Fin de año: técnicas de Mindfulness para reducir el estrés laboral

A menos de dos meses de terminar el año, muchas compañías apuestan a nuevas prácticas para acompañar a sus talentos. Algunas fomentan el Mindfulness, que ofrece herramientas valiosas para reducir el estrés.


Algunos minutos de meditación mejoran la calidad de vida.

Algunos minutos de meditación mejoran la calidad de vida. - Créditos: Getty



No es fácil llegar enteros al final del año. En Argentina es un poco más difícil que en otros países: sólo 4 de cada 10 trabajadores dicen estar satisfechos con su contexto actual, lo que influye en forma negativa en su relación con el trabajo; el 27% afirma que no puede relajarse después de la jornada laboral.

Por eso, cada vez son más las empresas que apuestan por una técnica de mindfulness que invita a mejorar la calidad de vida en el lugar de trabajo, aumentar la motivación y capacidad de liderazgo, generando ambientes laborales más saludables.

Federico Martínez, director de MFL Mindfulness Argentina, nos cuenta que Mindfulness es el arte de mantener atención plena, lo que nos conduce al momento presente, manteniendo curiosidad de lo que va aconteciendo en nuestro ser”. Agrega que estudios clínicos muestran que las personas que meditan tienen un descenso en los niveles de cortisol en sangre, que es la hormona relacionada al estrés. Además, hay un mayor reconocimiento a las propias emociones, lo cual nos permite responder equilibradamente.

¿Qué podemos hacer en el trabajo para comenzar a estar en atención plena al momento presente? Martínez nos comparte algunas técnicas:

  • Realizar una pausa activa. Por ejemplo, prepararnos una infusión y, al tomarla, saborearla en atención plena. Tomarnos cinco minutos para ingerirla y no realizar nada más que regalarnos ese tiempo para tomar la infusión. ¿Qué siento? ¿A qué me hace acordar este sabor?

  • Programar el reloj con cinco minutos de antelación. Así, antes de ingresar a una reunión estaremos cinco minutos adelantados. En esos minutos, centrar la atención en la respiración. Solo enfocarnos en los ciclos de inhalación y exhalación. Esto nos permitirá entrar a la reunión enfocados y centrados en el objetivo.

Señala que estos son algunos ejemplos de la práctica informal, ejercicios que no nos llevan más de cinco minutos y nos ayudan a reducir el estrés laboral. “Si queremos comenzar a cambiar nuestra actitud debemos de sumergirnos en la práctica formal y el entrenamiento, para eso recomiendo el Mindfulness”, agrega.

Bienestar con meditación

  • Al despertar: esta es una práctica formal, la llamamos “Las 40 respiraciones”. Cuando despiertan, siéntense en la cama o en una silla, en una postura cómoda pero no tan cómoda que puedan dormirse. Mantengan la espalda erguida y las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo. Comiencen a respirar de forma consciente. Cuenten mentalmente cada ciclo de ventilación. Inhalo… exhalo… uno… inhalo… exhalo… dos… Seguramente les sucederá que no llegan a contar las 40 respiraciones, sino que se pierden antes. Si esto sucede no se preocupen, solo céntrense en su respiración y continúen respirando, llevando el aire a nuestro abdomen sin esforzarse respetando el ritmo respiratorio. Al pasar los días de realizar esta práctica, podrán prescindir de contar las respiraciones y tendrán esos cinco minutos matutinos de calma y encuentro con ustedes mismos.

  • Cuando desayunamos, almorzamos, merendamos y cenamos tomarse un momento deteniéndonos a conectar con el alimento, observando y percibiendo su aroma, textura y gusto.

Las mujeres, doble estrés

La mayoría de mujeres suele tener una carga mental doble, ya que no solo tiene obligaciones laborales, sino también de la casa, la familia, el colegio de los chicos, las fiestas y así. A fin de año todo parece colisionar y llegan al final del día agotadas y con el piloto automático activado.

¿Cómo puede desactivar este automatismo? Una buena manera es, cuando tengan que tomar una decisión o dar una respuesta, detenerse unos segundos y poner en práctica la respiración en cuatro ciclos: inhalando, llevando el aire al abdomen, reteniendo dos segundos y expirando lentamente.

Este simple ejercicio, de realizar una respiración consciente, nos ancla al presente y nos permite ser más conscientes de lo que vamos a responder o decidir.

“Es muy importante dejar claro que estas técnicas son complementarias y no sustituye ningún tratamiento psicológico ni farmacológico”, suma el experto.

Según sostiene, el Mindfulness comienza a despertar un sinfín de sensaciones nuevas. Pero requiere de entrenamiento y, sobre todo, disciplina. “Si llevamos este estilo de vida desde que nos levantamos, mediante la atención en realizar movimientos lentos, al lavarnos la cara, los dientes, poniendo cremas, dejando atrás ese automatismo, alcanzamos una mayor calidad que nos trasporta a la gratitud y gozo en cada actividad que realicemos, incluso la laboral”.

“El desafío es dejar atrás el automatismo y comenzar a darle sentido Mindfulness a nuestras actividades; con atención, amor, gratitud, sin juzgar el resultado”, concluye el experto.

SEGUIR LEYENDO

Mundial Qatar. ¿Cómo es el sistema de tutela masculina?


por Stefania Dommarco

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.