Newsletter
Newsletter

8 claves de coaching laboral: los mejores consejos para aplicar en nuestro trabajo

8 claves de coaching laboral: los mejores consejos para aplicar en nuestro trabajo y tener un 2024 de puro crecimiento.


8 claves de coaching laboral para este 2024.

8 claves de coaching laboral para este 2024. - Créditos: Getty



Siempre es una buena excusa o disparador comenzar a pensarse, activar o proponerse cierto ordenamiento y afirmarse en algunas intenciones en el ámbito profesional. 

Por eso, visualizando los próximos meses de trabajo de este 2024, convocamos a Sabrina Landesman, coach laboral, para reflexionar acerca de los desafíos y las herramientas que necesitaremos para enfrentarlos y sacar a florecer todo nuestro potencial.

8 claves de coaching laboral

  1. 1

    Tener un plan abordable

    Las primeras preguntas que podés hacerte son: ¿cómo me preparo para encarar mi año laboral?, ¿cómo me propongo un ordenamiento dentro de mi profesión u ocupación? “Definir metas u objetivos sin grandilocuencia, esto significa hacerlo en términos realistas, específicos y tangibles”, nos aconseja Sabrina Landesman. Con esas metas y objetivos, bien mundanos y singulares, comenzaremos a delinear el marco que le queremos dar a nuestro año laboral. 

  2. 2

    Capacitarte en algo nuevo

    Es súper importante poder identificar aspectos de desarrollo de habilidades, por ejemplo, en qué nos queremos formar o profundizar, y desde ahí definir capacitaciones, formaciones, webinars y todas las cuestiones más relacionadas a los saberes y capacidades.

    Además, es deseable que también analicemos las diversas herramientas a desarrollar en función de los desafíos que se nos vayan planteando. “Recuerden también proponerse pequeños y profundos espacios de detenimiento para, por ejemplo, identificar y celebrar los logros que vayan alcanzando”, nos propone Sabri Landesman.

  3. 3

    Evaluar cómo son mis vínculos

    “Pensando en nuestro ecosistema laboral, está bueno que reflexionemos sobre qué relaciones queremos sostener, cuidar, reformular y/o dejar”, dice nuestra experta. Porque la dimensión de lo vincular es clave en lo que hace al mundo del trabajo, ya que se trata de un espacio donde pasamos gran parte de nuestra vida. Además, es importante hacerlo en todos los niveles: con colaboradores, con pares y con referentes. 

    Por otro lado, si sos una líder formal, con personas a cargo, está buenísimo que habilites espacios de conversación y nunca supongas que ya están dados. Muchas veces circula esta idea porque nos pasamos el día conversando con o entre empleados, sin embargo, otra cosa muy distinta es darle a ese intercambio carácter y lugar. También estaría bueno que los propios colaboradores o compañeros los propusieran: con la intención de revisar proyectos, ideas o trabajos y para compartir algo de lo que les ocurre en lo cotidiano. Esto es clave porque sabemos que el solo hecho de ponerlo en palabras baja los niveles de ansiedad e incertidumbre o la sensación de soledad. A veces esto no se da naturalmente y es importante proponerlo y, así, fomentar el sentido de comunidad. 

    La influencia del líder es determinante en las organizaciones en general (porque puede potenciar o bloquear). También hay otro aspecto del liderazgo, que es el de cada una de nosotras en su situación, en su lugar, en su tarea, en lo que propone, y eso va más allá del jefe o la jefa que nos toca. De todas maneras, los tiempos cambiaron y a las nuevas generaciones ya no se les juega la autoridad del jefe y por eso avanzan, imprimen estilo y confrontan de manera no conflictiva.

  4. 4

    Convertir el happy hour en happy day

    Crear conexión con tu equipo es fundamental. “Esas reuniones de equipo o espacios de feedback tenemos que ponerlas en contexto, o sea, pensar cuál es el sentido y el propósito de eso”, nos recuerda Sabri. 

    La idea es que sean ambas partes las que trabajan, quién va y quién convoca, para que se transforme en un encuentro entre partes y la asimetría se diluya. Está bueno pensar en la idea de “pretarea” (cómo llegás y qué llevás a ese espacio) con el objetivo de que sean instancias que generen confianza y para que los que participan le encuentren sentido a hablar y transmitir. Que vayan con ganas y deseo es uno de los ejes y aspectos más claves. 

    El líder es el que marca la agenda, y no como una cuestión unidireccional, sino como el que instala la necesidad de fomentar y preservar los vínculos y los espacios de valor. Entonces, que sea algo continuo y sostenido en el tiempo, aunque el líder no esté, depende de que las personas encuentren algo interesante en él. Porque lo que tiene valor es el espacio, no la autoridad convocante. 

    Lo que nos convoca en el ecosistema laboral es la tarea. Podés hacer tu tarea de manera neta y sentir una sensación de despojo o de cierta pereza, o podés hacerlo, en el mismo tiempo, más estimulada y que ese transitar sea más convocante para todos. La cuenta es la misma, solo hay que ver qué hacés en esas horas en que estás. “Me gusta pensar que el happy hour es durante el día, no después de hora: la realidad se cocina en lo cotidiano y ahí es justamente donde hay mucho por pensar”, dice Sabrina. 

  5. 5

    Encontrar tu deseo

    ¿Cómo nos conectamos con el deseo –el propio y el de quienes trabajan con nosotras– en un contexto incierto y de desesperanza?, nos desafía nuestra coach laboral. Teniendo en cuenta siempre, como líderes, hasta dónde podemos llegar frente a la voluntad del otro. Es fundamental conectarse, saber y entender qué le pasa al otro, qué lo mueve, qué lo estimula. Ir a lo singular, a lo pequeño, a lo tangible. Salir de la actitud de líder omnipotente. Qué le sucede a esa persona que está atravesada por el desgano, o un sinsentido, en un mundo en llamas. Volver a las bases: las conversaciones (de feedback, en las conversaciones uno a uno). Es ahí donde un buen líder se conecta y ve por dónde le está pasando. Evaluar, a efectos de la tarea, dónde puede dar su mejor aporte de valor, dónde es buena esa persona. 

    Lograr una congruencia entre nuestros valores y lo que hacemos, conectarnos desde lo subjetivo: la gratitud, la mirada, analizar errores y pequeños logros también. Todo eso tiene un impacto enorme. La idea es promover(nos) la reflexión individual acerca de lo que hacemos, teniendo en cuenta nuestras expectativas, diálogos internos y autoexigencias. 

  6. 6

    Administrar la demanda

    “No siempre es posible hacer, dar y resolver todo. Hay que dar espacios”, nos propone la coach. Además, es con el vacío que se arman y se mueven las cosas. Solo hay juego, circulación de deseo, tarea y posibilidad cuando hay vacío. Por eso no hay que tener todo bajo control ni responder a todas las demandas todo el tiempo. Esto pensándolo desde el líder y también hacia arriba, no solo desde la autoridad formal, sino desde los propios equipos. 

  7. 7

    Entrenar la plasticidad

    “Como argentinas, somos expertas en adaptabilidad y plasticidad. Hoy en día, necesitamos estar blandas para adaptarnos, liderar y entender que hay diversas perspectivas”, afirma Sabrina. Revisar las maneras de hacer las cosas es un componente clave para la gestión.

    En un mundo fluctuante, impredecible e incierto, la rigidez ya no aplica. Tal vez hace 20 años la rectitud nos daba anclaje, ya no. Ser blanda es ser plástica, es saber leer contextos, entender dónde estamos, es estar entrenadas para poder dar respuestas a lo que acontece. 

  8. 8

    Tener el cuerpo presente

    “Poder sacar del centro de nuestra cotidianidad la mente y las emociones y darle entidad al cuerpo”, sugiere la coach. Así, entonces, la actividad física colabora para que encarnemos esa plasticidad que mencionábamos y poder fluir en un mundo cambiante.

    Como una analogía: darle más bola a tu cuerpo para que se convierta en un instrumento para aterrizar en el momento presente y poder liderar. Un cuerpo presente, entrenado, vivo, colaborará con eso. Lo mismo una dieta o un hábito saludable. Atenderlo y cuidarlo nos va a ayudar en nuestros objetivos. 

Experta consultada: Sabrina Landesman. Consultora organizacional y coach internacional. Máster en Psicología Empresarial y Organizacional. sabrinalandesman.com.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿Celos extremos? Síntomas para detectarlos y claves para abordarlos

¿Celos extremos? Síntomas para detectarlos y claves para abordarlos


por Verónica Dema
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.