Newsletter
Newsletter
 • HISTORIAS

Taylor Swift y Katy Perry: la verdadera historia detrás de la polémica pelea entre las cantantes

Las cantantes eran muy unidas hasta que un malentendido laboral las distanció en 2014. Después de cinco años, volvieron a reconciliarse de una manera muy original.


Luego de años de rumores, las cantantes se unieron para enviar un mensaje de apoyo y tolerancia a la comunidad LGBTIQ+.

Luego de años de rumores, las cantantes se unieron para enviar un mensaje de apoyo y tolerancia a la comunidad LGBTIQ+. - Créditos: Archivo LN



Sin dudas, Taylor Swift y Katy Perry tienen mucho en común: son referentes del pop actual, son exitosas, tienen millones de seguidores en las redes y agotan estadios en tiempo récord. Por eso, no resulta extraño que las cantantes hayan sido muy amigas en el pasado.

Si bien en la actualidad mantienen una buena relación, hace unos años atrás eran inseparables. O al menos eso era lo que creíamos. Es que la compositora de “Shake it Off” y la actual esposa de Orlando Bloom fueron grandes amigas hasta 2014, año en el que -tras un malentendido laboral- tuvieron una gran pelea y decidieron distanciarse.

Cinco años tuvieron que pasar para que las artistas estadounidenses hicieran las pases y limaran asperezas ante la mirada de todos sus fanáticos. Es que el reencuentro se dio en un videoclip disfrazadas de hamburguesa y papas fritas, sin dudas la metáfora perfecta para reflejar que son la una para la otra. 

View post on Instagram
 

Cronología de una pelea

Se hicieron muy amigas en 2009, cuando sus carreras musicales comenzaban a dar sus primeros frutos. Era frecuente verlas juntas en alfombras rojas, conciertos y premiaciones, además de las fotos y videos que ambas compartían en sus redes.

Sin embargo, cuatro años después casi no quedaron rastros de ese vínculo que parecía inquebrantable. ¿Qué pasó? Dicen que todo voló por los aires cuando Taylor Swift fue abandonada por tres de sus bailarines en medio de la gira promocional de su disco Red para irse a trabajar con Katy Perry, con quien ya habían compartido escenario en el pasado.

La compositora de "Blank Space" sintió este gesto como una traición y no sólo se enfureció con los bailarines sino también con su amiga, que estaba a punto de estrenar su nuevo álbum Prism. Si bien la morocha reconoció que buscó a sus exbailarines, advirtió que “jamás se los robó”, ya que les pidió que se lo comuniquen a Swift con antelación para evitar problemas de contrato.

Tres de los bailarines de Taylor la abandonaron en medio de la gira de Red para irse a trabajar con Katy Perry

Tres de los bailarines de Taylor la abandonaron en medio de la gira de Red para irse a trabajar con Katy Perry - Créditos: Instagram personal: @taylorswift

Al enterarse de la maniobra, el equipo organizador de la gira no aceptó la solicitud y terminó despidiéndolos. Ante semejante escándalo, uno de los bailarines rompió el silencio y contó que optaron por regresar a trabajar con Perry porque la consideran parte de su familia. Si bien agradeció la oportunidad que Taylor les dio, reveló que en dicha gira se “estaban aburriendo un poco”.

Furiosa por esta situación la cantante que aterrizará en el país con The Eras Tour a principios de noviembre le hizo la cruz a su colega y rompió todo tipo de vínculo. No sólo se cobró “la traición” subiéndose al escenario con Sara Bareilles, una cantante que acusó de plagio a Perry tras lanzar su tema “Roar”, sino que habló de lo sucedido públicamente.

“Nunca estuve segura sobre si éramos amigas o no. Me hizo algo terrible. Pensé: 'oh, somos enemigas'. ¡Y ni siquiera era por un chico! Tenía que ver con el trabajo. Básicamente trató de sabotearme una gira entera. Intentó contratar a un montón de gente de mi equipo sin que me enterara”, reveló Swift allá por 2014 mientras se definía como una persona cero conflictiva. “No te creerías cuánto odio las disputas. Así que ahora tengo que evitarla”, agregó enojada.

La respuesta por parte de Perry no se hizo esperar. Al otro día, la cantante recurrió a su cuenta de Twitter, donde fue algo irónica: “Cuidado con la Regina George con piel de cordero”, escribió en referencia a la villana de la película Chicas malas y declarando el comienzo de una guerra que duró casi cinco años.

En 2015, un nuevo round entre estas examigas ocupó los principales titulares de la prensa amarilla. Katy Perry había sido convocada para cantar en el entretiempo del Super Bowl y allí aprovechó para tirarle un nuevo dardito a su colega vistiendo un traje de baño que Swift había puesto de moda ese verano. El problema fue que lo usó a la hora de interpretar “California Girls”, un tema que se burla de las mujeres superficiales.

Cuando parecía que todo estaba más tranquilo la pregunta de una fan a la intérprete de "Teenage Dream" sobre si grabaría un tema junto a Taylor volvió a encender la polémica. "Si ella pide perdón, ¡seguro!", respondió tajante una Katy ofendida.

View post on Instagram
 

Operativo “reconciliación” en marcha

En 2019, se dio esta reconciliación que parecía impensada. La encargada de dar el primer paso fue Katy Perry, que le  envió una carta a su examiga junto a una rama de olivo que había traído de un reciente viaje al Vaticano.  “Hola vieja amiga, he estado reflexionando sobre las malas interpretaciones y sentimientos heridos entre nosotras. Me encantaría arreglar las cosas”, le escribió de puño y letra en son de paz y deseándole suerte en su nueva gira Reputation.

Para sorpresa de la cantante, la respuesta de Taylor llegó por Instagram y ante millones de testigos. “He vuelto a mi camarín y me he encontrado esta rama de olivo. Esto significa mucho para mí”, escribió en su cuenta junto a una imagen del obsequio.

Tras algunos intercambios de emojis virtuales y saludos de cumpleaños, la paz quedó sellada con un abrazo en el videoclip "You Need To Calm Down". Allí, Perry hizo una participación vestida de hamburguesa mientras la anfitriona lucía un disfraz de papas fritas. Una metáfora para dar cuenta de que ambas eran el complemento perfecto.

“Llevábamos bastante tiempo en tregua, pero la primera vez que nos vimos en persona fue hace no mucho en una fiesta y desde el minuto uno quedó claro para las dos que todo había cambiado. Nos dimos cuenta de que ambas habíamos madurado y que lo habíamos hecho a pesar de estar enfadadas entre nosotras. Así que de repente recordamos lo mucho que teníamos en común y empezamos a arreglar la situación. Lo que pasa es que ninguna de las dos estábamos preparadas para hablar de ello públicamente”, dijo Swift en diálogo con BBC Radio ante la sorpresa que generó la aparición de Perry en su último clip.

Y enseguida explicó cómo se le ocurrió convocar a la estrella pop para ser parte de este lanzamiento. “Estaba pensando en ideas para el videoclip y se me ocurrió que sería genial que Katy apareciera, pero no sabía si ella estaría interesada o prefería que siguiéramos siendo amigas en secreto. Le envié una sinopsis larguísima contándole la idea y ella me respondió enseguida diciéndome que le encantaría que nos convirtiéramos en un símbolo de lo que significa la redención y el perdón”, expresó quién no encontró mejor manera de escenificarlo que a través de este combo de comida irresistible.

Según sus dichos, la lamparita se le prendió cuando vio a Katy vestida de hamburguesa en la gala del Met. “Hasta ese momento no se me había ocurrido que ella podría ir disfrazada así y yo de ración de papas fritas. No sé, me daba la sensación de que si nos abrazábamos vestidas con ropa normal no iba a funcionar. La hamburguesa y las papas fritas eran la perfecta metáfora de lo que significa dos personas que están destinadas a estar juntas. ¿Qué mejor pareja hay que esas dos cosas?”, reveló la cantante sobre cómo surgió la idea de usar esos disfraces que llamaron la atención del mundo entero.

Katy Perry y Taylor Swift disfrazadas de hamburguesa y papas fritas para una de las tomas del videoclip "You Need To Calm Down".

Katy Perry y Taylor Swift disfrazadas de hamburguesa y papas fritas para una de las tomas del videoclip "You Need To Calm Down". - Créditos: Instagram personal: @taylorswift

"Aunque me resultó difícil era importante que yo estuviera en ese videoclip porque la gente quiere contar con figuras a las que admirar (…) El perdón es importante. Es muy poderoso", dijo por su parte Perry dando a entender que tuvo que dejar de lado su orgullo para sumarse al mensaje de este tema que apoya abiertamente a la comunidad LGTBQ+ y rechaza los discursos de odio.

Luego de este encuentro musical, ambos fandoms pensaron que volverían a verlas juntas de nuevo en distintos eventos del mundo de la música sin embargo, las cantantes prefirieron mantener una relación más perfil bajo.  "No tenemos una relación muy cercana porque las dos estamos muy ocupadas, pero nos mandamos muchos mensajes de texto", contó Katy Perry en una entrevista con la revista Stellar, lo que dio cuenta de cómo es su vínculo en la actualidad.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

De Lali a Taylor Swift: ¿por qué las artistas mujeres populares son atacadas?

De Lali a Taylor Swift: ¿por qué las artistas mujeres populares son atacadas?


por Ayelén Romano
Taylor Swift es la artista que más contamina el planeta

Taylor Swift es la artista que más contamina el planeta

Little black dress: el increíble vestido que eligió Taylor Swift y con el que marcó tendencia

Little black dress: el increíble vestido que eligió Taylor Swift y con el que marcó tendencia


 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.