Newsletter
Newsletter

Viajar en avión con personas con autismo: una mamá cuenta la experiencia con su hijo

Ludmila Gurchenco contó cómo fue el primer viaje en avión con su hijo Pedro. Brindó consejos a tener en cuenta para que la previa y el viaje en sí sean un momento de disfrute.


Viajar en avión con un niño con autismo

Viajar en avión con un niño con autismo - Créditos: Getty



Viajar en avión es una situación que suele generar estrés en la mayoría de las personas. Pero es particularmente estresante para quienes tienen un trastorno del espectro autista.

Tener que hacer fila para hacer el check in, realizar los chequeos en migraciones, la espera en sala de embarque, la sobrecarga de estímulos sensoriales… Todo se vuelve un desafío que puede generar mucha ansiedad en quienes tienen autismo y deben viajar, o en sus acompañantes.

Ludmila Gurchenco publicó un hilo en Twitter contando cómo fue el primer viaje en avión con su hijo Pedro, algo que le generaba un miedo paralizante. Sin embargo, recibió la asistencia necesaria y logró viajar sin sobresaltos.

La mujer, locutora de radio, brinda consejos muy útiles para quienes tienen que viajar con personas con autismo.

Consejos a tener en cuenta

  • El primer dato que comparte es económico: para quienes cuenten con un certificado único de discapacidad (CUD) y vayan en auto el estacionamiento de larga estadía es sin cargo, si cuentan con el símbolo internacional de acceso. No es un dato menor, teniendo en cuenta que el estacionamiento puede llegar a costar $ 40.000.

  • En segundo lugar, Ludmila cuenta que existe un programa de acompañamiento a pasajeros que requieren asistencia, implementado por Aeropuertos Argentina 2000 y la Fundación Brincar.

    Para hacer uso del servicio, hay que avisar a Aeropuertos Argentina 2000 unos días antes del viaje, indicando que hay un pasajero que necesita asistencia, junto con la fecha y la hora del vuelo. Inmediatamente la citaron para ese mismo día en el stand naranja del sector Arribos.

  • Cuando llegó, una persona los acompañó y asistió en todos los pasos previos a la subida al avión: check in, zona de control, trámites migratorios y sala de preembarque. Este acompañamiento tiene el objetivo de garantizar que se cumpla la prioridad y el trámite sea lo más rápido posible.

    Pero además, su hijo recibió un kit con un pin distintivo, pictogramas para ir completando el paso a paso del proceso y una pelotita anti estrés para usar durante todo el tiempo.

  • La mujer destacó la atención y cordialidad de la tripulación de LATAM, la aerolínea por la que le tocó viajar. Y contó que a pesar de que uno de los vuelos se canceló por malas condiciones climáticas, desde la empresa hicieron todo para reducir la escala y que su hijo no tuviera que esperar tanto.

    A la vuelta la gente de Aeropuertos Argentina 2000 los estaba esperando en la puerta del avión. Una muestra más de que la inclusión, además de necesaria, es posible.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

"Me diagnosticaron autismo de adulta (y así me cambió la vida)"

"Me diagnosticaron autismo de adulta (y así me cambió la vida)"


por Luciana Garabello
Es bailarina, venció el cáncer y volvió a bailar gracias a una pierna robótica

Es bailarina, venció el cáncer y volvió a bailar gracias a una pierna robótica


por Laura Gambale
Autismo: estos son los signos más frecuentes para reconocerlo durante las infancias

Autismo: estos son los signos más frecuentes para reconocerlo durante las infancias


por Laura Gambale
"Me diagnosticaron de adulta"

#HablemosdeAutismo: "Me diagnosticaron de adulta"


por Fernanda Iturriaga
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.