Newsletter
Newsletter

Congelar óvulos: cuánto sale hacerlo en Argentina

Te contamos cuánto cuesta hoy hacer el tratamiento que a la actriz le hubiera gustado que le recomendaran varios años atrás.


ovario-rodeado-espermatozoides.jpg - Créditos: Getty



“Ojalá alguien me hubiera dicho que congelara mis óvulos”, dijo Jennifer Aniston en una entrevista que le hicieron en noviembre del año pasado, en la que reveló que durante años intentó lograr un embarazo y convertirse en madre, sin éxito.

“La decisión de querer ser madre es personalísima y varía en una misma persona según su edad, su desarrollo personal e incluso sus experiencias de vida”, explica Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico. Y agrega que “lo que no cambia, lamentablemente, es ese mal llamado reloj biológico”. El tiempo es crucial en la capacidad reproductiva: a medida que pasan los años la calidad de los óvulos se va alterando y deja de ser la misma. Y la cantidad también. “La edad más fértil es entre los 20 y los 30 años. A los 35 años, la capacidad reproductiva femenina comienza a declinar bastante”, explica Pía Zgrablich, directora médica de Gestar.

 

 

Por eso criopreservar óvulos es una forma de preservar la fertilidad para posponer la maternidad: al momento de descongelarlos, los óvulos tendrán la capacidad reproductiva del momento en que fueron congelados.

Y, si bien no es una garantía de embarazo, sí es una oportunidad. Los especialistas destacan que lo ideal es que toda mujer tenga óvulos vitrificados para que al llegar a los 50 años, por ejemplo, si deseó y tuvo hijos, o si no los tuvo porque no lo deseó, pueda descartar sus óvulos o donarlos a otra mujer que los esté necesitando para intentar tener un hijo. De modo que la criopreservación es una forma de prevención para no tener que recurrir a una ovodonación el día de mañana.

¿Cómo es este proceso?

“El primer paso es realizar una consulta en la que se le brinda a la mujer la información que necesita y se pide una serie de estudios”, explica Fernando Neuspiller, presidente de WeFIV.

El objetivo principal de los estudios (que están cubiertos por las empresas de medicina prepaga y las obras sociales) es evaluar el estado de la reserva ovárica; porque si bien se sabe que es mejor cuanto más joven sea la mujer, cada caso es particular y hay mujeres que tienen menos reserva ovárica que el promedio para su edad.

Una ecografía transvaginal al inicio del ciclo (en la que se evalúa el tamaño de los ovarios y la cantidad de microfolículos) y un análisis de sangre (en el que se evalúa el nivel de las hormonas específicas de la fertilidad) permiten saber en qué estado se encuentra la reserva ovárica: si está como corresponde según la edad o si se está perdiendo a un ritmo acelerado.

Si los resultados de los estudios indican que está todo en orden, entonces se decide con la paciente cuándo comenzar con la estimulación de la ovulación. Aquí el médico determinará el esquema y la dosis de medicación a utilizar de acuerdo a la edad, los niveles hormonales y la cantidad de microfolículos presentes en los ovarios.

Los especialistas explican que una mujer con alta reserva ovárica tendrá que recibir dosis bajas para evitar que crezcan muchísimos folículos; y en cambio una mujer con baja reserva ovárica tendrá que recibir una dosis un poco más alta.

 

La estimulación ovárica dura aproximadamente diez días, en los que la mujer se aplica la medicación y los profesionales controlan el desarrollo de los folículos por medio de ecografías.

Al finalizar este proceso se aplica una última medicación para que los óvulos que se encuentran dentro de los folículos que se hicieron crecer se despeguen de la pared del folículo, queden flotando en líquido folicular y maduren.

La mujer debe concurrir a la clínica en ayunas, 36 horas después de haber recibido esa última medicación, para realizar la punción: un procedimiento ambulatorio en el que con una pequeña aguja y por vía transvaginal, mientras la mujer está sedada y se va haciendo un control ecográfico, se punzan los ovarios para aspirar el líquido de los folículos que se habían hecho crecer.

La vitrificación consiste en extraer óvulos cuando la mujer es joven como para tener en abundancia y calidad, congelarlos, mantenerlos el tiempo que sea necesario, y usarlos cuando desee un embarazo.

La vitrificación consiste en extraer óvulos cuando la mujer es joven como para tener en abundancia y calidad, congelarlos, mantenerlos el tiempo que sea necesario, y usarlos cuando desee un embarazo. - Créditos: Getty

Un rato después, la mujer se puede retirar de la clínica para ir a descansar a su casa y retomar la actividad al día siguiente. Mientras que en el quirófano, el médico le entrega el líquido folicular al embriólogo, para que separe los óvulos maduros de los inmaduros y vitrifique (a través de un proceso de congelación ultra-rápido) los primeros.

¿Cuánto tiempo pueden permanecer vitrificados los óvulos? Los óvulos criopreservados están a -196 °C, una temperatura en la que la actividad molecular está prácticamente detenida. Por eso pueden permanecer así durante mucho tiempo. Desde Halitus destacan que el récord Guinness mundial es de 14 años, logrado por ellos.

¿Cuánto cuesta congelar óvulos en Argentina?

  • En Halitus, el tratamiento cuesta 1800 dólares (calculado a tipo de cambio vendedor regido por el Banco de la Nación Argentina), que serían entre $360.000 y $400.000. La medicación cuesta entre $300.000 y $400.000, según el caso particular de cada mujer. Y el mantenimiento de los óvulos criopreservados demanda un canon anual de 200 dólares (alrededor de $40.000), que si se adhiere al débito automático se puede pagar en forma mensual.

  • En WeFIV, en tanto, el tratamiento cuesta $460.000 e incluye el mantenimiento de óvulos por un año, mientras que la medicación cuesta alrededor de $280.000 (aunque aclararon que puede variar porque cada caso es particular).

  • Mientras que en Gestar el tratamiento cuesta 1800 dólares (calculado según el tipo de cambio oficial) e incluye un año de vitrificación. Y la medicación varía de acuerdo al tratamiento que reciba cada mujer, entre $250.000 y $400.000.

Por otro lado, es muy importante resaltar que esta técnica sirve para las mujeres que están sanas y quieren posponer la maternidad, pero también para quienes van a hacer un tratamiento médico que pueda afectar la capacidad reproductiva, como los oncológicos.

En estos casos, los costos de todo el procedimiento están cubiertos por las empresas de medicina prepaga y las obras sociales.

 

 

Centros de reproducción asistida consultados:

https://halitus.com/

https://wefiv.com/

https://grupogestar.com.ar/

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Jennifer Aniston marca tendencia con el bob definitivo: así luce el corte ideal

Jennifer Aniston marca tendencia con el bob definitivo: así luce el corte ideal


por Cristian Phoyú
Actrices icónicas de Hollywood hablaron de la importancia de saber decir "no"

Actrices icónicas de Hollywood hablaron de la importancia de saber decir "no"


por Ro Solavaggione
El método 15-15-15, el secreto del cuerpo de Jennifer Aniston

El método 15-15-15, el secreto del cuerpo de Jennifer Aniston

Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.