Omnisexual, polisexual, pansexual y otros conceptos que expresan la diversidad

En nuestra comunidad surgen nuevos términos que le ponen nombre a las diversidades sexuales. Forma parte de ampliar el paradigma igualitario. La autodenominación de cada ser humano es un derecho a respetar siempre.


Nuevos conceptos para nombrar la diversidad sexual

Nuevos conceptos para nombrar la diversidad sexual - Créditos: Getty



Omnisexual, polisexual, pansexual, demisexual, grisexual… dentro del paradigma igualitario existen diferentes conceptos que ponen nombre a las diversidades. Nombrar visibiliza, de allí la importancia de conocer y difundir estos términos que surgen en la comunidad. Hay que recordar que la autodenominación de cada ser humano es un derecho a respetar siempre.

Las definiciones de estos términos se construyen con aportes de la sociología, la psicología, la teoría queer, los estudios de género y el activismo LGBTIQ+. Y algo para aclarar: preguntarse ¿qué soy? ¿quiénes me gustan? ¿qué me define? es un camino personal que nos conecta con un grupo que, también, tiene variantes: no hay una única manera de ser, por ejemplo, demisexual o pansexual. Cada quien desarrolla la propia. De eso quizás dependerá que se tome, al vocablo elegido, como una orientación o como una identidad en sí misma, por eso existe una bandera específica para cada grupo.

Nuevos conceptos de las diversidades sexuales

  • Abrosexual: persona que tiene una orientación sexual fluida. A veces, puede sentirse atraída por alguien de su mismo sexo; otras, por personas cuyo sexo es distinto al suyo.

  • Alosexual: persona que siente atracción sexual por otras personas. Un ser humano puede identificarse como allosexual (o alosexual) independientemente de su género y sin importar si se identifica como heterosexual, gay, bisexual u otra orientación.

  • Asexual: persona que no experimenta atracción sexual, pero sí cualquier otro tipo de atracción (espiritual, romántica o estética).

  • Aseflux/aceflux: quien tiene una orientación sexual cuya sexualidad fluctúa en el espectro asexual. Para esclarecer: el espectro asexual es muy amplio y contiene diferentes tipos y variantes. Estos son: quienes experimentan un impulso sexual, pero no sienten atracción; personas que pueden experimentar atracción romántica sin tener impulso sexual; quienes experimentan impulsos sexuales y atracción romántica, pero no sienten ninguna vinculación con la otra persona y quienes no experimentan ninguno de los anteriores.

  • Demisexual: quien experimenta atracción sexual al establecer un vínculo. Es decir, espera a tener un conocimiento y una conexión profunda con la otra persona para concretar relaciones sexuales, para desarrollar su deseo sexual.

  • Grisexual: quien experimenta atracción sexual bajo determinadas circunstancias, en momentos muy concretos. Se encuentra en un área gris entre la asexualidad y un interés sexual más "común".

  • No binarie: persona que asume una identidad de género que se halla por fuera del binarismo de género (varón/mujer), dado que su género autodesignado no se percibe totalmente masculino o femenino.

  • Omnisexual: persona que siente atracción por todos los géneros. Se considera dentro de las orientaciones plurisexuales (atracción sexual por varios géneros)

  • Pansexual: aplica a quien tiene una orientación sexual caracterizada por la atracción sentimental, estética, romántica o sexual independientemente del género o sexo de otras personas.

  • Polisexual: alguien que siente atracción por más de un género, pero no necesariamente por todos ni con la misma intensidad. La polisexualidad y la pansexualidad suelen ser confundidas. La explicación que se da para esclarecer es que la pansexualidad engloba la atracción con independencia del género, mientras que la polisexualidad lo hace hacia un grupo variable determinado.

Como señala el psicoanalista coordinador de grupos LGBTQ+ Alejandro Viedma, el lenguaje, al igual que las sexualidades, va mutando y se va ampliando. “Esos términos cumplen distintas funciones. Por un lado, aclaran para afinar búsquedas y formas de vincularse con otras personas. También ayudan a poder identificarse e integrarse a submundos específicos, se lo vive como haber encontrado el lugar propio, con el plus de la fuerza que conlleva lo grupal”, explica. “Sentirse parte de algo y tener información empoderan”.

Viedma explica que la preferencia afectivosexual, la orientación sexual constituyen sólo un rasgo de nuestra personalidad, pero no es cualquier dato: muchas personas lo consideran central en su identidad. “Al nombrarse, alguien ‘va siendo’, redescubriéndose, redefiniéndose. Por ese motivo, suele estresar y angustiar cuando uno no sabe lo que es, con qué o quién se identifica, y precisa de lo identitario para aliviarse y poner su libido donde pueda, necesite y/o quiera”, expresa.

No son nuevos, pero que conviene tener a mano

  • Bisexual: aquella persona que alterna sus prácticas sexuales y afectivas homosexuales con las heterosexuales.

  • Homosexual/Gay: se refiere a personas atraídas sexualmente por otras de su mismo sexo. El término gay permitió que se desasociaran los vínculos afectivos y eróticos entre varones de los parámetros que patologizaban a la homosexualidad.

  • Intersexual: persona que, al momento de nacer, posee caracteres sexuales/órganos reproductores de ambos sexos (varón y mujer), por lo cual presenta una ambigüedad genital.

  • Lesbiana: mujer que se siente atraída afectiva y/o sexualmente por otras mujeres.

  • LGBTIQ+: sigla que refiere a la comunidad compuesta por personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer. El más pretende incluir a cualquier expresión que pueda quedar afuera de las mencionadas.

  • Queer: vocablo que proviene del inglés y significa “poco usual” o “raro” y, primeramente, fue utilizado como insulto. Se usa para mencionar a las sexualidades que difieren de la heterosexualidad.

  • Transgénero o trans: persona que posee una identidad de género diferente del sexo asignado al nacer. Hay quienes, mediante tratamiento hormonal o intervención quirúrgica, suelen adquirir los caracteres sexuales del sexo opuesto. Otros deciden no hacerlo y encuentran formas propias de expresar su identidad.

Fuentes consultadas:

- Alejandro Viedma, Lic. en Psicología (UBA), psicoanalista, coordinador de grupos LGBTQ+, escritor. En IG: @aleviedmapsi  

- Libro #LESRARES, de Verónica Dema y Alejandro Viedma (Milena Caserola)

Sitio Homosensual

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo nos cuidamos? Aumenta la presión de cánones de belleza en las redes sociales


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.