Newsletter
Newsletter

Monstera: así podés reproducir esta planta tropical que es tendencia

Hermosa y muy fácil de cuidar, la monstera deliciosa es una especie tropical ideal para sumar a tu decoración de interiores. Te acercamos 3 pasos simples para reproducirla.


Claves para cuidar la planta monstera o costilla de Adán.

Claves para cuidar la planta monstera o costilla de Adán. - Créditos: Getty.



Al igual que la música, la ropa y el maquillaje, las plantas también se “ponen de moda” y una de las especies que se posicionó entre las líderes de las tendencias es la monstera deliciosa, quien ya tuvo su momento de estrellato en la década de los 80 y ahora vuelve a ser una de las favoritas de los plant lovers. Y ya sea que sos un experto en el rubro o que recién estás arrancando, te compartimos todo lo que necesitás saber para sumar esta planta tropical a tu patio, jardín o a tu deco de interiores.

Qué es la monstera deliciosa o costilla de Adán

La monstera deliciosa –o costilla de Adán, dependiendo de desde qué parte de Latinoamérica estés leyendo esta nota- es una especie tropical originaria de América Central y del Sur y es ideal para los principiantes del cuidado de las plantas ya que, además de tener una estructura robusta, es muy resistente a las plagas comunes.

La monstera o costilla de Adán es una planta tropical.

La monstera o costilla de Adán es una planta tropical. - Créditos: Getty.

A su vez, no es necesario tener patio o jardín para poder tenerla, ya que al ser una planta que en su hábitat natural crece en el sotobosque –es decir, en la base de los árboles- no requiere sol directo y es una gran opción para tener en espacios de interior como living, habitaciones, cocina e, incluso, en el baño siempre y cuando tenga cerca una ventana al exterior.

3 pasos para reproducir una monstera

Para tener una monstera en tu hogar podés reproducirla por esqueje en unos pocos pasos. Miramos en la cuenta de Instagram @plantitiscronica que difundió un método para hacerlo en 3 pasos.

Para hacer la reproducción por esqueje, debés cortar el tallo entre dos nudos tal como muestra en el video que está a continuación. Esto es, a 45 grados. Si no tenés una tijera de podar, podés usar unas caseras que tengan suficiente filo y que estén desinfectadas con alcohol.

Una vez hecho esto, tratá la herida con un antifúngico, en este caso, podés utilizar canela. Luego, colocá el esqueje de tu monstera en agua por unos días hasta que  empiecen a salir las raíces. Una vez que esto suceda, podés ponerlo en la tierra, ya sea en maceta o directamente en el jardín.

Claves para cuidar la monstera deliciosa o costilla de Adán

Si querés sumar la monstera a tu hogar, te compartimos algunos consejos brindados por Nacho de @casa_libra, experto en el cuidado de plantas, para que crezca sana y fuerte.

1. Ponerle un tutor desde que es chica. La monstera es del género filodendro, que son plantas trepadoras, y eso significa que necesita un sostén para no caerse.

2. Regarla poco. Igual que otras especies tropicales, no requiere mucha agua ya que la acumula en sus raíces y hay que esperar a que la superficie de la tierra de la maceta esté bien seca para volver a regarla.

3. No necesita sol directo. No es esencial tenerla en un espacio exterior, pero va a crecer más cuanto más cerca esté a una fuente de luz clara.

4. No cortarle las raíces externas. Al ser una planta trepadora, las raíces le crecen por fuera. No hay que cortarlas ya que se daña la plata. En cambio, se recomienda enroscarlas al tutor o acomodarlas en el interior de la maceta.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Esta es la suculenta ideal para los balcones: cambia de color y florece en otoño

Esta es la suculenta ideal para los balcones: cambia de color y florece en otoño


por Redacción OHLALÁ!
6 opciones para sumar verde a tu casa

¿Cuáles son las mejores plantas para decorar? 6 opciones para sumar verde a tu casa

tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.