Newsletter
Newsletter

Menstruación libre. Más conocido como free bleeding, te contamos de qué se trata este movimiento que busca naturalizar el ciclo femenino

Una opción para transitar nuestro ciclo menstrual que se basa en el sangrado libre y que busca naturalizar el tema.


Ciclo menstrual

Ciclo menstrual - Créditos: Freepik



Indisponerse, tener el período, menstruar. Nuestro ciclo pasó de ser un tabú a convertirse en el eje de discusiones que suelen dejar en evidencia lo poco habituadas que estábamos a la hora de hablar de un tema natural. Uno de los aspectos que vislumbramos gracias a esta “charla roja” que se está dando a nivel mundial es que la forma en que vivimos nuestros ciclos no siempre es consciente y elegida: existen más opciones que las que conocíamos. Poco a poco nos cuestionamos sobre los productos que usamos por default, los valores que les asignamos a los días sangrantes y los mitos y clichés que solíamos aceptar sin cuestionar. En el medio, emergieron prácticas que fueron –y todavía son– materia de miradas escandalizadas cuando las mujeres visibilizan una simple (o no tan simple) función biológica. En este contexto, el free bleeding emergió como una opción posible.

Ya fue, que fluya

Free bleeding significa “sangrado libre” y su premisa es simple. Quienes lo practican se permiten recibir sus períodos menstruales sin usar tampones, toallitas ni ningún producto para absorber o recolectar el flujo. La intención es normalizar los períodos, sentirlos, volver a conectarse con su aspecto natural.
El free bleeding puede ser más o menos estricto, es decir, tiene matices. Durante los días sangrantes, hay quienes deciden seguir usando su ropa interior habitual o, incluso, renunciar por completo a la ropa interior, sin embargo, también están quienes invierten en ropa interior especial. Aunque se supone que el free bleeding se trata de rebelarse contra el consumo de productos menstruales específicos, actualmente, en el mercado podés conseguir ropa interior capaz de absorber la menstruación y de permitirte una dinámica más libre.
Productos que usamos por default.

Productos que usamos por default. - Créditos: Wayhomestudio en Freepik.

¿Qué onda las bombachas menstruales?

Si las bombachas menstruales se consideran “free bleeding”, es por varias razones. Por un lado, porque estas prendas están diseñadas para sentirse naturales; es decir, no son algo que tenés que insertar en tu cuerpo o sumar a tu ropa interior, sino que se llevan como una prenda normal. Las bombachas menstruales son, efectivamente, como las bombachas regulares, solo que te permiten seguir con tu vida sin preocuparte por tu período. La mayoría, además, están hechas de múltiples capas de telas y cada una tiene un propósito diferente. Es usual, por ejemplo, que cuenten con cuatro capas: una para absorber la humedad, otra para controlar los olores, otra que actúa como segunda barrera y la cuarta para resistir cualquier fuga. También están preparadas para distintos niveles de absorción, que van desde leve (para los primeros y últimos días del período) hasta súper abundante (para los días de sangrados intensos).

¿Es algo nuevo?

Tal vez como posición consciente frente a tu sangrado, es decir, como opción, pueda considerarse nuevo. Pero, claramente, no había otra alternativa que sangrar libremente cuando no existían las toallitas ni los tampones. Tampoco la hay para las mujeres que no pueden acceder a elementos de higiene. Ahora bien, la elección intencional se fortaleció con el hippismo, que buscó otra forma de “atajar” la sangre sin depender de las compresas de plástico que ya se habían comenzado a usar décadas antes. Actualmente, las cosas han ido más lejos y muchas artistas y militantes se atreven a mostrar su sangrado como el símbolo de una postura ideológica.

4 razones para sangrar

  • La visibilización. El free bleeding es parte de un movimiento que busca naturalizar e, incluso, idealizar el momento del sangrado. De eso se trata la práctica que propone realizar cosas concretas con tu sangre, como regar las plantas o ¡pintar dibujos! Por supuesto, no hace falta ir tan lejos ni ser tan radical para reivindicar un proceso fisiológico, pero, en todo caso, lo que estas posturas buscan generar es cierto shock que viene a representar el polo opuesto de la época represiva que vivimos hasta ahora y que se sigue viviendo en muchas culturas.
  • La naturaleza. El motivo medioambiental también está presente en quienes practican el free bleeding. Se cree que alrededor de 20 mil millones de toallas sanitarias (que tardan ¡500 años! en degradarse) y tampones terminan en los desagües de Estados Unidos cada año. Los artículos reutilizables como las copas menstruales o las bombachas absorbentes contribuyen a reducir esta cifra.
  • Una supuesta contribución a la salud. ¿Tiene el free bleeding algún beneficio para la salud? Al parecer, no concretamente. Sin embargo, no son pocas las mujeres que, en foros y grupos donde se comparten las experiencias, aseguran que han experimentado una reducción de los cólicos menstruales y que tienden a sentir menos molestias. Como nuestra salud tiene mucho que ver con el factor psicológico, sus declaraciones no son un elemento a subestimar. Puede que sentirse más libres y conscientes mejore su forma de sentirse en general.
  • Una contribución concreta del free bleeding a la salud es que no usar tampones ni copas reduce totalmente el riesgo de sufrir síndrome de choque tóxico, algo que siempre puede pasar cuando introducimos en nuestro cuerpo un objetivo extraño, por más eco y bio que sea.
  • Una mejora de tus finanzas. Lo que sí puede mejorar concretamente son tus finanzas a largo plazo si te ahorrás la inversión en los materiales higiénicos que solemos usar, que no son precisamente “baratos”.
Menstruación libre

Menstruación libre - Créditos: Getty Images, Getty Images/iStockphoto

¿Y la higiene?

Las bombachas para la menstruación y las prendas de protección similares tienden a incorporar tecnología antimicrobiana diseñada para mantener a raya los gérmenes. Aun así, cuando la sangre menstrual sale del cuerpo, se produce una descomposición que se relaciona con bacterias. Y en este sentido, también puede transportar cualquier virus que utilice esta vía, por lo que no es del todo solidario para la salud pública o de tus convivientes andar sangrando por ahí. Así que si lo practicás, es bueno mantener limpias las superficies donde pueda depositarse la sangre.

¿Es demasiado radical?

Practicar free bleeding no tiene por qué ser una opción radical. Es algo que podrías querer hacer de vez en cuando, en un contexto cómodo, cuando tu ritmo es tranquilo y tal vez estás a solas. Lo mejor es empezar a observar tu cuerpo en un entorno seguro e ir viendo cómo se sentís. Muchas mujeres descubren que su cuerpo sangra más cuando tiene permiso para hacerlo y que son capaces de “cortar” momentáneamente la menstruación cuando tienen que salir de casa o hacer algo importante para retomarla horas más tarde. No se sabe demasiado sobre este tema, pero algo sobre la tensión podría transmitirle a tu cuerpo cuándo es momento y cuándo no, y esto puede ser ejercitado por quienes tienen deseos de comprender mejor sus ciclos. Como sea: lo interesante es saber que la opción está ahí, tiene sus razones y sus beneficios. Luego, utilizá tu libertad para decidir, también, cómo sangrar. •

¿Cómo lavar tus prendas?

Si vas a practicar el sangrado totalmente libre, esta es la forma de lavar tus prendas:
  • Lavalas con agua fría hasta que se vaya la mancha y recién ahí con agua caliente. Se puede usar jabón, detergente, quitamanchas, peróxido de hidrógeno, bicarbonato de sodio mezclado con agua y pasar un cepillito.
  • El peróxido de hidrógeno puede ser útil para las manchas de sangre más duras o secas. Pero atenti: también puede desvanecer el color de tus prendas. Para usarlo, sumergí una toalla o un paño en el químico y aplicalo, no frotes sobre la mancha. Dejá actuar de 20 a 30 minutos antes de enjuagar.
  • Alternativamente, podés combinar bicarbonato de sodio con agua hasta que se forme una pasta. Cubrí la mancha con ella, dejá que la prenda se seque y cepillá. Luego, ya podés lavar la prenda normalmente.
Expertos consultados: The Menstrual Club. Plataforma online de educación menstrual, de escuelacyclo.com.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos


por Daniela Chueke Perles
Qué es el ghee, la manteca "saludable"

Cómo se hace. Qué es el ghee, la manteca "saludable"


por Denise Tempone
la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting

Así es el mensaje Kobido, la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting


por Ayelén Di Leva
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.