Newsletter
Newsletter

Año Nuevo Astrológico: estas son las predicciones para el próximo ciclo astral

Hoy, jueves 21 de marzo, es el Año Nuevo Astrológico. Reiniciando el ciclo y arrancando con la rueda zodiacal desde cero, estas son las predicciones sobre lo que se viene.


Qué significa el Año Nuevo Astrológico y cuáles son las predicciones para el próximo ciclo.

Qué significa el Año Nuevo Astrológico y cuáles son las predicciones para el próximo ciclo. - Créditos: Canva



Con el ingreso del Sol a Aries se inicia una nueva rueda zodiacal y, con ella, un nuevo año astrológico. Este año, este evento se da el 20 de marzo a las 00:06 hs de Argentina.

En lugar de pensarlo como el cierre de un círculo, lo ideal es imaginarlo en forma de espiral: cada ciclo que termina abre el paso a otro, pero no anula lo vivido hasta el momento. “Año nuevo, vida nueva” es una lógica que no aplica en astrología; más bien sería “ciclo renovado, vivencias incorporadas”.

Algo sobre las energías de esta carta de inicio

El año astrológico comienza con la Luna en Leo en trígono al Sol, cerrando una figura muy poderosa con Plutón. Mercurio está conjunto a Quirón y al Nodo Norte en Aries, proponiendo que hablemos de lo que duele y lo expresemos todo. Se trata de una carta con muchísima fuerza de apertura y búsqueda de contactos, hambre de comunicar y de expresarnos. Venus, exaltada en Piscis, está junto a Saturno y lo ayuda a hacer pie en esta energía caótica que le es tan poco afín.

El que está un poco solo y cerrando su ciclo por un signo es Acuario, a punto de salir de Marte y sin contactos mayores con otros planetas. Se trata de ir hacia la suavidad y no hacia la impulsividad. Muchas relaciones pueden encontrar bases sólidas o tener una conversación que redefina sus dinámicas.

¿Cómo viene este año?

  • Los eclipses

El eje que se moviliza es Aries Libra, con el Nodo Norte (algo así como una brújula) en el primer signo y el Sur, en el segundo. 

También vamos a tener un eclipse en septiembre en el eje Piscis Virgo, que va a ser el dúo de signos protagónico el año que viene.

La clave: no perder de vista nuestra capacidad de ponernos en los zapatos del otro, y desde ese lugar reafirmar nuestra voluntad, independencia y expresión personal. Decirle adiós a relaciones caducas, o actualizar las que necesitan nuestra energía y atención para comenzar un nuevo ciclo.

Nos da, también, la oportunidad de plantearnos el tema del servicio a otros, tanto desde lo espiritual como desde lo concreto, y la cuestión del caos versus el orden. Estas van a ser las temáticas de los eclipses de 2025.

  • Los planetas transpersonales

Plutón, planeta de las transformaciones a fondo y el poder, está estrenando energía acuariana: cambios, innovaciones, miradas hacia el futuro, espíritu colectivo y de hermandad universal. Va a seguir en la misma tónica los próximos 20 años, hasta 2044.

Sin embargo, le falta una última revisión, como la que hacemos cuando ya tenemos el auto cargado antes de salir de viaje: vuelve a entrar a la casa y a revisar que todo esté correctamente apagado y desenchufado cuando, entre septiembre y noviembre de este año, regrese al grado 29° de Capricornio. Después de eso, apaga la luz, se sienta en el asiento del conductor y toma la ruta acuariana sin mirar atrás.

Neptuno, el empático e inspirador, está en sus últimos momentos en Piscis, la energía que rige y en la que resuena bien. Va a pasar a Aries en marzo de 2025, donde se queda hasta 2038. Este es, entonces, su año de transición y cierre, porque no solamente cambia de signo sino que inicia un ciclo nuevo. Este planeta está limpiando la casa y armando las cajas antes de su mudanza a otro hábitat muy diferente, donde empezará una nueva vida. Se va a encontrar con recuerdos, miradas al pasado y proyectos llenos de entusiasmo para el futuro.

Urano, el astro rebelde, también está armando paquetes, porque pasa de la energía taurina a la geminiana en julio del año que viene, donde se va a quedar durante 7 años. Pero su transición no es de cierre melancólico como la de Neptuno, porque le falta un encuentro muy importante: con Júpiter, el gigante del cielo que aumenta todo lo que toca.

Si le sumamos la energía acuariana que está experimentando Plutón a esta mega expandida manifestación de Urano, vamos a tener meses súper ágiles, moviditos y bien interesantes.

Esto nos pone a tono con el año que viene, en el que los tres transpersonales van a estar en energías de aire y fuego, osadía y extroversión.

  • Los planetas sociales

Júpiter, el gigante del cielo, ese protector bonachón y algo exagerado, pasa parte del 2024 en Tauro y el resto, a partir de finales de mayo, en Géminis.

Exactamente un año después, Saturno, el maestro severo pero habilitante, termina su tránsito por Piscis. Esto quiere decir que durante este año está en una lógica de cierres parecida a la de Neptuno, pero le podemos sumar otro ingrediente: tiene la misión de dar estructura, reglas, límites, normas y forma, pero se encuentra en una energía que no tiene nada que ver con eso. El aprendizaje es hacer pie entre las olas.

  • Las retrogradaciones: Mercurio, Venus y Marte

El movimiento hacia atrás es aparente y periódico, pero todavía causa mucha curiosidad.

Mercurio va a retrogradar en signos de fuego: del 1 al 25 de abril (en Aries), del 5 al 28 de agosto (saliendo de Virgo y volviendo a Leo), y en Sagitario entre el 26 de noviembre y el 15 de diciembre.

Venus pasará un 2024 con un tránsito directo continuo, sin rerogradaciones.

Marte, por su parte, retrograda una vez, recién en diciembre: a partir del 6, lo hace en Leo.

  • Otras retrogradaciones

También retrogradan Plutón (del 2 de mayo al 12 de octubre), Neptuno (del 2 de julio al 7 de diciembre en Piscis), Urano (del 1 de septiembre y hasta fin de año en Tauro), Saturno (entre el 29 de junio y el 15 de noviembre en Piscis) y Júpiter en Géminis desde el 9 de octubre también hasta la culminación de 2024.

En suma, es un año bisagra, en el que muchas energías de las que hacen cosquillas ya empiezan a despertarse y a potenciarse para un 2025 súper dinámico y abierto a cambios, y todavía quedan viejos resabios del tono introspectivo y algo quedado que tuvo 2023.

Nos preparamos para un proceso largo, de nada menos que veinte años, de profunda transformación de los valores de la Humanidad. Es una cuestión que no se da de un día para el otro y cuanto más receptivas nos encuentre, más posibilidades de descubrimiento y crecimiento nos ofrecerá.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Luna oculta en Saturno: dónde y cuándo se verá este impactante fenómeno

Luna oculta en Saturno: dónde y cuándo se verá este impactante fenómeno


por Sole Venesio
Júpiter llegó a Géminis: así impacta su energía en cada uno de los signos

Júpiter llegó a Géminis: así impacta su energía en cada uno de los signos


por Sol Lisdero
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.