Psicóloga de Fundación Hospitalaria, Fundación Aigle.
Más allá de la infancia, las lágrimas que aparecen en la vida adulta como consecuencia de diferentes emociones, siguen siendo un misterio para la ciencia. No se sabe por qué lloramos en respuesta al dolor físico o a un trauma emocional o incluso en momentos de felicidad. Pero, ya que somos seres sociales, puede ser una forma de manifestar a los demás nuestro estado mental y buscar consuelo. "Muchos psicólogos piensan que es una forma de comunicación y que si alguien llora, la gente simpatiza con esa persona o, si te están maltratando, llorar les hace saber que están yendo demasiado lejos", explica Claudia Hammond, autora del libro "Emotional Roller Coaster" o "Torbellino Emocional".
Más allá de lo que diga la ciencia, todas sabemos que llorar tiene efectos inmediatos en el cuerpo y que muchas veces funciona como una suerte de catarsis. Los latidos del corazón se aceleran, las venas y arterias se dilatan, el cuerpo transpira más y el ritmo respiratorio se desacelera. Todo esto ocurre porque el sistema nervioso simpático, el mismo que nos prepara para la acción o que responde ante una amenaza, se activa en respuesta al estímulo.
Expertos consultados: Dra. Edith Vega. Psicóloga de Fundación Hospitalaria, Fundación Aigle. Dr. Alejandro Aguilar, médico oftalmólogo especialista en enfermedades de la superficie ocular, fundador y ex presidente de la Sociedad Argentina de la Superficie Ocular.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting

Así es el mensaje Kobido, la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting


por Ayelén Di Leva
Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos


por Daniela Chueke Perles
Qué es el ghee, la manteca "saludable"

Cómo se hace. Qué es el ghee, la manteca "saludable"


por Denise Tempone

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.