Factura millones vendiendo carteras artesanales de diseño

Adoratta es una marca de carteras de industria nacional. Su creadora, Gisela Di Paolo, inició con un capital de U$S 2500 y hoy llegó a facturar $75 millones de pesos al año.


La historia de Adoratta.

La historia de Adoratta. - Créditos: Prensa Adoratta



Gisela Di Paolo, una joven de 39 años, creó Adoratta carteras, un proyecto que surgió de su dedicación y esfuerzo emprendedor. Se trata de un sello de carteras artesanales, caracterizadas por el detalle de sus diseños, donde pudo mantener las elaboraciones a mano.

Adoratta no nació de la noche a la mañana. Gisela, diseñadora indumentaria profesional y recibida en la UBA, ya mostraba desde su infancia un interés por la creación y el mundo de la moda. En este camino tuvo mucho que ver la influencia de su abuela, que desde pequeña le enseñó a coser y la acompañaba a realizar los por entonces famosos cursos de corte y confección.

En 2005, luego de varios años de formación académica e impulsada por el espíritu emprendedor de su familia, Gisela dio los primeros pasos en el rubro: empezó a fabricar sus primeras carteras. En medio del auge del diseño independiente, 2008 fue determinante para la vida de la emprendedora: nació Adoratta –adorado, en italiano-. Se trata de carteras puramente artesanales, con diseños exclusivos y fabricados con insumos de la mejor calidad.

En sus comienzos, el emprendimiento creció en las ferias de Palermo Soho, en la ciudad de Buenos Aires, donde se encontraba su puesto de venta. Con el tiempo, las producciones de la marca empezaron a visibilizarse cada vez más y obtuvieron cada vez más reconocimiento de los clientes, que volvían una y otra vez.

Cuando Gisela logró invertir un capital inicial de U$S 2500 pasó con gran esfuerzo de vender 1000 carteras anuales, a más de 50.000. Hoy satisfecha habla de una facturación de 75 millones de pesos el año que terminó.

El éxito de las ventas y las repercusiones de su producción permitieron a Adoratta hacerse de un local propio ubicado en la calle Armenia del barrio de Palermo. El próximo paso es llegar a locales multimarca del interior de nuestro país.

Gisela destaca siempre el reconocimiento de sus clientes, la confianza en lo que ella ofrece. “Ese vínculo con ellos –dice- es lo que le permite crear sin perder de vista esos intereses. ¿Qué es lo que más piden las mujeres argentinas, que son su máxima inspiración? Carteras cómodas, artesanales y que sigan la tendencia de la moda. Para eso trabaja y crece día a día.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

En menos de dos años. Armó un negocio que hoy es un éxito también en Miami


por Laura Gambale

Cómo hicieron. Compraron una marca de bicis para niños y la convirtieron en un éxito


por Nathalie Jarast

Cepo al dólar. Consejos para no marearte ante tanta información


por Luciana Osacar

Pensar fuera de la caja. Empezó a diseñar prendas únicas con telas vintage y hoy su emprendimiento es un éxito


por Jessica Blady

“¿Quién me va a contratar con un bebé recién nacido?”. Es diseñadora gráfica, la despidieron cuando estaba embarazada y se animó a dar un inesperado giro en su vida


por Ángela Márquez

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.