Newsletter
Newsletter
 • Sexo

Los 8 mitos sexuales más comunes y por qué hay que derribarlos

La sexóloga clínica y educativa Analía Lilian Pereyra describe los 8 mitos sexuales más comunes y brinda información para derribarlos. 


Los 8 mitos sexuales más comunes que hay que derribar para una vida más plena.

Los 8 mitos sexuales más comunes que hay que derribar para una vida más plena. - Créditos: Getty



Hablar de sexualidad suele ser vergonzoso para la mayoría y la falta de información certera, precisa y científica -tal como establece la Ley de Educación Sexual Integral (ESI)- hace que las personas ignoren aspectos de sus propias sexualidades y que consideren algunos mitos como verdades absolutas.

Los 8 mitos sexuales más comunes

  • MITO 1: Tengo que durar 20 minutos en penetración, para que la relación sea satisfactoria. La realidad es que la penetración no es el centro de todo, a veces dura 5 minutos y se disfruta. No depende del tiempo, sino de la calidad de ese encuentro.

  • MITO 2: El placer de la mujer depende de la erección del pene. El conocimiento del cuerpo sexuado y del placer de las mujeres evidencia que el clítoris -órgano de placer de las mujeres- es estimulado con el roce, frotándolo desde el glande que asoma en la vulva. Por ello puede ser estimulado con un pene sin erección.

  • MITO 3: El hombre es quien debe hacer que la mujer tenga orgasmos. El placer de cada persona es único y depende solo de esa persona, nadie tiene el ‘deber’ de darle orgasmos a otro. Cada quien puede lograrlo. Lo fundamental es conocerse y poder llevar esa información al encuentro con otro para poder disfrutar juntos.

  • MITO 4: Si estás en pareja, no hay que masturbarse. La autoestimulación nos ayuda a conocernos y disfrutar en el momento que se desee sin depender de otra persona y, por su parte, un encuentro con otro conlleva toda una disponibilidad a estar, sentir y dar y recibir. Tener los espacios de disfrute en solitario siempre es positivo para la sexualidad más allá de estar en una relación.

  • MITO 5: Hay que tener sexo todos los días. No hay una métrica que nos indique cuántas veces en la semana, lo que importa es que realmente tengas ganas cuando lo hagas, porque si lo hacés para satisfacer a otro sumás frustraciones que luego hacen tengas que menos ganas cada vez.

  • MITO 6: Si estás en pareja, tenés que tener relaciones muy seguido. La verdad es que cuando estás en pareja lo que importa es coincidir, darse el momento para encontrarse sexualmente. No siempre se está en la misma sintonía y es muy común no tener ganas al mismo tiempo. Por eso, es deseable dialogar con la pareja, escucharse en las diferencias de deseos y poder fomentar los momentos de intimidad para dar luz verde a un comienzo.

  • MITO 7: Mirar porno está mal. Podés consumir contenido erótico cuando lo desees, siempre que eso no implique que dejás de hacer otras cosas para mirar porno. Por otro lado, existe un riesgo de considerar que eso que se ve es lo que hay que hacer en el encuentro sexual y la realidad es que no. Sólo es ficción y, en las relaciones cotidianas entre las personas, nada de lo que ahí se muestre como placentero suele serlo.

  • MITO 8: Hay que ‘acabar’ al mismo tiempo. En las películas suele mostrarse que las personas tienen un encuentro sexual muy fogoso y rápido, pasan de besos a sacarse la ropa y ocurre la penetración con final de orgasmo sincrónico. ¡Esto no sucede casi nunca! La mayoría de las personas tienen orgasmos cada una en su tiempo: las sincronías suelen ser esporádicas.

Los imprescindibles a la hora del sexo

  • Más experiencias satisfactorias hacen que tengas más ganas.

  • Mientras más relajada estés, más ganas de tener encuentros sexuales.

  • A veces, no habrá orgasmos y tampoco está mal.

  • Si no hay penetración, también es una relación sexual.

  • Si te conocés, más posibilidades de disfrute tenés.

  • Hay que decir lo que te gusta y no hacer aquello que no te gusta.

  • Si no hay lubricación, usá elementos para este fin, que no haya dolor.

  • El estrés, la confianza y tu imagen corporal son fundamentales para el bienestar sexual. No hay que compararse con nadie, hay que saber que las experiencias sexuales serán diferentes en cada momento de nuestras vidas. Y recordá que lo fundamental es cómo te sentís con ‘lo sexual’: desterrá los mitos y ponele el foco a tus propias maneras de disfrutar.

Por Analía Lilian Pereyra, gentileza para OHLALÁ! Analía es sexóloga clínica y educativa. IG: @licenciadaanaliapereyra

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Por qué es clave usar preservativo durante el sexo oral?

¿Por qué es clave usar preservativo durante el sexo oral?


por Verónica Dema
Tickling: la nueva tendencia sexual

Tickling: la nueva tendencia sexual


por Ángela Márquez
Día del Orgullo LGBTIQ+: ¿de qué sentís orgullo?

Día del Orgullo LGBTIQ+: ¿de qué sentís orgullo?


por Verónica Dema
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.