Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Antes del amor




Publicado por Silvio
Silvia y yo, como ya contamos, nos conocemos hace muchos años y, aun sin ser muy amigos, siempre tuvimos buena onda . Tenía ganas de hacer una especie de "previously on..." para los que recién se suman al blog y que me sirve para contestar el pedido de contar más en detalle nuestros inicios.
Desde las primeras veces que nos vimos (en algún cumpleaños y casi siempre compartiendo una conversación grupal), nos encontramos compartiendo opinión, interesándonos por el otro y haciéndonos reír, pero (al menos hablo por mí) sin especial química sexual por los primeros años.
Creo que las primeras veces que tuvimos pseudo-diálogos privados fue por chat, en el viejo y querido MSN. No recuerdo realmente quién agregó a quién, aunque asumo que debo haber sido yo (siempre fui un "agregador" compulsivo) y realmente no era con intenciones de conquista, o al menos mi inconsciente no se lo había comunicado a mi "consciente".
Nuestras primeras cibercharlas ya tenían algún dejo de coqueteo, inocente y poco particular, del tipo que seguramente Silvia mantenía con otros Silvios y yo con otras Silvias simultáneamente.
En el interín, recuerdo haber leído y disfrutado una nota escrita por Silvia, y haberle mandado un SMS de felicitación que podría haber sido interpretado como "flirt".
En un momento, ella se mudó con una amiga de ambos y eso potenció nuestros encuentros, los hizo más seguidos y más intensos, más profundos. Yo sentía que ella me coqueteaba un poco, desde reírse mucho de mis chistes y festejarlos, hasta invitarme a lugares (invitar pero con la metodología de no invitar específicamente, tipo "ah, voy a ir a ver esa película que te conté esta semana, podríamos ir juntos"), como ya comenté , y ofrecerme favores inesperados (como averiguarme, compilarme y pasarme info con detalles para ir a Macchu Picchu porque yo mencioné que quería ir).
Y a partir de ahí todo se fue desenvolviendo de una manera exponencial, Silvia me siguió invitando a cosas a las que yo rechacé más por no poder que por no querer, y sentí que le debía una cita. Y sin pensarlo mucho, la llamé y la invité a salir. El resto, ya fue contado (o parcialmente al menos).
Me vino bien recordar estos momentos justo hoy, que me avisaron que por trabajo me mandarán a Inglaterra por dos semanas dentro de una. Silvia dice que ya me extraña y yo sé que la extrañaré eventualmente, pero creo que será un lindo experimento de relación a la distancia.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.