Newsletter
Newsletter
 • Series

Quién fue el gran amor de Cris Miró, la vedette trans icónica del teatro porteño

Si estás viendo la serie Cris Miro (Ella) seguro tenés algunas preguntas sobre la vedette trans icónica del teatro porteño. Ella tuvo un gran amor. Te contamos cómo se conocieron, quién fue y por qué se separaron.


Cris Miró en la serie.

Un momento de la serie Cris Miró (Ella), disponible en Flow. - Créditos: Archivo LN



Cris Miró, la vedette trans icónica del teatro porteño, tuvo un gran amor que marcó su vida: Pablo. Fue un hombre clave en su vida.

El apellido de Pablo no fue revelado en la investigación de Carlos Sanzol para su libro Hembra, vivir y morir en un país de machos (Milena Caserola). Sin embargo, deja claro que él fue parte fundamental de su historia de vida y, también, de su desenlace, temas que se retoman en la serie Cris Miró (Ella), disponible en Flow.

El libro Hembra relata con detalle la historia de amor entre Cris Miró y Pablo. "Pablo era el deseo de Cris Miró, el hombre que la vinculó a Juanito Belmonte", se lee en un tramo del libro. Belmonte fue el representante de Cris.

 

Proveniente de Necochea, Pablo tenía ambiciones de conquistar Buenos Aires y hacerse famoso. Su atractivo físico lo hacía destacar en el mundo de strippers y taxi boys: rubio, alto, masculino y viril. Trabajaba como barman en la disco gay Gaysoline, en Recoleta, donde conoció a Cris.

La relación entre Cris y Pablo se desarrolló rápidamente. Pablo frecuentaba la casa de Cris, quien lo presentaba a su familia como un amigo. Todos intuían que eran pareja.

Hubo un momento clave del vínculo entre ambos: durante una fiesta de Año Nuevo, la familia Virguez, el apellido de Cris Miró, conoció a la madre de Pablo, que había llegado de Necochea para brindar con ellos. La relación empezaba a consolidarse.

 

Esteban, el hermano de Cris, también se llevaba bien con Pablo, unidos por su amor a los deportes y algún que otro partido de fútbol. En 1994, cuando Cris audicionó para Viva la revista en el Maipo, Pablo también lo hizo. Cuenta Sanzol en Hembra, que esa fue una idea de Juanito Belmonte, quien llenó el espectáculo con chicos de la noche que formaban parte de su entorno.

En Hembra se recorren los distintos momentos por los que pasa la relación, con distanciamientos y reconciliaciones. Las razones de la ruptura definitiva entre Cris y Pablo son objeto de especulación, aunque no hay certezas, tal como cuenta Sanzol en su libro.

Cris Miró en la serie.

Cris Miró deslumbraba en la noche porteña. - Créditos: Archivo LN

Pablo Costa, asistente de Cris, revela que Cris siempre estuvo enamorada de Pablo y que la fama fue uno de los factores que los separó. Según Costa, Pablo quería que Cris tuviera el valor de reconocer públicamente su relación, algo que las imposiciones de Belmonte no permitían. El representante de Cris la quería "sin novio".

Jorgelina Belardo, otra amiga, opina que el fin del vínculo se debió a otro tema: según dijo, entrevistada para el libro editado por Milena Caserola, Pablo no pudo soportar el protagonismo que Cris adquiría. 

Cris Miró.

Cris Miró triunfó en el teatro de revista y despertó celos y rivalidades. - Créditos: Archivo LN

 

También deja ver que sospecha que hubo otros desencadenantes que su amiga Cris nunca le reveló.

 

Esta historia de amor refleja los desafíos y las complejidades en la vida de Cris Miró, una figura que dejó una marca indeleble en el teatro y en la cultura argentina.  

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

En medio del furor por Cris Miró, se publicó "Cuerpos para odiar", editado por Mariana Enríquez 

En medio del furor por Cris Miró, se publicó "Cuerpos para odiar", editado por Mariana Enríquez 


por Verónica Dema
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.