Newsletter
Newsletter

Balcones pequeños: ideas geniales y simples para optimizarlos

¿Tenés un balcón chico? Consultamos a expertos que se ocupan de reformular exteriores para vivirlos de una manera plena. Estas son ideas geniales y fáciles de implementar.


Ideas para balcones pequeños

Ideas para balcones pequeños - Créditos: Getty Images



Entre las plantas, las macetas de distintos tamaños, un tender y el aparato del aire acondicionado que asoma como un chichón, el espacio en los balcones chicos queda reducido, sin lugar para el disfrute de esa porción de aire libre.

Una de las máximas del diseño es que su función es mejorar la calidad de vida de las personas. Por eso, muchos interioristas se ocupan de reformular los exteriores para vivirlos de una manera plena. Llevar la naturaleza al interior de los hogares es una de las estrategias. En este sentido, disfrutar del balcón y de su contemplación es el objetivo, más allá de los poquísimos metros cuadrados disponibles. 

Entre las herramientas disponibles para ganar espacio las barandas se presentan como excelentes plataformas para ubicar mesas rebatibles, ideales para apoyar una tablet o laptotp, el mate y el termo. El diseño estilo barra, en madera o multilaminado, admite múltiples beneficios ya que a la hora de colgarla – a partir de herrajes según las medidas-- soporta un peso considerable. Son simples de instalar y fáciles de guardar o adaptar al interior. 

Otro consejo son las macetas plásticas para colgar de la baranda, el dispositivo estrella que permite ahorrar espacio. El diseño pensado para encastrar permite jugar con distintos tamaños y colores que aportan frescura al espacio. Violeta, naranja, verde o fucsia, los tonos que se pueden combinar con el tipo de plantas y flores ideales según la luz del balcón. Además de optimizar metros regalan visuales coloridas desde el interior. 

 

Una mesa con ruedas y estantes es el accesorio ideal para trasladar una merienda, libros, dispositivos y vajilla. La firma Muett Objetos desarrolla una mesa de arrime de 2 estantes, de distintas medidas y alturas, con ruedas de goma que le otorgan flexibilidad para reorganizar y limpiar. Customizable y adaptable, también se puede usar debajo del espacio del aparato del aire acondicionado. Aprovechar cada centímetro es la solución.

En Muett también diseñan estantes de aluminio inoxidables ideales para disponer en ángulos o sobre las ventanas, de manera que las plantas colgantes tengan suficiente caída. “El balcón es el pulmón del departamento, un espacio aéreo donde el "departamentista" gana unos metros cuadrados de conexión con el exterior. Estos voladizos de cemento, por más pequeños que sean, pueden ser un refugio. Estos últimos años se ha vuelto un ambiente más de la vivienda, surgiendo la necesidad de equiparlo de modo que se optimice su espacio y se logre una buena circulación”, apunta Belén Crouzel.

Y enumera los beneficios de los estantes: “Con su poca profundidad y resistencia a la corrosión son perfectos para ponerle personalidad a cualquier espacio exterior. Por su dimensión compacta no invaden demasiado la superficie y además permiten aprovechar los metros cúbicos de pared llenándolos de macetas con aromáticas o suculentas que dan ese toque de verde tan añorado en la ciudad”.  

 

Desde Compas Composteras redoblan la apuesta y sugieren articular una compostera urbana, de diseño, con un sistema para pared pensado para hierbas aromáticas y jardines verticales. Los diseñadores industriales Lucía Martínez, Pablo Bianchi y Darío Mercuri, desarrollaron productos que cuentan con el Sello Buen Diseño y se distinguen por la variedad de colores y la integración a espacios urbanos. Las macetas están pensadas para plantas plantas de poco riego, de raíces cortas y para balcones con poco viento. 

Disponer un pallet, lijado y barnizado, de forma vertical para colgar macetas también es otra idea que permite jugar con texturas y brindar un estilo más descontracturado. Madera y verde es una fórmula que no falla. Si la estructura es fuerte, colgar una hamaca apenas levantada del suelo es otra estrategia que, combinada con sillas plegables, permite ampliar ese rincón. 

Los textiles también contribuyen a mejorar el uso del balcón. Almohadones, alfombras rústicas superpuestas y mantas en fibras naturales aportan texturas. 

 

En tanto, para el otoño y el invierno, la firma Tolder sugiere un calefactor eléctrico y ecológico, apto para exteriores, que también se puede adaptar al interior. Gracias a su sistema infrarrojo funciona generando una sensación de calor similar a la del sol. Es resistente a la lluvia y en exterior puede calefaccionar superficies de entre 9 y 15 metros cuadrados.

La compañía también sugiere cerramientos de vidrio para ampliar los interiores y seguir disfrutando del verde. Pueden instalarse en galerías, balcones y terrazas de departamentos. Además, el sistema de cerramientos plegables Cristalflex (perimetral y de techo) de Tolder también se suma a las estrategias para habilitar el uso de estos espacios más allá de las condiciones climáticas. Sin perfiles ni marcos verticales, garantizan buenas vistas hacia el exterior. 

Balcones como refugios urbanos, extensiones frescas del hogar que mejoran las formas de habitar y nos conectan con la naturaleza durante las cuatro estaciones.  

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Deco: 5 lugares para comprar sillas cancheras (y a buen precio)

Deco: 5 lugares para comprar sillas cancheras (y a buen precio)


por Euge Castagnino
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.